La Xun­ta com­pen­sa­rá a los do­cen­tes que pi­dan un tras­la­do a Ga­li­cia des­de otra co­mu­ni­dad

Los fun­cio­na­rios de otras autonomías con­cur­san sin que de en­tra­da com­pu­ten sus años de in­te­ri­ni­dad

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - T. MONTERO, D. SAM­PE­DRO

Tal y co­mo ha­bía ade­lan­ta­do la Ad­mi­nis­tra­ción edu­ca­ti­va en la me­sa sec­to­rial de la se­ma­na pa­sa­da, ayer se pu­bli­có la re­so­lu­ción pro­vi­sio­nal del con­cur­so de tras­la­dos pa­ra los pro­fe­sio­na­les de se­cun­da­ria, mien­tras que la de maes­tros se aguar­da pa­ra me­dia­dos de mes. El pro­ce­so, sin em­bar­go, no es­tá ni mu­cho me­nos ce­rra­do. ¿El pro­ble­ma? Que el con­cur­so es de ám­bi­to na­cio­nal, que el ba­re­mo de Ga­li­cia es di­fe­ren­te y que fi­nal­men­te no se ha ar­ti­cu­la­do nin­gu­na me­di­da co­rrec­to­ra por par­te del Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción, lo que obli­ga a los fun­cio­na­rios que es­tán en otras co­mu­ni­da­des y que pi­den des­tino en Ga­li­cia a re­cla­mar pri­me­ro an­te la Ad­mi­nis­tra­ción de su co­mu­ni­dad au­tó­no­ma y, de no ser aten­di­da su pe­ti­ción, a re­cla­mar an­te la Xun­ta, que, se­gún di­jo en la me­sa sec­to­rial, aten­de­rá di­chas re­cla­ma­cio­nes. Así que es pro­ba­ble que al­gún do­cen­te que ha­ya ob­te­ni­do un des­tino se que­de sin él por­que al­guien de otra co­mu­ni­dad ten­ga, al fi­nal, más pun­tua­ción.

El Tri­bu­nal Su­pe­rior de Xus­ti­za de Ga­li­cia (TSXG) obli­ga a pun­tuar los ser­vi­cios pres­ta­dos co­mo in­te­ri­no, al­go que no se ha­ce en otras co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas. Y son las co­mu­ni­da­des de sa­li­da las que cal­cu­lan los ba­re­mos. Así que un do­cen­te que ha­ya con­cur­sa­do, por ejem­plo, des­de As­tu­rias y que pi­da pla­za en Ga­li­cia no ten­drá esa pun­tua­ción. Se ve­rá obli­ga­do pri­me­ro a re­cla­mar an­te la Ad­mi­nis­tra­ción as­tu­ria­na pa­ra ob­te­ner­la. Si As­tu­rias no atien­de esa re­cla­ma­ción, de­be­rá di­ri­gir­se a Ga­li­cia. Que, se­gún ex­pli­can los sin­di­ca­tos, sí aten­de­rá esa pe­ti­ción y otor­ga­rá la pun­tua­ción. ¿Qué pa­sa en­ton­ces? «Po­de ter pre­xuí­zos e con­se­cuen­cias», aler­ta An­xo Lou­zao, por­ta­voz de CIG En­sino, que se que­ja de que ha­bía po­si­bi­li­dad de que la Ad­mi­nis­tra­ción edu­ca­ti­va na­cio­nal apli­ca­se des­de el pri­mer mo­men­to el ba­re­mo ga­lle­go a aque­llos que pe­dían pla­za en Ga­li­cia, «cues­tión que non fai». Y eso «non te­ría nin­gun­ha con­se­cuen­cia», mien­tras que el sis­te­ma de do­ble re­cla­ma­ción que fi­nal­men­te se uti­li­za­rá sí po­dría te­ner­las.

¿Cuál pue­de ser esa con­se­cuen­cia a la que se re­fie­ren los sin­di­ca­tos? Que se pue­de dar el ca­so de que se le qui­te la pla­za a al­guien que ya la te­nía. Por­que de re­pen­te pue­de ha­ber dos do­cen­tes pa­ra el mis­mo des­tino. «Ao que non es­ta­mos dis­pos­tos é a un efec­to do­mi­nó», di­ce Julio Díaz, de ANPE, que cree sin em­bar­go que los ca­sos no se­rán muy nu­me­ro­sos.

ED CAROSÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.