La Jus­ti­cia de la UE res­pal­da de­ne­gar vi­sa­dos hu­ma­ni­ta­rios a los re­fu­gia­dos

Fa­lla que con­ce­der ese be­ne­fi­cio pon­dría en pe­li­gro el ac­tual sis­te­ma de asi­lo

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - CRIS­TI­NA POR­TEI­RO

Pun­to y se­gui­do en la es­tra­te­gia eu­ro­pea pa­ra fre­nar la llegada de re­fu­gia­dos. El Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la UE dic­ta­mi­nó ayer que nin­gún Es­ta­do miem­bro tie­ne la obli­ga­ción de emi­tir un vi­sa­do hu­ma­ni­ta­rio a quie­nes lo so­li­ci­ten pa­ra po­der en­trar en su te­rri­to­rio. Aun ha­bien­do cons­ta­ta­do que la vi­da esa per­so­na po­dría co­rrer pe­li­gro. «Per­mi­tir a los na­cio­na­les de ter­ce­ros paí­ses pre­sen­tar so­li­ci­tu­des de vi­sa­do con la fi­na­li­dad de ob­te­ner pro­tec­ción in­ter­na­cio­nal en el Es­ta­do miem­bro a su elec­ción iría en con­tra de la es­truc­tu­ra ge­ne­ral del sis­te­ma es­ta­ble­ci­do por la UE pa­ra de­ter­mi­nar cuál es el Es­ta­do res­pon­sa­ble del exa­men de su so­li­ci­tud», ex­pli­ca el al­to tri­bu­nal. La sen­ten­cia su­po­ne un enor­me re­vés pa­ra or­ga­ni­za­cio­nes hu­ma­ni­ta­rias y pa­ra las per­so­nas que hu­yen de con­flic­tos. Se­gún la Jus­ti­cia eu­ro­pea, no se po­drá for­zar a las em­ba­ja­das de paí­ses eu­ro­peos a ex­pe­dir vi­sa­dos a quie­nes ten­gan in­ten­ción de ac­ce­der a un te­rri­to­rio a su elec­ción pa­ra pe­dir asi­lo.

La de­ci­sión se ha to­ma­do des­pués de es­tu­diar el ca­so de una fa­mi­lia siria de or­to­do­xos cristianos que el pa­sa­do 12 de oc­tu­bre so­li­ci­tó en la embajada bel­ga de Bei­rut (Lí­bano) la ex­pe­di­ción de un vi­sa­do te­rri­to­rial li­mi­ta­do con el que en­trar a Bél­gi­ca. Ese do­cu­men­to so­lo per­mi­te alar­gar la es­tan­cia 90 días. En vis­ta de que la fa­mi­lia te­nía la in­ten­ción de pe­dir asi­lo, la ofi­ci­na bel­ga de ex­tran­je­ría le de­ne­gó la pe­ti­ción ar­gu­men­tan­do que no se po­día con­ver­tir una embajada en un cen­tro pa­ra ca­na­li­zar so­li­ci­tu­des de asi­lo pues po­dría sen­tar un pre­ce­den­te peligroso y ge­ne­rar un alu­vión de pe­ti­cio­nes.

A pe­sar de que la fa­mi­lia in­vo­có la Car­ta de De­re­chos Fun­da­men­ta­les de la UE y el con­ve­nio eu­ro­peo pa­ra la pro­tec­ción de los de­re­chos hu­ma­nos, que obli­gan a los paí­ses a pro­te­ger a las per­so­nas cu­ya se­gu­ri­dad es­tá en pe­li­gro, los jue­ces eu­ro­peos con­si­de­ran que el vi­sa­do te­rri­to­rial li­mi­ta­do no es­tá su­je­to a ese acer­vo le­gal y por tan­to no se le pue­den apli­car sus dis­po­si­cio­nes.

Una vic­to­ria pa­ra los 13 paí­ses que apo­ya­ron al se­cre­ta­rio de asi­lo bel­ga, Theo Franc­ken, en su em­pe­ño por de­ne­gar la en­tra­da a la fa­mi­lia siria. «¡Sí, ga­na­mos!», ce­le­bró en sus re­des so­cia­les co­mo si de una com­pe­ti­ción se tra­ta­se. «La con­ce­sión si­gue sien­do una com­pe­ten­cia na­cio­nal. Afor­tu­na­da­men­te pre­va­le­ció el sen­ti­do co­mún», zan­jó.

El se­gun­do ja­rro de agua fría

pa­ra quie­nes tra­tan de al­can­zar Eu­ro­pa y de­jar atrás sus paí­ses en con­flic­to lle­gó de Hun­gría. El Par­la­men­to ma­giar acor­dó ayer dar luz ver­de a la de­ten­ción au­to­má­ti­ca de quie­nes cru­cen sus fron­te­ras de for­ma ile­gal. A los migrantes se les lle­va­rá has­ta «zo­nas de trán­si­to» en las fron­te­ras con Ser­bia y Croa­cia, ma­le­co­nes pla­ga­dos de con­te­ne­do­res don­de se les re­ten­drá has­ta de­ci­dir cuál es su suer­te. «Las mi­gra­cio­nes son el ca­ba­llo de Tro­ya del te­rro­ris­mo», es­pe­tó ayer el pri­mer mi­nis­tro hún­ga­ro, Vik­tor Or­bán. El ul­tra­na­cio­na­lis­ta or­de­nó ele­var re­cien­te­men­te una se­gun­da va­lla pa­ra blin­dar el te­rri­to­rio y se nie­ga per­ma­nen­te­men­te a aca­tar el acuer­do eu­ro­peo pa­ra el re­par­to de re­fu­gia­dos por cuo­tas. «Es­tá vio­lan­do las obligaciones del país se­gún lo que es­ti­pu­lan las le­yes in­ter­na­cio­na­les y eu­ro­peas», de­nun­ció Acnur una vez más.

PHI­LIP­PE HUGUEN AFP

Un gru­po de in­mi­gran­tes in­ten­tan co­lar­se den­tro de un ca­mión en el nor­te de Fran­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.