Si­mu­la ser su so­brino de Es­ta­dos Uni­dos y es­ta­fa dos mil eu­ros a una an­cia­na de Poio

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - L. PE­NI­DE

La Guar­dia Ci­vil ha abier­to una in­ves­ti­ga­ción pa­ra es­cla­re­cer un ti­mo te­le­fó­ni­co que su­frió una ve­ci­na de Poio de 90 años. Fue el pa­sa­do 1 de marzo cuan­do la afec­ta­da re­ci­bió la lla­ma­da. Al otro la­do de la lí­nea te­le­fó­ni­ca, una voz se hi­zo pa­sar por su so­brino de los Es­ta­dos Uni­dos, quien le co­mu­ni­có su in­ten­ción de vi­si­tar­la, pe­ro que te­nía que ha­cer fren­te a una mul­ta de dos mil eu­ros que le pu­sie­ron en el ae­ro­puer­to de Ba­ra­jas.

Con­ven­ci­da, la de­nun­cian­te ac­ce­dió a que su in­ter­lo­cu­tor re­qui­rie­se el ser­vi­cio de un ta­xi que se per­so­nó en su do­mi­ci­lio pa­ra re­co­ger el so­bre con el di­ne­ro. El chó­fer ase­gu­ró a La Voz que pe­có de in­cau­to, ya que ac­ce­dió a rea­li­zar dos trans­fe­ren­cias por im­por­te glo­bal de 1.700 eu­ros con­ven­ci­do de que el di­ne­ro era pa­ra ope­rar a un ni­ño.

La Guar­dia Ci­vil no las tie­ne to­das con­si­go e in­for­mó que con­si­de­ra que exis­ten in­di­cios de que el ta­xis­ta ter­mi­nó sien­do cons­cien­te de que se es­ta­ba pro­du­cien­do un ti­mo, por lo que se pro­ce­dió a su in­ves­ti­ga­ción. En su con­tra jue­ga el he­cho de que el ti­ma­dor le hu­bie­se pa­ga­do 250 eu­ros por la ca­rre­ra y los ser­vi­cios. El ta­xis­ta, por el con­tra­rio, sos­tie­ne que no fue cons­cien­te de que se es­ta­ba pro­du­cien­do una es­ta­fa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.