El ex­res­pon­sa­ble del Pa­lau ad­mi­te que la ins­ti­tu­ción abo­nó in­clu­so las bo­das de sus hi­jas

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España -

Fé­lix Mi­llet, an­ti­guo pa­tri­cio de la bur­gue­sía ca­ta­la­na, se pre­sen­tó en el jui­cio co­mo un hom­bre mayor, de sa­lud de­li­ca­da y con pro­ble­mas de au­di­ción. Sen­ta­do en una si­lla de rue­das y en oca­sio­nes con res­pi­ra­ción for­za­da, re­co­no­ció que se lu­cró a cos­ta del Pa­lau, aun­que no ad­mi­tió ni de le­jos los 30 mi­llo­nes que le impu­ta el fis­cal. Asu­mió que las bo­das de sus dos hi­jas se pa­ga­ron con fondos del Pa­lau y que lo hi­zo pa­ra dar­le «pu­bli­ci­dad» al tem­plo mo­der­nis­ta co­mo sa­lón de ban­que­tes.

Tam­bién acep­tó que hi­zo obras en sus ca­sas de lu­jo con car­go al Pa­lau, ade­más de via­jes, y que se asig­nó un suel­do de 800.000 eu­ros y de 200.000 pa­ra Mon­tull por­que con­si­de­ra­ba que se lo ha­bía ga­na­do al evi­tar la quie­bra de la ins­ti­tu­ción cul­tu­ral. «Co­bra­ba de mu­chos si­tios», di­jo, a lo que el fis­cal re­pli­có: «Me es­toy dan­do cuen­ta». Eso sí, re­co­no­ció que se equi­vo­có con el des­fal­co: «Fue un error bru­tal. Me sien­to cul­pa­ble. Me equi­vo­qué, lo la­men­to».

Gem­ma Mon­tull, en­tre lá­gri­mas, tam­bién se vino aba­jo. «Yo no me he que­da­do ni un eu­ro», ase­gu­ró. La ex di­rec­to­ra ge­ne­ral de la ins­ti­tu­ción e hi­ja del nú­me­ro dos del Pa­lau re­co­no­ció los pa­gos de Fe­rro­vial a cam­bio de la ad­ju­di­ca­ción de obras pú­bli­cas, pe­ro ase­gu­ró que ella se li­mi­tó a ha­cer lo que le man­da­ban. En­tre lá­gri­mas, se de­fen­dió con el ar­gu­men­to de que su au­to­no­mía era nu­la. «Mi­llet era el je­fe su­pre­mo, más que su­pre­mo», has­ta el pun­to de que «na­die cues­tio­na­ba lo que que­ría y de­cía», de­cla­ró Mon­tull. La jus­ti­fi­ca­ción pa­ra esa obe­dien­cia cie­ga era que Mi­llet era «una per­so­na ho­no­ra­ble» que era aten­di­da «por to­do el mun­do y to­das las per­so­na­li­da­des». En cual­quier ca­so, Gem­ma Mon­tull in­sis­tió en que ella no se que­dó «ni un so­lo eu­ro», y que el «80 %» de to­do el di­ne­ro que se des­via­ba del Pa­lau iba a pa­rar a las ma­nos de Mi­llet, pre­si­den­te de la ins­ti­tu­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.