El pre­si­den­te tra­ta de fre­nar el motín re­pu­bli­cano con­tra la con­tra­rre­for­ma sa­ni­ta­ria que sus­ti­tui­rá al Oba­ma­ca­re

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional -

Por si Do­nald Trump no tu­vie­se ya su­fi­cien­tes fren­tes abier­tos, el Con­gre­so se ha con­ver­ti­do en su nuevo cam­po de ba­ta­lla. Allí, el motín re­pu­bli­cano con­tra la nue­va ley de sa­lud que sus­ti­tui­rá a la re­for­ma de Oba­ma, el Oba­ma­ca­re, po­ne en aprie­tos el cum­pli­mien­to de una de sus pro­me­sas elec­to­ra­les. Las ór­de­nes han si­do cla­ras y los es­fuer­zos de la Ca­sa Blan­ca es­tán cen­tra­dos en fre­nar la re­be­lión que en­fren­ta al nú­cleo du­ro del par­ti­do con las fac­cio­nes más mo­de­ra­das.

«Es­to no es lo que es­pe­rá­ba­mos. Es una opor­tu­ni­dad per­di­da y un pa­so en la di­rec­ción equi­vo­ca­da», de­cla­ró de­cep­cio­na­do el se­na­dor Mi­ke Lee. Co­mo él, de­ce­nas de con­gre­sis­tas ul­tra­con­ser­va­do­res se po­si­cio­na­ron en el Ca­pi­to­lio pa­ra de­nun­ciar el nuevo pro­yec­to de ley. «¿Cuál es la me­jor ma­ne­ra de su­pe­rar es­te ba­che? Vo­tar una derogación to­tal», pro­pu­so Rand Paul. «No pue­de ha­ber una re­for­ma a cos­ta de los más vul­ne­ra­bles y en­fer­mos», re­cla­man los mo­de­ra­dos.

En me­dio del pul­so, el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, Paul Ryan, lla­mó a la uni­dad mien­tras uno de los su­yos lan­zó un avi­so a na­ve­gan­tes. «El pre­si­den­te pres­ta enor­me aten­ción a lo que se di­ga y se ha­ga», ad­vir­tió el con­gre­sis­ta Pa­trick T. McHenry, tras re­unir­se con Trump.

A la pre­sión re­pu­bli­ca­na se su­mó la de­mó­cra­ta con el arran­que del de­ba­te le­gis­la­ti­vo de los dos tex­tos que com­po­nen la pro­pues­ta res­pal­da­da por la Ca­sa Blan­ca. Así, en dos co­mi­tés dis­tin­tos de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes y a pe­sar de su mi­no­ría, la opo­si­ción da­rá la ba­ta­lla en­tor­pe­cien­do y re­tra­san­do el pro­ce­so to­do lo po­si­ble, a tra­vés de cien­tos de en­mien­das que ya han si­do pre­sen­ta­das. Si quie­ren que la pro­pues­ta sea apro­ba­da, los re­pu­bli­ca­nos so­lo se pue­den dar el lu­jo de per­der 21 vo­tos en la Cá­ma­ra ba­ja y dos en el Se­na­do, es­to por su­pues­to ba­jo la pre­sun­ción de que nin­gún de­mó­cra­ta apo­ye la derogación del Oba­ma­ca­re.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.