Las re­des so­cia­les ar­den, pe­ro las pla­zas si­guen se­mi­va­cías

Tan­to el pa­ro co­mo el res­to de ac­ti­vi­da­des con­vo­ca­das en es­pa­cios pú­bli­cos con­ta­ron con una dis­cre­ta par­ti­ci­pa­ción

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - CAR­MEN GARCÍA DE BUR­GOS

Las re­des so­cia­les ar­dían desde pri­me­ra ho­ra de la ma­ña­na con men­sa­jes reivin­di­ca­ti­vos. Al­gu­nos fe­li­ci­ta­ban a las mu­je­res tra­ba­ja­do­ras que co­no­cen o tie­nen cer­ca; otros re­cha­za­ban los pa­ra­bie­nes y se cen­tra­ban en cri­ti­car el ca­mino por re­co­rrer; y los más re­cla­ma­ban, no so­lo un día, sino de­re­chos. Sin em­bar­go, a me­dio­día en la pra­za da Pe­re­gri­na se con­gre­ga­ban ape­nas unas de­ce­nas de per­so­nas. Ca­si to­das, mu­je­res. Mu­chas lle­va­ban ca­re­tas exi­gien­do el fin de los ase­si­na­tos ma­chis­tas, o por­ta­ban car­te­les mo­ra­dos reivin­di­can­do igual­dad de de­re­chos. El san­tua­rio ha­cía de fon­do y atraía la cu­rio­si­dad de gen­te, a quie­nes cos­ta­ba to­mar la de­ci­sión de unir­se.

Ape­nas a unos me­tros de allí, en el edi­fi­cio sin­di­cal, el tra­sie­go de no­ta­ba de­jar ya una plan­ta más aba­jo de don­de tie­ne la se­de UGT. La or­ga­ni­za­ción aca­ba­ba de ce­le­brar su pro­pio ho­me­na­je a una lu­cha­do­ra des­ta­ca­da, y pre­pa­ra­ba a to­da pri­sa el cam­bio de es­ce­na­rio pa­ra dar pa­so al ape­ri­ti­vo. Va­rias per­so­nas se afa­na­ban por co­lo­car el man­tel ro­jo de pa­pel en una lar­ga me­sa en la que co­lo­car a con­ti­nua­ción las vian­das.

Pa­sa­ba me­dia ho­ra de las do­ce y pa­ra en­ton­ces ya ha­bían con­clui­do los ac­tos que se ce­le­bra­ron en la Fa­cul­ta­de de Cien­cias So­ciais, el Pa­zo Pro­vin­cial, el Tea­tro Prin­ci­pal y el pa­ro in­ter­na­cio­nal que las pon­te­ve­dre­sas ha­bían se­cun­da­do de la for­ma y en el lu­gar en el que ha­bían si­do ca­pa­ces. En el Com­ple­xo Hos­pi­ta­la­rio de Pon­te­ve­dra, por ejem­plo, lo hi­zo una vein­te­na de tra­ba­ja­do­ras; es de­cir, el 0,78 % del cua­dro de per­so­nal de los cen­tros que lo con­for­man.

No era una cues­tión de can­ti­dad, sino de va­rie­dad. La pro­gra­ma­ción, ex­cep­tuan­do ci­tas co­mo la con­fe­ren­cia de la cien­tí­fi­ca Joa­na Ma­gal­haes y el es­treno de la obra Non é país pa­ra co­nas en el Tea­tro Prin­ci­pal —que reunie­ron a 200 per­so­nas— , se cen­tra­ba en con­cen­tra­cio­nes y en­tre­gas de pre­mios. Lo hi­zo UGT con Ro­sa Gago No­ya, y lo hi­zo el Gru­po Qui­rón­sa­lud con Ele­na Ma­se­ras —la pri­me­ra es­pa­ño­la que lo­gró ma­tri­cu­lar­se en la fa­cul­tad de Me­di­ci­na— y Ma­rie Cu­rie.

Es­co­la­res y cuen­tos

El co­le­gio de Bar­ce­los pu­so la no­ta de co­lor, y de ima­gi­na­ción, en­tre los pe­que­ños con sen­das se­sio­nes de cuen­ta­cuen­tos. Ra­quel Qui­zás se en­car­gó de con­cien­ciar a los alum­nos de In­fan­til de la im­por­tan­cia de la igual­dad de gé­ne­ro, mien­tras Po­lo Co­rreo do Ven­to hi­zo lo pro­pio con par­te de los de Pri­ma­ria. Tam­bién de­di­ca­do a los es­co­la­res fue el Ga­na­pán —que pres­ta siem­pre es­pe­cial aten­ción a ofi­cios tra­di­cio­nal­men­te fe­me­ni­nos del mar y la tie­rra— de es­ta ma­ña­na, que re­ci­bió en el Mer­ca­do de Abas­tos a los alum­nos del CEIP Mar­tín Có­dax de Vi­go.

Mien­tras, los res­pon­sa­bles mu­ni­ci­pa­les apro­ve­cha­ban pa­ra con­me­mo­rar la jor­na­da con una ce­le­bra­ción con­jun­ta del Con­se­llo das Mu­lle­res y el Con­se­llo da Mu­ller No­va por pri­me­ra vez, «un­ha ex­pe­rien­cia fru­tí­fe­ra e moi po­si­ti­va», se­gún el Con­ce­llo.

Las pro­pues­tas son mu­chas, y su pú­bli­co tam­bién. Es so­lo cues­tión de pa­rar­se un mo­men­to, apa­gar el or­de­na­dor y ele­gir una.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.