Ca­da año mue­ren de­ce­nas de ani­ma­les en Ga­li­cia con ve­neno traí­do de Por­tu­gal

La Xun­ta quie­re po­ner co­to al uso de es­tric­ni­na en los mon­tes, prohi­bi­da ha­ce años

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Sociedad - JUAN CAPEÁNS

La Con­se­lle­ría de Me­dio Am­bien­te va a cor­tar por lo sano con el ve­neno en los mon­tes. Ni el plan pa­ra pro­te­ger las es­pe­cies en pe­li­gro de ex­tin­ción, co­mo el oso par­do o el lo­bo, ni el pro­pio Có­di­go Pe­nal, que ti­pi­fi­ca co­mo de­li­to el em­pleo no au­to­ri­za­do de ve­ne­nos en el me­dio na­tu­ral, es­ta­ban im­pi­dien­do una ele­va­da mor­ta­li­dad en­tre la fau­na pro­te­gi­da e in­clu­so en­tre los ani­ma­les sil­ves­tres y do­més­ti­cos que es­tán pre­sen­tes en oca­sio­nes en el me­dio na­tu­ral.

La Xun­ta apro­bó en la reunión se­ma­nal del Go­bierno la pues­ta en mar­cha de un plan pa­ra erra­di­car la uti­li­za­ción de ce­bos con sus­tan­cias tóxicas con el fin de fre­nar los en­ve­ne­na­mien­tos, que se­gún el Se­pro­na han afec­ta­do en dis­tin­tos gra­do a 475 ani­ma­les en los últimos años, con re­sul­ta­do de muer­te en 155 ca­sos. La ma­yo­ría de ellos eran pe­rros que tu­vie­ron con­tac­to con la es­tric­ni­na, un pro­duc­to al­ta­men­te tó­xi­co que es­tá prohi­bi­do y que his­tó­ri­ca­men­te se uti­li­za­ba pa­ra aca­bar con pá­ja­ros, roe­do­res y lo­bos que pu­sie­ran en pe­li­gro los pas­tos o la ga­na­de­ría. Hay la sos­pe­cha de que el usa­do en los mon­tes ga­lle­gos pro­ce­de de Por­tu­gal.

La Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca ape­la a la co­la­bo­ra­ción de las fuer­zas de se­gu­ri­dad —Po­li­cía Au­to­nó­mi­ca y Se­pro­na—, de los con­ce­llos y sus po­li­cías, y de

la Fis­ca­lía de Me­dio Am­bien­te, por­que el uso de es­te pro­duc­to o cual­quier otro ve­neno se­rá con­si­de­ra­do una in­frac­ción ad­mi­nis­tra­ti­va, por lo que, una vez iden­ti­fi­ca­do el au­tor de los he­chos de­lic­ti­vos, se po­drá in­coar un ex­pe­dien­te san­cio­na­dor. Se­gún sea la gra­ve­dad del epi­so­dio, se po­drán apli­car me­di­das cau­te­la­res pa­ra re­cu­pe­rar la fau­na, y siem­pre se re­cla­ma­rá la co­ber­tu­ra de es­tos cos­tes.

Aná­li­sis de ca­dá­ve­res

La Xun­ta tam­bién quie­re pro­fun­di­zar en la in­ves­ti­ga­ción. In­ci­di­rá más en la re­co­gi­da y aná­li­sis de ce­bos y, de exis­tir in­to­xi­ca­ción

mor­tal, de los ca­dá­ve­res de los ani­ma­les, re­mi­tien­do las mues­tras co­rres­pon­dien­tes pa­ra su es­tu­dio to­xi­co­ló­gi­co. Ade­más, las fuer­zas de se­gu­ri­dad pre­ten­den po­ner en mar­cha de in­me­dia­to la bús­que­da de pun­tos de al­ma­ce­na­mien­to pa­ra pre­cin­tar­los.

Es­tas me­di­das coer­ci­ti­vas ven­drán apa­re­ja­das con una cam­pa­ña

de sen­si­bi­li­za­ción en­tre los co­lec­ti­vos que desa­rro­llan su ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca y de ocio en el me­dio ru­ral, pa­ra que ten­gan cuen­ta que es­tos usos son aho­ra «ile­gais», co­mo re­cor­dó el pre­si­den­te de la Xun­ta al tér­mino del Con­se­llo.

Núñez Fei­joo ase­gu­ró que con es­ta es­tra­te­gia se de­fi­nen cuá­les son los ve­ne­nos que no se pue­den uti­li­zar y las es­pe­cies ani­ma­les que se de­ben de pro­te­ger, «que ago­ra son to­das». La Ad­mi­nis­tra­ción ad­mi­te que el uso de es­tos pro­duc­tos es­ta­ba di­fi­cul­tan­do la con­ser­va­ción de es­pe­cies ame­na­za­das y la bio­di­ver­si­dad.

ANA GARCIA

Los ca­za­do­res son unos de los más afec­ta­dos por la co­lo­ca­ción de ce­bos con ve­neno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.