Com­pe­ten­cia san­cio­na a las eléc­tri­cas por dar de al­ta a clien­tes sin su per­mi­so

Mul­ta con 155.000 eu­ros por pri­me­ra vez a las gran­des del sec­tor por es­ta prác­ti­ca

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Economía -

No son mul­tas mi­llo­na­rias. Ni mu­cho me­nos. Pe­ro la Co­mi­sión Nacional de los Mer­ca­dos y la Com­pe­ten­cia (CNMC) ha echa­do sal so­bre una he­ri­da que las or­ga­ni­za­cio­nes de con­su­mi­do­res lle­van tiem­po tra­tan­do de su­tu­rar. El re­gu­la­dor anun­ció ayer que san­cio­na­ba con unos mo­des­tos 155.000 eu­ros a las tres gran­des eléc­tri­cas, más Vies­go. Di­ne­ro que es cal­de­ri­lla pa­ra las com­pa­ñías, pe­ro no lo es el ra­pa­pol­vo que les ha caí­do en­ci­ma. Por­que el organismo las san­cio­na por dar de al­ta a sie­te clien­tes que no die­ron su con­sen­ti­mien­to y que se en­con­tra­ron de re­pen­te con que su co­mer­cia­li­za­do­ra de elec­tri­ci­dad o de gas era otra.

Las em­pre­sas que in­cu­rrie­ron en es­ta prác­ti­ca fue­ron En­de­sa, Iber­dro­la, Gas Na­tu­ral Fe­no­sa (GNF) y Vies­go. La mul­ta más ele­va­da la de­be­rá pa­gar la pri­me­ra, con 100.000 eu­ros, por­que fue­ron en­ga­ña­dos cua­tro clien­tes. Iber­dro­la, 30.000; Vies­go, 15.000; y GNF, 10.000. En la mayor par­te de los ca­sos, los su­pues­tos con­tra­tos fue­ron efec­tua­dos por co­mer­cia­les en­via­dos por una ter­ce­ra em­pre­sa con­tra­ta­da por las eléc­tri­cas pa­ra ha­cer pro­mo­cio­nes. Sin em­bar­go, Com­pe­ten­cia les re­cuer­da a las com­pa­ñías que son ellas las que de­ben ase­gu­rar­se de que el nue­vo clien­te es­tá bien iden­ti­fi­ca­do y que ha da­do su con­sen­ti­mien­to por­que son las que fir­man el con­tra­to, jun­to con el nue­vo abo­na­do.

El re­gu­la­dor ac­tuó al re­ci­bir las de­nun­cias de los sie­te con­su­mi­do­res, bien di­rec­ta­men­te, bien a tra­vés de ofi­ci­nas mu­ni­ci­pa­les. En es­te ca­so, con­si­de­ra que las in­frac­cio­nes co­me­ti­das por las eléc­tri­cas son le­ves, de ahí el ba­jo im­por­te de las san­cio­nes, por­que en la ma­yo­ría de los ca­sos rec­ti­fi­ca­ron con pres­te­za.

La nor­ma­ti­va re­co­no­ce el de­re­cho de los con­su­mi­do­res a ele­gir co­mer­cia­li­za­dor li­bre­men­te y la obli­ga­ción de las em­pre­sas de cum­plir unos re­qui­si­tos de con­tra­ta­ción que in­clu­yen la acep­ta­ción ex­pre­sa por par­te del abo­na­do. En es­tos ca­sos san­cio­na­dos, la CNMC cons­ta­tó que no se cum­plió ese úl­ti­mo re­qui­si­to.

El re­gu­la­dor lle­va tiem­po lan­zan­do ad­ver­ten­cias a las eléc­tri­cas acer­ca del mo­dus ope­ran­di de sus co­mer­cia­les —o de las em­pre­sas que tra­ba­jan pa­ra ellas— y en el 2015 lan­zó una es­pe­cie de có­di­go de bue­nas prác­ti­cas. En­tre otras, re­co­men­da­ba di­rec­ta­men­te a las so­cie­da­des que evi­ta­sen cap­tar nue­vos clien­tes me­dian­te vi­si­tas a do­mi­ci­lio y con­tra­ta­ción te­le­fó­ni­ca, es­pe­cial­men­te si se tra­ta­ba de per­so­nas ma­yo­res. Tam­bién ins­ta­ba a ofre­cer in­for­ma­ción cla­ra al con­su­mi­dor y a es­te, a que le­ye­se bien el con­tra­to an­tes de fir­mar­lo y, so­bre to­do, a no fa­ci­li­tar al co­mer­cial da­tos de sus fac­tu­ras de su­mi­nis­tro o ban­ca­rios, sal­vo que es­tu­vie­se se­gu­ro de efec­tuar el cam­bio de su­mi­nis­tra­dor.

En la ma­yo­ría de los ca­sos san­cio­na­dos, los clien­tes re­ci­bie­ron vi­si­tas de co­mer­cia­les o lla­ma­das te­le­fó­ni­cas pre­vias. En al­gu­nos ni si­quie­ra eso y se en­con­tra­ron con con­tra­tos nue­vos.

Galp fue la pri­me­ra

Es­tas no son las pri­me­ras mul­tas de Com­pe­ten­cia por al­tas de clien­tes sin su con­sen­ti­mien­to. El año pa­sa­do san­cio­nó con 400.000 eu­ros a la por­tu­gue­sa Galp por en­ga­ñar a ca­si 40 usua­rios. No so­lo los cam­bió sin su per­mi­so, sino que, pa­ra más inri, ha­bi­li­tó un te­lé­fono de ta­ri­fi­ca­ción adi­cio­nal pa­ra aten­der las que­jas.

ILUS­TRA­CIÓN PI­LAR CANICOBA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.