Beau­vue lle­na de esperanza al Cel­ta

El arie­te ca­ri­be­ño mar­có el gol del triun­fo an­te el Krasnodar en el 87 en un due­lo de más a me­nos

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - X. R. CASTRO VI­GO / LA VOZ

Un aca­dé­mi­co ca­be­za­zo de Air Beau­vue, en su se­gun­da apa­ri­ción des­pués de diez me­ses de le­sión, man­tie­ne muy vi­va la lla­ma de la ilu­sión ce­les­te en Eu­ro­pa. El to­que pre­ci­so pa­ra que el con­jun­to vi­gués afron­te den­tro de seis días la vuel­ta en Krasnodar con una li­ge­ra ven­ta­ja. Fue el me­jor desen­la­ce a un par­ti­do que se tor­ció cuan­do me­jor pin­ta­ba. Des­pués de que el Cel­ta re- co­gie­ra los fru­tos de un ci­clón de fút­bol du­ran­te una ho­ra con una fal­ta bo­ta­da por Wass. Pe­ro a fa­vor de obra, le­jos de asen­tar­se, a los vi­gue­ses les en­tró un vér­ti­go que a pun­to es­tu­vo de ti­rar por tie­rra la eli­mi­na­to­ria de oc­ta­vos de la Eu­ro­pa Lea­gue. Los ru­sos em­pa­ta­ron con la ley del mí­ni­mo es­fuer­zo y de­ja­ron to­ca­do a un ri­val que su­po le­van­tar­se pa­ra que el arie­te ca­ri­be­ño mar­ca­se un tan­to que pue­de ser un te­so­ro en la tie­rra de los co­sa­cos.

Al pri­mer tiem­po del Cel­ta úni­ca­men­te le fal­tó el gol. Por­que la tro­pa de Be­riz­zo, con Fon­tás co­mo prin­ci­pal no­ve­dad, tu­vo el con­trol del par­ti­do, ga­nó to­das las dispu­tas y re­ba­ñó to­dos los ba­lo­nes di­vi­di­dos con una co­lo­ca­ción per­fec­ta, ace­le­ró el jue­go en tres cuar­tos co­mo le gus­ta a Be­riz­zo y dis­fru­tó de me­dia do­ce­na de opor­tu­ni­da­des muy cla­ras fa­bri­ca­das des­de el jue­go de ban­da. Con Pio­ne Sis­to ac­tuan­do en mo­do pu­ñal por la iz­quier­da y con As­pas y Wass al­ter­nan­do en la de­re­cha en un día en el que el To­to cam­bió de fo­lio su li­bre­ta tác­ti­ca pa­ra ju­gar un 4-2-3-1 y en don­de el moa­ñés ejer­cía más de me­dia pun­ta.

Pe­ro se­me­jan­te to­rren­te de jue­go no tu­vo tras­cen­den­cia en el mar­ca­dor. Gui­det­ti tu­vo tres. Dos de ca­be­za que le cha­fó el por­te­ro ru­so y una ter­ce­ra con el pie que sa­lió fue­ra por un pal­mo. Wass avi­só con una fal­ta-obús (aun­que muy cen­tra­da), Ia­go As­pas pu­so a prue­ba a Krits­yuk des­de fue­ra del área y Pio­ne se atre­vió con un ca­rre­rón que no en­con­tró por­te­ría. Un mo­nó­lo­go que re­du­jo a la na­da la pro­duc­ción ofen­si­va de un Krasnodar que co­men­zó va­lien­te, in­ten­so y fe­liz de ir al cuer­po a cuer­po y que en­se­gui­da tu­vo que mon­tar su gua­ri­da en el ba­lón del área pro­pia.

El gol de Wass

Se­me­jan­te des­plie­gue co­men­zó a ren­ta­bi­li­zar­se na­da más vol­ver del ves­tua­rio con una fal­ta de Wass des­de le­jos que pe­gó en el pa­lo y en­tró en la por­te­ría del Krasnodar. Pa­re­cía que lo más di­fí­cil es­ta­ba he­cho, pe­ro al Cel­ta le en­tró un ata­que de in­ge­nui­dad su­per­la­ti­vo. Per­mi­tió que el par­ti­do se con­vir­tie­ra en un co­rre­ca­lles y en vez de or­ga­ni­zar­se con el vien­to a fa­vor, des­co­sió to­das sus cos­tu­ras. Un che­que al por­ta­dor pa­ra que los ru­sos cam­bia­ran el cur­so del par­ti­do con lo mí­ni­mo. Dos con­tras y en la se­gun­da Claes­son mar­có tras un do­ble ca­ño. Pri­me­ro a Ca­bral y des­pués a Ser­gio Ál­va­rez.

El em­pa­te fue un ma­za­zo de di­men­sio­nes con­si­de­ra­bles pa­ra el Cel­ta, que per­dió la brú­ju­la del par­ti­do. In­ca­paz de le­van­tar­se, el Krasnodar olió san­gre y subió la lí­nea de pre­sión. Sin em­bar­go, los ce­les­tes tu­vie­ron la pau­sa y la pa­cien­cia ne­ce­sa­rias pa­ra rear­mar­se. Pri­me­ro adue­ñán­do­se del cen­tro del cam­po y des­pués mo­vien­do el ba­lón, con me­nos velocidad y con me­nos ideas, pe­ro re­cu­pe­ran­do el pul­so del par­ti­do. Una apues­ta que en­con­tró pre­mio en uno de los cam­bios. En es­ta oca­sión no fue Jo­za­bed quien le dio otro ai­re al ata­que, sino que Beau­vue, en su se­gun­do par­ti­do des­de la le­sión, y ju­gan­do co­mo nue­ve, co­nec­tó un ca­be­za­zo ga­na­dor tras un me­di­do cen­tro de Hu­go Ma­llo, que vol­vió a mul­ti­pli­car­se en la ban­da de­re­cha.

El gol, un res­pi­ro y un so­plo de con­fian­za pa­ra la vuel­ta, lle­gó des­pués de que Fon­tás re­sul­ta­ba pro­vi­den­cial en una con­tra del ri­val. El me­jor aval pa­ra en­ca­rar el par­ti­do de Krasnodar. Asu­mien­do la di­fi­cul­tad, pe­ro car­ga­dos de esperanza.

Los vi­gue­ses die­ron un re­ci­tal has­ta que se pu­sie­ron por de­lan­te en el mar­ca­dor

XOÁN CARLOS GIL

Clau­dio Beau­vue se abra­za a An­dreu Fon­tás. Los dos han pa­sa­do un au­tén­ti­co cal­va­rio con las le­sio­nes y ayer fue­ron im­por­tan­tes en el triun­fo de Eu­ro­pa Lea­gue.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.