Reha­bi­li­ta­cio­nes que dan oxí­geno a un cas­co his­tó­ri­co to­da­vía dé­bil

Un lo­cal hos­te­le­ro, una ca­sa con huer­ta o un cen­tro pa­ra ma­yo­res son al­gu­nas de las ac­tua­cio­nes que es­tán en mar­cha

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - MARÍA HERMIDA

An­tes de que la cri­sis cam­pa­se a sus an­chas, el cie­lo pon­te­ve­drés, co­mo el de to­da Es­pa­ña, se po­bla­ba de grúas. La re­ce­sión cam­bió ese es­ce­na­rio de hie­rros vo­la­do­res. Se lle­vó las obras. Cor­tó por lo sano con la cons­truc­ción de nue­vos edi­fi­cios y tam­bién fre­nó las reha­bi­li­ta­cio­nes. En los últimos tiem­pos, y a te­nor de lo que di­cen des­de las em­pre­sas de cons­truc­ción que to­da­vía so­bre­vi­ven, si al­go se mue­ve en el sec­tor son las res­tau­ra­cio­nes tan­to de interiores co­mo de in­mue­bles al com­ple­to o de fa­cha­das. ¿Y en el ca­so con­cre­to del cas­co his­tó­ri­co pon­te­ve­drés, se mue­ve al­go ahí o to­da­vía no? Sí. Hay reha­bi­li­ta­cio­nes en mar­cha que dan oxí­geno a una zo­na vie­ja aún muy dé­bil, por­que que­dan mu­chas ca­sas en rui­nas. De he­cho, hay ca­lles co­mo Cé­sar Boen­te don­de los edi­fi­cios se caen a ca­chos. ¿Qué ac­tua­cio­nes se es­tán rea­li­zan­do? Pues, al me­nos, hay una do­ce­na de obras en mar­cha, al­gu­nas re­la­cio­na­das con la fie­bre de los arre­glos de fa­cha­das del que es­tá con­ta­gia­da, pa­ra bien, pa­ra to­da ciu­dad pon­te­ve­dre­sa.

Em­pe­za­mos por la ca­lle La­ran­xo. Se oye a al­ba­ñi­les tra­ba­jar. Y, efec­ti­va­men­te, uno se en­cuen­tra una obra en­tre esa ca­lle y Gar­cía Flórez. El car­tel en el que se es­pe­ci­fi­ca la li­cen­cia que tie­ne la ac­tua­ción po­ne «ca­sa con huer­ta», así que la co­sa pro­me- te. Cier­to es que sin an­dar mu­chos me­tros, en esa mis­ma zo­na, uno en­cuen­tra va­rias vi­vien­das en rui­nas o ce­rra­das a cal y can­to. «Mi­ra que pe­na to­do es­to en mal es­ta­do, con lo bo­ni­to que se­ría vi­vir aquí», se oye de­cir a una tu­ris­ta que en ese mo­men­to pa­sa por la zo­na a su re­gre­so de vi­si­tar la igle­sia de San Bar­to­lo­mé. Pa­ra en­con­trar otra vi­vien­da que se esté pre­pa­ran­do en la zo­na an­ti­gua hay que ir has­ta la ca­lle San Se­bas­tián.

Se­gui­mos en la zo­na de Cu­rros En­rí­quez. Ahí, hay va­rias ac­tua­cio­nes. Al­gún arre­glo in­te­rior, otro de fa­cha­da y, en la ca­lle Don Gonzalo, una obra de en­jun­dia. Se tra­ta de una ac­tua­ción de la fir­ma Sa­rai­ba pa­ra cons­truir un cen­tro de la ter­ce­ra edad. Una di­rec­ti­va de es­ta em­pre­sa se­ña­la­ba que no es­co­gie­ron la zo­na vie­ja al azar. Cons­tru­yen ahí por­que bus­can que los fu­tu­ros re­si­den­tes es­tén en una zo­na don­de pue­dan desa­rro­llar la vida co­ti­dia­na que lle­va­ban en sus ca­sas, des­de to­mar­se un ca­fé a pa­sear por las pla­zas pon­te­ve­dre­sas.

Va­rios es­ta­ble­ci­mien­tos

Hay más ne­go­cios mon­tán­do­se en la zo­na an­ti­gua. Por ejem­plo, una clí­ni­ca den­tal en Gar­cía Es­cu­de­ro. Y, en la ca­lle Fi­gue­roa, un lo­cal hos­te­le­ro que ve­rá la luz en una ca­si­ta de pie­dra. El pro­mo­tor del mis­mo es Iña­ki Bre­tal, al­ma má­ter del Ei­ra­do da Le­ña y el Loai­ra. Ex­pli­ca que no se tra­ta de un nue­vo res­tau­ran­te, sino de ha­bi­li­tar un lo­cal que ha­ga de cen­tro lo­gís­ti­co y co­ci­na pa­ra sus otros es­ta­ble­ci­mien­tos. Lle­va año y me­dio a vuel­tas con la obra y se­ña­la que aho­ra se acer­ca el fi­nal. Él, igual que otras per­so­nas que pro­mue­ven ac­tua­cio­nes en la zo­na an­ti­gua, in­di­can: «Son trá­mi­tes len­tos e obras que van des­pa­cio e moi, moi coida­das».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.