Ca­da año en­tran 60 to­ne­la­das de co­caí­na por Ga­li­cia, diez ve­ces más de lo in­cau­ta­do

La lle­ga­da de una gran par­ti­da, an­tes de Na­vi­dad, aba­ra­tó unos 5.000 eu­ros el pre­cio de ca­da ki­lo

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - JA­VIER RO­ME­RO

Más que co­no­cer el mer­ca­do, lo do­mi­nan. Y des­de ha­ce dé­ca­das. Pe­ro no so­lo por la in­fra­es­truc­tu­ra que po­seen, que tam­bién, sino que los co­no­ci­mien­tos de­ta­lla­dos que acu­mu­lan del li­to­ral y sus es­con­di­tes son un va­lor aña­di­do que los di­fe­ren­cia de la com­pe­ten­cia pa­tria, ade­más de con­ver­tir­los en los so­cios per­fec­tos pa­ra los car­te­les ex­por­ta­do­res que im­pe­ran al otro la­do del Atlán­ti­co. Lo cier­to es que el trá­fi­co de co­caí­na en Es­pa­ña si­gue sien­do co­sa de las or­ga­ni­za­cio­nes cri­mi­na­les ga­lle­gas, que no so­lo ope­ran en su tie­rra, ya que sus ten­tácu­los se ex­tien­den por el res­to de Es­pa­ña pa­ra des­viar la aten­ción de los pro­fe­sio­na­les que po­nen freno a es­ta la­cra. La reali­dad es que, so­lo en el 2016, se in­cau­ta­ron, al me­nos, 6.215 ki­los de co­caí­na con acen­to ga­lle­go. A la ho­ra es­ti­mar qué can­ti­dad to­tal de ali­jos pu­die­ron bur­lar la aten­ción de los in­ves­ti­ga­do­res, el cálcu­lo se rea­li­za aten­dien­do a la fa­mo­sa teo­ría de la dé­ci­ma par­te.

Ca­da una de las me­mo­rias que, por ejem­plo, ela­bo­ra la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do así lo re­co­ge. Exis­te la creen­cia asen­ta­da de que ca­da año so­lo se con­fis­ca una dé­ci­ma par­te del to­tal de mer­can­cía que lle­ga a las ca­lles. Es por eso que, al ha­cer un ba­lan­ce del 2016, la ci­fra que se ob­tie­ne se ele­va a 60 to­ne­la­das. Can­ti­dad que, con­sul­ta­da con di­fe­ren­tes fuen­tes que per­te­ne­cen a uni­da­des es­pe­cia­li­za­das de la lu­cha con­tra la dro­ga de la Po­li­cía Na­cio­nal y la Guar­dia Ci­vil, se ajus­ta per­fec­ta­men­te a la reali­dad. El ba­lan­ce del 2016 se re­su­me fá­cil­men­te aten­dien­do a los gran­des ali­jos, aun­que ca­be de­cir que son otras mu­chas las par­ti­das re­qui­sa­das que os­ci­lan en­tre un par de ki­los y va­rios cien­tos, co­mo ocu­rrió en Lou­sa­me a prin­ci­pios del año pa­sa­do, cuan­do se lo­ca­li­zó un con­te­ne­dor en una em­pre­sa con 250 ki­los de dro­ga ca­mu­fla­dos en­tre pie­dras de car­bón.

Tam­bién hay que ci­tar los 3.000 ki­los que se in­cau­ta­ron en una na­ve de Ba­rro (Pon­te­ve­dra), o los 2.575 ki­los que via­ja­ban en bar­co des­de Ma­rrue­cos el pa­sa­do mes de no­viem­bre y cu­ya au­to­ría in­te­lec­tual se atri­bu­ye a una or­ga­ni­za­ción ga­lle­ga. Otros 115 ki­los com­ple­ta­ban una sin­gla­du­ra des­de el Ca­ri­be cuan­do fue­ron in­ter­cep­ta­dos. Por úl­ti­mo, hay que ci­tar la me­dia to­ne­la­da de es­ta dro­ga que fue lo­ca­li­za­da en Al­ge­ci­ras y que te­nían co­mo des­tino fi­nal Ga­li­cia.

De sal­do

Los precios de la co­ca fluc­túan una vez que lle­ga a tie­rra. Por ejem­plo, exis­te cons­tan­cia, des­de po­co an­tes de Na­vi­dad, de la exis­ten­cia de una gran par­ti­da que fue des­em­bar­ca­da en al­gún pun­to de la pe­nín­su­la y sa­tu­ró es­te mer­ca­do ile­gal.

Tal es la si­tua­ción que a día de hoy, y en al­gún con­ce­llo de la co­mar­ca de O Sal­nés, el va­lor de un ki­lo es­tá unos 5.000 eu­ros por de­ba­jo de su pre­cio ha­bi­tual. El cos­te de ca­da ki­lo, de com­prar­se a es­tos pro­vee­do­res, pue­de mo­ver­se en los 27.000 eu­ros, cuan­do lo nor­mal es que su va­lor lle­gue a 32.000. Aun­que, to­do hay que de­cir­lo, la co­ti­za­ción de­pen­de de la con­fian­za que ten­gan ven­de­do­res y com­pra­do­res y de la can­ti­dad que se ad­quie­ra, ya que no es lo mis­mo com­prar y pa­gar un ki­lo­gra­mo que diez.

Lo que re­sul­ta se­gu­ro, y pa­ra eso so­lo hay que se­guir de cer­ca el día a día en cuar­te­les de la Guar­dia Ci­vil o co­mi­sa­rías de po­li­cía en lo re­fe­ri­do a las in­cau­ta­cio­nes del tra­pi­cheo, es que la dro­ga que se ven­de en for­ma­to de me­nu­deo en las ca­lles es­tá adul­te­ra­da en ex­ce­so, lle­gan­do en mu­chas oca­sio­nes a te­ner úni­ca­men­te un 30 % de la sus­tan­cia por la que el con­su­mi­dor pa­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.