Pug­na en los con­ser­va­to­rios

Los pro­fe­so­res de artes es­cé­ni­cas acu­san a Edu­ca­ción de dis­cri­mi­nar­los por sa­car es­te año so­lo pla­zas pa­ra que los de se­cun­da­ria pue­dan cam­biar de cuer­po

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - TAMARA MONTERO

De «gra­ví­si­ma dis­cri­mi­na­ción» ta­chan los pro­fe­so­res de mú­si­ca y artes es­cé­ni­cas la pro­pues­ta de la Con­se­lle­ría de Edu­ca­ción de con­vo­car 23 pla­zas de pro­fe­sor de con­ser­va­to­rio. Gra­ve dis­cri­mi­na­ción por­que se tra­ta, se­gún de­nun­cian, de una opo­si­ción «ce­rra­da» a los pro­fe­so­res de en­se­ñan­za se­cun­da­ria de mú­si­ca que es­tán ejer­cien­do en los con­ser­va­to­rios. Y se tra­ta, se­gún la aso­cia­ción que re­pre­sen­ta a los do­cen­tes de mú­si­ca y artes es­cé­ni­cas, de una for­ma de «vul­ne­rar la sentencia del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Xus­ti­za de Ga­li­cia que con­fir­ma la ile­ga­li­dad del tras­pa­so de cuer­pos». Se re­fie­re el co­lec­ti­vo a una or­den que se vino apli­can­do des­de el 2011 y que per­mi­tía a los do­cen­tes de se­cun­da­ria ejer­cer en con­ser­va­to­rios.

¿Por qué? En es­te pun­to coin­ci­den to­dos. La Con­se­lle­ría de Edu­ca­ción ex­pli­ca que en el 2008 y du­ran­te dos años con­se­cu­ti­vos se con­vo­ca­ron pla­zas de do­cen­tes de mú­si­ca en se­cun­da­ria al mis­mo tiem­po que se re­du­cía la car­ga ho­ra­ria de mú­si­ca en ba­chi­lle­ra­to. ¿Con­se­cuen­cia? Se dio una si­tua­ción «ab­sur­da»: ha­bía de­ma­sia­do do­cen­tes de mú­si­ca pa­ra las ne­ce­si­da­des reales.

A par­tir de es­te mo­men­to, Xun­ta y tra­ba­ja­do­res dan ver­sio­nes dis­tin­tas. La pri­me­ra de­fien­de que aten­dien­do a la efi­cien­cia en los re­cur­sos, no po­dían te­ner a fun­cio­na­rios sin ta­rea asig­na­da mien­tras en los con­ser­va­to­rios se nom­bra­ban in­te­ri­nos, y que la con­vo­ca­to­ria de esas 23 pla­zas pa­ra pa­sar del cuer­po de se­cun­da­ria al de artes es­cé­ni­cas es com­ple­ta­men­te le­gal y nor­mal.

Los pro­fe­so­res del cuer­po de artes es­cé­ni­cas lo ven de ma­ne­ra dis­tin­ta. ¿Qué pi­den? Pues que la con­vo­ca­to­ria sea por ac­ce­so li­bre y no por pro­mo­ción in­ter­na, lo que per­mi­ti­ría a los in­te­ri­nos — al­gu­nos de ellos sin tra­ba­jo des­de que la Xun­ta pu­so en mar­cha la or­den que des­pués anu­ló la Jus­ti­cia— con­so­li­dar sus pues­tos y tam­bién per­mi­ti­ría a los nue­vos li­cen­cia­dos ac­ce­der a las lis­tas de sus­ti­tu­ción. Se­gún UGT, ha­ce seis años que no se con­vo­can opo­si­cio­nes.

Los do­cen­tes de se­cun­da­ria, por su par­te, afir­man que la pro­ble­má­ti­ca de su co­lec­ti­vo es muy an­te­rior a la si­tua­ción que se ha da­do con las pla­zas de con­ser­va­to­rio. Y que en los ins­ti­tu­tos hay tra­ba­jo, pe­ro que se es­tán apu­ran­do tan­to los cu­pos que hay pro­fe­so­res con dos­cien­tos alum­nos que tam­bién dan una asig­na­tu­ra afín.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.