Pro­ce­san al chó­fer que gas­tó ayu­das de los ERE an­da­lu­ces en dro­gas y en re­ga­los

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - CECILIA CUERDO

La jue­za ins­truc­to­ra del ca­so de los ERE frau­du­len­tos pa­ga­dos con di­ne­ro pú­bli­co en An­da­lu­cía, ha pro­ce­sa­do al ex di­rec­tor ge­ne­ral de Tra­ba­jo Ja­vier Gue­rre­ro y su chó­fer, Juan Fran­cis­co Tru­ji­llo, por las ayu­das pú­bli­cas de ca­si un millón y me­dio de eu­ros que re­ci­bió el se­gun­do de for­ma ar­bi­tra­ria y que, se­gún con­fe­só, gas­tó en la com­pra de re­ga­los y co­caí­na pa­ra su je­fe. El au­to es­ta­ble­ce que es­tos he­chos se­rían cons­ti­tu­ti­vos de de­li­tos de pre­va­ri­ca­ción, mal­ver­sa­ción de cau­da­les pú­bli­cos, fal­si­fi­ca­ción en do­cu­men­to mer­can­til y trá­fi­co de in­fluen­cias.

Jun­to a Gue­rre­ro y su chó­fer apa­re­cen pro­ce­sa­dos tam­bién un di­rec­ti­vo de la em­pre­sa ase­gu­ra­do­ra Vi­ta­lia, que ha­bría tra­mi­ta­do las ayu­das, y el so­cio del chó­fer en una de las em­pre­sas be­ne­fi­cia­rias de las sub­ven­cio­nes. En el au­to, la juez es­ti­ma que de for­ma in­di­cia­ria pue­de afir­mar­se que el ex di­rec­tor ge­ne­ral de Tra­ba­jo otor­gó di­ver­sas ayu­das «de for­ma ar­bi­tra­ria y con áni­mo de lu­crar­se él mis­mo y Juan Fran­cis­co Tru­ji­llo». Pa­ra ello, acon­se­jó a su con­duc­tor que crea­ra dos em­pre­sas da­do que, co­mo «te­nía fa­cul­ta­des pa­ra con­ce­der sub­ven­cio­nes y que no te­nía que jus­ti­fi­car na­da, po­día otor­gár­se­las pre­sen­tan­do una me­mo­ria muy sim­ple».

El pro­ce­di­mien­to

Esas so­cie­da­des re­ci­bie­ron ayu­das de 450.000 eu­ros en el año 2004 y el 2005. Se­gún cons­ta en el au­to de pro­ce­sa­mien­to, el me­ca­nis­mo pa­ra con­ce­der las ayu­das siem­pre era el mis­mo: el ex di­rec­tor ge­ne­ral de Tra­ba­jo las acor­da­ba «sin más trá­mi­te, y pos­te­rior­men­te, ce­le­bra­ba un con­ve­nio con el Ins­ti­tu­to de Fo­men­to de An­da­lu­cía en vir­tud del cual di­cha ins­ti­tu­ción de­be­ría rea­li­zar el pa­go de las ayu­das con­ce­di­das, in­di­cia­ria­men­te, de for­ma ar­bi­tra­ria pa­ra su lu­cro y el de sus ami­gos o co­no­ci­dos a sa­bien­das del ca­rác­ter fic­ti­cio de di­chas em­pre­sas y de la fi­na­li­dad in­di­cia­ria­men­te ilí­ci­ta de la ayu­da con­ce­di­da».

Pa­ra la juez exis­ten ade­más in­di­cios de una otra ayu­da que se con­ce­dió «con la úni­ca fi­na­li­dad de be­ne­fi­ciar­se eco­nó­mi­ca­men­te tan­to el se­ñor Gue­rre­ro co­mo Tru­ji­llo y que se ar­ti­cu­la me­dian­te una pó­li­za in­di­vi­dual» por im­por­te de 125.028,01 eu­ros cu­ya be­ne­fi­cia­ra es la ma­dre del con­duc­tor, Es­tre­lla Blan­co, lle­gan- do el chó­fer a fal­si­fi­car la fir­ma de su ma­dre. El di­ne­ro se in­gre­só en la cuen­ta de la ma­dre de Tru­ji­llo, quien re­ti­ró lue­go los fon­dos des­ti­nán­do­los a «nu­me­ro­sos re­ga­los al se­ñor Gue­rre­ro ade­más de la com­pra de co­caí­na pa­ra am­bos», pre­ci­sa el au­to ju­di­cial. Dia­rio. es,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.