El Ca­mino de San­tia­go, fo­co de dis­per­sión de la pes­te ne­gra

Un es­tu­dio de­mues­tra que las ru­tas co­mer­cia­les y de pe­re­gri­na­ción fue­ron de­ci­si­vas en la epi­de­mia

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Sociedad - R. R.

Los nú­cleos de po­bla­cio­nes más co­nec­ta­dos con otros, bien por el co­mer­cio, el tu­ris­mo o las pe­re­gri­na­cio­nes, pue­den su­frir más las epi­de­mias de las en­fer­me­da­des. Pa­re­ce al­go ló­gi­co, pe­ro es lo que ha de­mos­tra­do un equi­po del CSIC en un tra­ba­jo pu­bli­ca­do en Scien­ti­fic Re­ports y en el que se han to­ma­do co­mo mo­de­lo las pau­tas de ex­pan­sión de la pes­te ne­gra a me­dia­dos del si­glo XIV.

El tra­ba­jo re­co­ge da­tos de 2.084 pun­tos de co­ne­xión, tan­to co­mer­cia­les co­mo de pe­re­gri­na­ción, re­par­ti­dos en 1.311 asen­ta­mien­tos me­die­va­les de Eu­ro­pa, Asia y Nor­te de Áfri­ca. Con es­ta in­for­ma­ción, los in­ves­ti­ga­do­res de­ter­mi­na­ron em­pí­ri­ca­men­te el efec­to de la co­nec­ti­vi­dad y cen­tra­li­dad de esas ciu­da­des en la ta­sa de mor­ta­li­dad a cau­sa de la pes­te ne­gra y si­mu­la­ron ma­te­má­ti­ca­men­te la fre­cuen­cia con que la en­fer­me­dad lle­ga­ba a las ciu­da­des co­mo con­se­cuen­cia de su dis­po­si­ción den­tro de la red.

«He­mos des­cu­bier­to que las ciu­da­des con una po­si­ción más cen­tral den­tro de la red y las más co­nec­ta­das eran más vul­ne­ra­bles a las en­fer­me­da­des y su­frie­ron la pla­ga con más se­ve­ri­dad. Tam­bién eran más pro­pen­sas a que los bro­tes se re­pi­tie­sen por cau­sas ex­ter­nas», ex­pli­ca el in­ves­ti­ga­dor Re­des de ca­mi­nos, de co­mer­cio y pe­re­gri­na­ción en la Edad Me­dia.

del CSIC Jo­sé Ma­ría Gó­mez, de la Es­ta­ción Ex­pe­ri­men­tal de Zo­nas Ári­das.

Pe­ro exis­te otro ele­men­to de­ci­sión a te­ner en cuen­ta: la ex­pan­sión

o ve­lo­ci­dad de pro­pa­ga­ción de una epi­de­mia que en­tre 1346 y 1353 aca­bó con en­tre el 30 % y el 50 % de la po­bla­ción eu­ro­pea y que lle­gó a Asia a tra­vés de la Ru­ta de la Se­da. Las vías co­mer­cia­les fue­ron un fac­tor de­ci­si­vo en es­ta pro­pa­ga­ción, pe­ro tam­bién tu­vie­ron una gran im­por­tan­cia las ru­tas de pe­re­gri­na­ción. Y en ellas el Ca­mino de San­tia­go ocu­pó un lu­gar muy im­por­tan­te, tal y co­mo se pue­de ob­ser­var en el ma­pa ela­bo­ra­do por los in­ves­ti­ga­do­res. De un to­tal de 1311 ciu­da­des in­clui­das en la red, 403 es­ta­ban co­nec­ta­das por es­te ti­po de iti­ne­ra­rios re­li­gio­sos. «Sin du­da las ru­tas de pe­re­gri­na­ción tam­bién con­tri­bu­ye­ron a ex­pan­dir la en­fer­me­dad, aun­que cree­mos que el en­tra­ma­do co­mer­cial fue un vec­tor más im­por­tan­te en la trans­mi­sión de la pes­te ne­gra», apun­ta Jo­sé Ma­ría Gó­mez. La Ru­ta Xa­co­bea con­tri­bu­yó, pe­ro los cien­tí­fi­cos aún no pue­den con­cre­tar con exac­ti­tud có­mo lo hi­zo.

CSIC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.