Cha­lés en Mi­ño por so­lo 106.000 eu­ros en las pri­me­ras subas­tas de Mar­tin­sa

La li­qui­da­ción de la pro­mo­to­ra obli­ga a sal­dar 22 pa­rea­dos en la ma­cro­ur­ba­ni­za­ción

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Economía - G. LE­MOS

Vein­ti­dós cha­lés pa­rea­dos, con un pre­cio de par­ti­da de so­lo 106.390 eu­ros, y un pi­so de una ha­bi­ta­ción dis­po­ni­ble por me­nos de 36.000. La pri­me­ra ven­ta ju­di­cial de vi­vien­das de Mar­tin­sa-Fa­de­sa en la ma­cro­ur­ba­ni­za­ción de Mi­ño de­ja al­gu­na gan­ga in­tere­san­te pa­ra los ca­za­do­res de cho­llos in­mo­bi­lia­rios. La pro­mo­to­ra avan­za en su li­qui­da­ción (ini­cia­da ha­ce aho­ra dos años) con una subas­ta no­ta­rial de vi­vien­das en Cos­ta Mi­ño Golf, pu­bli­ci­ta­da es­ta se­ma­na a tra­vés del Bo­le­tín Ofi­cial del Es­ta­do.

Los cha­lés a la ven­ta tie­nen to­dos una su­per­fi­cie de 180 me­tros cua­dra­dos, de los que 126 co­rres­pon­den a la vi­vien­da, 33 al ga­ra­je y unos 21 al por­che. Cuen­tan, ade­más, con un pe­que­ño jar­dín pri­va­do que os­ci­la en­tre los 270 y los 345 m2, en fun­ción de la vi­vien­da que se es­co­ja. To­das las ca­sas es­tán hi­po­te­ca­das, con prés­ta­mos que en su día asu­mió la Sa­reb, aun­que las car­gas se can­ce­la­rán con la ven­ta y se en­tre­ga­rán li­bres al com­pra­dor. Es­te, en cual­quier ca­so, ten­drá que asu­mir los gas­tos de­ri­va­dos de la ad­ju­di­ca­ción, así co­mo las cuo­tas del IBI o de la co­mu­ni­dad de pro­pie­ta­rios pos­te­rio­res al ini­cio de la li­qui­da­ción de Mar­tin­sa. Gas­tos adi­cio­na­les que, se­gún las es­ti­ma­cio­nes de la ad­mi­nis­tra­ción con­cur­sal, ron­da­rán los 820 eu­ros, a los que ha­bría que aña­dir otros 1.177 en con­cep­to de plus­va­lía mu­ni­ci­pal.

Las pu­jas ya se pue­den pre­sen­tar en el por­tal de subas­tas del BOE, don­de tam­bién es­tán ac­ce­si­bles los de­ta­lles de ca­da ac­ti­vo (que asi­mis­mo se pue­den con­sul­tar en la web de la li­qui­da­ción de Mar­tin­sa). Pa­ra po­der ha­cer una ofer­ta, pre­via­men­te se­rá ne­ce­sa­rio rea­li­zar un de­pó­si­to equi­va­len­te al 15 % del pre­cio de par-

ti­da (unos 16.000 eu­ros), que se de­vol­ve­rá una vez con­clui­da la subas­ta, que se ce­rra­rá el día 30 de es­te mes.

Ade­más de los cha­lés, sa­le a la ven­ta un ba­jo de un dor­mi­to­rio de 45 me­tros cua­dra­dos en la mis­ma ur­ba­ni­za­ción, con un pre­cio de par­ti­da de 35.810 eu­ros.

Las vi­vien­das de Mi­ño for­man par­te de unos lo­tes mu­cho más am­plios, for­ma­dos por ca­si 290 ac­ti­vos re­par­ti­dos por to­do el país, en­tre los que se in­clu­yen ca­sas ya re­ma­ta­das, otras aún en fa­se de cons­truc­ción y sue­los. En­tre los in­mue­bles ya ter­mi­na­dos des­ta­can pro­mo­cio­nes en la Co­mu­ni­dad de Ma­drid (Mós­to­les y Ar­gan­da del Rey), Cas­ti­lla-La Man­cha, Mur­cia, Ca­na­rias y An­da­lu­cía (Huel­va y Al­me­ría).

Se tra­ta de un pa­so más en el pro­ce­so de li­qui­da­ción de la com­pa­ñía, tras las ven­tas y subas­tas di­rec­tas or­ga­ni­za­das por la ad­mi­nis­tra­ción con­cur­sal en los pri­me­ros me­ses.

En cual­quier ca­so, es­tas pu­jas no ago­tan, ni de le­jos, la bol­sa de ac­ti­vos de Mar­tin­sa-Fa­de­sa, que aún tie­ne más bie­nes pen­dien­tes de sal­dar, in­clui­das otras vi­vien­das en la ma­cro­ur­ba­ni­za­ción de Mi­ño. Y es que, co­mo cons­ta­ba en el plan de li­qui­da­ción de la com­pa­ñía, apro­ba­do en el 2015, la pro­mo­to­ra con­ta­ba en Ga­li­cia con 450 ac­ti­vos, en­tre in­mue­bles y sue­los, que se va­lo­ra­ron en 105 mi­llo­nes de eu­ros. Más de la mi­tad (242) co­rres­pon­den a Cos­ta Mi­ño Golf, con una ta­sa­ción de 23,2 mi­llo­nes de eu­ros.

Si Mi­ño es la prin­ci­pal bol­sa de bie­nes de la pro­mo­to­ra en la co­mu­ni­dad, no es, sin em­bar­go, la que se­gún sus cálcu­los le re­por­ta­rá

más in­gre­sos, ya que el me­dio cen­te­nar de par­ce­las in­dus­tria­les que po­see la com­pa­ñía en O Pino fue­ron va­lo­ra­das en 60,7 mi­llo­nes de eu­ros.

Una li­qui­da­ción di­la­ta­da

Aun­que el pla­zo ge­né­ri­co pa­ra una li­qui­da­ción es de un año, los ad­mi­nis­tra­do­res de Mar­tin­sa ya avi­sa­ron des­de un ini­cio que no veían fac­ti­ble ce­rrar el pro­ce­so en ese pla­zo, por­que ello im­pli­ca­ría inun­dar el mer­ca­do de ac­ti­vos en un mo­men­to en el que el sec­tor in­mo­bi­lia­rio to­da­vía es­ta­ba cu­ran­do sus he­ri­das, lo que po­día pro­vo­car un nue­vo hun­di­mien­to de los precios. El pro­ce­so po­dría lle­gar a su fin es­te mis­mo año, aun­que no de­pen­de so­lo de los li­qui­da­do­res, sino tam­bién de las ne­go­cia­cio­nes con los acree­do­res que, en ca­so de que que­den bie­nes sin ven­der, ten­drán que acep­tar un re­par­to de ac­ti­vos con los que sal­dar las deu­das pen­dien­tes.

GUS­TA­VO RIVAS

Mar­tin­sa va­lo­ró en 23 mi­llo­nes de eu­ros las vi­vien­das y sue­los que te­nía sin ven­der en Mi­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.