El Su­pre­mo ava­la las claú­su­las sue­lo ne­go­cia­das en­tre el ban­co y el clien­te

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Economía - A. B.

Des­pués de los úl­ti­mos re­ve­ses ju­di­cia­les pa­ra la ban­ca, el Tri­bu­nal Su­pre­mo ha dic­ta­do una sentencia que su­po­ne un ba­lón de oxí­geno pa­ra las en­ti­da­des que, co­mo el Sa­ba­dell, de­fien­den la le­ga­li­dad y la trans­pa­ren­cia de las cláu­su­las sue­lo de sus hi­po­te­cas. El al­to tri­bu­nal dio ayer a co­no­cer el con­te­ni­do de la sentencia avan­za­da ha­ce un mes y en la que da la ra­zón a la Ca­ja Ru­ral de Te­ruel, des­es­ti­man­do el re­cur­so de ca­sa­ción in­ter­pues­to por dos con­su­mi­do­res fren­te a la sentencia de la Au­dien­cia Pro­vin­cial de Te­ruel, que tum­bó su pre­ten­sión de de­cla­rar nula la cláu­su­la sue­lo de la hi­po­te­ca que ha­bían fir­ma­do con el ban­co en el 2009.

El Su­pre­mo, que con­de­na en cos­tas a los dos con­su­mi­do­res de­man­dan­tes, coin­ci­de con la Au­dien­cia en con­si­de­rar vá­li­da la cláu­su­la sue­lo por­que que­dó pro­ba­do que, ade­más de no es­tar «en­mas­ca­ra­da» en­tre una mul­ti­tud de da­tos de la hi­po­te­ca, ha­bía si­do «ne­go­cia­da in­di­vi­dual­men­te por los clien­tes con el ban­co, co­mo lo de­mues­tra que lle­ga­ran a pac­tar un sue­lo in­fe­rior al nor­mal­men­te es­ta­ble­ci­do por la en­ti­dad» —el cré­di­to in­cluía un sue­lo del 3 % y un te­cho del 8 %—, ade­más de ser ad­ver­ti­da por el no­ta­rio en el mo­men­to de rea­li­zar la es­cri­tu­ra.

El tri­bu­nal re­cha­za que hu­bie­ra fal­ta de trans­pa­ren­cia, co­mo ale­ga­ban los de­man­dan­tes, y con­si­de­ra que la cláu­su­la no les pa­só inad­ver­ti­da.

El em­pleo pú­bli­co en Es­pa­ña: desafíos pa­ra un es­ta­do de­mo­crá­ti­co más efi­caz», el in­for­me ra­dio­gra­fía el sec­tor y cons­ta­ta que la ten­den­cia del em­pleo pú­bli­co —que ha du­pli­ca­do su nú­me­ro de tra­ba­ja­do­res en los úl­ti­mos 25 años— es «ex­pan­si­va» y que su re­duc­ción du­ran­te la cri­sis eco­nó­mi­ca ape­nas se man­tu­vo dos años, en el 2011 y el 2012, con la pér­di­da de 300.000 pues­tos, al­go que Fran­cis­co Lon­go, di­rec­tor ge­ne­ral ad­jun­to de Esa­de, ca­li­fi­ca de «pa­rén­te­sis».

Los ma­yo­res ajus­tes los en­ca­ja­ron los even­tua­les y los in­te­ri­nos; y Lon­go re­cor­dó que in­clu­so en el 2008, «cuan­do el país ya des­truía em­pleo ma­si­va­men­te, los tres ni­ve­les de la Ad­mi­nis­tra­ción cre­cie­ron en ca­si un cuar­to de millón de pues­tos». Así co­mo que, con la re­cu­pe­ra­ción prác­ti-

ca­men­te se ha re­gre­sa­do a los ni­ve­les pre­cri­sis, aun­que el em­pleo pú­bli­co se con­tra­jo un 4,45 % en­tre el 2009 y el 2015.

El es­tu­dio ana­li­za tam­bién las di­fe­ren­cias en el por­cen­ta­je de em­plea­dos pú­bli­cos so­bre el to­tal de la po­bla­ción en­tre co­mu­ni­da­des, y si­túa a Ca­ta­lu­ña y Ex­tre­ma­du­ra en los ex­tre­mos: so­lo el 4 % en la pri­me­ra y el do­ble en la se­gun­da, mien­tras que Ga­li­cia se si­túa en la par­te in­ter­me­dia de la ta­bla, con al­go más del 5 %.

Asi­mis­mo, la co­mu­ni­dad ha si­do uno de los te­rri­to­rios en los que más pe­so ha ga­na­do el em­pleo pú­bli­co res­pec­to al con­jun­to de los ocu­pa­dos du­ran­te la re­ce­sión. Su pe­so ape­nas re­ba­sa­ba el 15 % en el 2008 y en el 2015, ro­za­ba el 20 %. La ex­pli­ca­ción es­tá, so­bre to­do, en que la des­truc­ción de pues­tos de tra­ba­jo du­ran­te la cri­sis fue mu­cho ma­yor en el sec­tor pri­va­do.

Tam­bién hay una no­ta­ble he­te­ro­ge­nei­dad te­rri­to­rial en el pe­so

que su­po­ne ca­da una de las Ad­mi­nis­tra­cio­nes. Ca­ta­lu­ña vuel­ve a ser un «ca­so ex­cep­cio­nal», ya que el em­pleo de la Ad­mi­nis­tra­ción cen­tral so­lo al­can­za­ba en el 2015 el 9 % del to­tal, le­jos de la me­dia del país, del 18,6 %. En el ex­tre­mo opues­to es­tá Ma­drid, don­de el pe­so es­ta­tal al­can­za el 40 % por efec­to de la ca­pi­ta­li­dad.

En Ga­li­cia el ma­yor vo­lu­men de em­pleo pú­bli­co lo ge­ne­ra la Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca, con el 57,5 % de pues­tos de tra­ba­jo en el 2015 (ape­nas una dé­ci­ma me­nos que en el 2008), mien­tras que la cen­tral se re­du­jo seis dé­ci­mas, has­ta el 18,9 %. Sin em­bar­go, fue­ron los ayun­ta­mien­tos los que más em­pleo re­cor­ta­ron du­ran­te los años de la cri­sis, dos pun­tos por­cen­tua­les, que­dán­do­se en el 18,4 %.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.