Una vein­te­na de pes­que­ros ga­lle­gos par­ti­ci­pan en el País Vas­co en las cos­te­ras de la an­choa y la xar­da

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Marítima - F. F.

Co­mo ca­da vier­nes por la tar­de des­de ha­ce un par de se­ma­nas, Eduar­do Ca­rre­ño y sus diez com­pa­ñe­ros de la tri­pu­la­ción del pes­que­ro ga­lle­go Ar­do­rán se dis­po­nían a re­gre­sar a ca­sa pa­ra pa­sar el fin de se­ma­na. Pe­ro la fur­go­ne­ta que te­nía que traer­los de vuel­ta a Ga­li­cia y re­co­rrer los ca­si 700 ki­ló­me­tros que se­pa­ran On­dá­rroa (Viz­ca­ya) de Por­to­sín (A Co­ru­ña) los de­jó ti­ra­dos al po­co de arran­car. So­lu­ción, un ta­ller pa­ra de­jar el vehícu­lo y al­qui­lar otro pa­ra el via­je. El Ar­do­rán for­ma par­te de la vein­te­na lar­ga de bar­cos ga­lle­gos que par­ti­ci­pan es­tas se­ma­nas en la cos­te­ra de la an­choa en el País Vas­co. Ayer, ade­más, se to­pa­ron con un buen ban­co de xar­da que les ha ale­gra­do el fin de se­ma­na.

La ma­yo­ría de los pes­que­ros son de Agui­ño, Ribeira y Por­to­sín, aun­que tam­bién los hay con ba­se en Ca­ma­ri­ñas —ayer mis­mo se in­cor­po­ra­ron tres de es­te puer­to— y en Can­gas. «So­mos máis que o ano pa­sa­do, e che­ga­rán máis bar­cos, se­gu­ro, en can­to se en­te­ren de que apa­re­ceu xar­da», ade­lan­ta Ca­rre­ño. Tam­bién es­tá con­ven­ci­do de lo mis­mo el re­pre­sen­tan­te de la aso­cia­ción de ar­ma­do­res de cer­co de Ga­li­cia (Acer­ga), An­drés Gar­cía.

Am­bos con­fían en que no se re­pi­ta lo que ocu­rrió el año pa­sa­do, cuan­do los ga­lle­gos aban­do­na­ron la campaña vas­ca an­tes de tiem­po a la vis­ta de las ri­dí­cu­las co­ti­za­cio­nes que es­ta­ban al­can­zan­do sus cap­tu­ras en lon­ja. «Non cu­bría­mos gas­tos cos 40 cén­ti­mos por ki­lo que nos pa­ga­ban a fi­nais de abril», ex­pli­ca el ar­ma­dor de Por­to­sín.

De mo­men­to, la campaña de es­te año tie­ne me­jor pin­ta. So­bre to­do des­de que apa­re­ció la xar­da, que ron­dó los 90 cén­ti­mos, aun­que la cuo­ta por bar­co es es­ca­sa (50.000 ki­los), avan­za Ca­rre­ño. An­choa no es que abun­de en ex­ce­so, pe­ro hu­bo días que se subas­tó a 7 eu­ros el ki­los, aun­que otros se ven­dió a so­lo 1 por­que ha­bía mu­cha en la lon­ja. Los precios ha­bi­tua­les ron­dan los 3 y 4 eu­ros. «Suer­te que acom­pa­ña o pre­zo», asien­te el ar­ma­dor ga­lle­go. Los bo­car­tes son de me­jor ta­ma­ño que el año pa­sa­do, pues en­tran 45 pie­zas por ki­lo.

Si la campaña va co­mo has­ta aho­ra, la tri­pu­la­ción del Ar­do­rán no re­gre­sa­rá a Ga­li­cia pa­ra fae­nar has­ta prin­ci­pios de ju­nio, a tiem­po pa­ra la cos­te­ra de la sar­di­na.

Pe­gas en Pa­sa­jes

La flo­ta ga­lle­ga que se des­pla­za al País Vas­co a tra­ba­jar en pri­ma­ve­ra se re­par­te en­tre los puer­tos de On­dá­rroa y Pa­sa­jes, don­de tam­bién subas­tan las cap­tu­ras. Pe­ro los so­cios de Acer­ga, co­mo Eduar­do Ca­rre­ño, es­tán ins­ta­la­dos es­te año en la pri­me­ra lo­ca­li­dad. Y es que en Pa­sa­jes no son bien re­ci­bi­dos. Tal y co­mo ex­pli­ca el ar­ma­dor de Por­to­sín, la nue­va di­rec­ti­va de la co­fra­día de Pa­sa­jes es­tá po­nien­do pe­gas al uso de los ser­vi­cios del pó­si­to so­lo a los so­cios de Acer­ga. En­tre otras co­sas, es­tos no pue­den uti­li­zar las du­chas con la ex­cu­sa de que no ven­den en su lon­ja. «Nun­ca nos pa­sou tal co­sa», de­nun­cia Ca­rre­ño.

An­drés Gar­cía ex­pli­có que el mo­ti­vo po­si­ble son ren­ci­llas per­so­na­les con un vi­ce­pa­trón de Pa­sa­jes, que es ga­lle­go. Ya el año pa­sa­do, a un bar­co de Acer­ga se le co­bró de más por el hie­lo y por las ca­jas. «É in­com­pren­si­ble, en­tre con­fra­rías do Can­tá­bri­co».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.