El es­cán­da­lo éti­co de la fe­de­ra­ción

Pa­ra pro­te­ger­se de la FIFA Villar creó un co­mi­té éti­co que nun­ca se reunió y con un pre­si­den­te afín que se niega a ac­tuar de ofi­cio, pe­se a que el re­gla­men­to lo per­mi­te

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - P. ALON­SO

Án­gel Ma­ría Villar quie­re con­ver­tir el Co­mi­té de Éti­ca de la Real Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol (RFEF) en su pa­ra­rra­yos an­te la FIFA. El or­ga­nis­mo in­ter­na­cio­nal apar­tó a Jo­sep Blat­ter y Mi­chel Pla­ti­ni por ca­sos de su­pues­ta co­rrup­ción. Fue­ron in­ha­bi­li­ta­dos en una de­mos­tra­ción de in­de­pen­den­cia, al­go que pa­re­ce im­po­si­ble que su­ce­da en Es­pa­ña. La tri­ple impu­tación del di­ri­gen­te vas­co en el ca­so Hai­tí —con el uso in­jus­ti­fi­ca­do de 1,2 mi­llo­nes de eu­ros que de­bían des­ti­nar­se a pla­nes de coope­ra­ción, teó­ri­ca­men­te vin­cu­la­dos con la candidatura ibé­ri­ca al Mun­dial del 2018— le po­dría obli­gar a dar ex­pli­ca­cio­nes an­te el or­ga­nis­mo in­ter­na­cio­nal. Al­go que abri­ría la puer­ta a una po­si­ble in­ha­bi­li­ta­ción. Aun­que el ca­so se en­cuen­tra en el juz­ga­do, con el di­ri­gen­te vas­co se­ña­la­do co­mo in­ves­ti­ga­do —an­ti­gua fi­gu­ra de impu­tado— por pre­va­ri­ca­ción, mal­ver­sa­ción y apro­pia­ción in­de­bi­da, la FIFA po­dría apar­tar­lo an­tes de que se sus­tan­cia­se una sentencia en Es­pa­ña, co­mo su­ce­dió con Blat­ter y Pla­ti­ni. Pe­ro Villar creó a prin­ci­pios del 2015 un ór­gano a su me­di­da que su­pues­ta­men­te ve­la por la in­te­gri­dad de los miem­bros de la RFEF y su bue­na go­ber­nan­za. Aun­que so­lo sea a ni­vel for­mal, la exis­ten­cia de esa fi­gu­ra ya en Es­pa­ña po­dría fre­nar la ac­tua­ción de ofi­cio del Co­mi­té de Éti­ca de la FIFA, si no re­ci­bie­se nin­gu­na de­nun­cia for­mal so­bre el ca­so.

DÉ­CA­DAS CON EL PRE­SI­DEN­TE «He re­co­rri­do to­dos los pues­tos»

A tra­vés de la co­mi­sión de­le­ga­da de la asam­blea de la fe­de­ra­ción, Villar creó en enero del 2015 un có­di­go éti­co. Y pa­ra su vi­gi­lan­cia eli­gió a un afín, una per­so­na que es­tu­vo du­ran­te más de 20 años vin­cu­la­da a la fe­de­ra­ción, Al­fre- Villar lle­va en el car­go des­de 1988.

do Fló­rez. «Es­tu­ve en el Co­mi­té de Com­pe­ti­ción, en el de ape­la­ción, en dis­tin­tos ran­gos, en Pri­me­ra y Se­gun­da... En vein­ti­tan­tos años a ni­vel dis­ci­pli­na­rio he re­co­rri­do to­dos los pues­tos», ad­mi­te el pro­pio Fló­rez.

EQUÍVOCOS La web de la fe­de­ra­ción di­fun­de una com­po­si­ción erró­nea del co­mi­té

Se­gún la pro­pia in­for­ma­ción de la RFEF en su web, el co­mi­té éti­co lo for­man Al­fre­do Fló­rez Pla­za, co­mo pre­si­den­te, Jo­sé Ber­me­jo Ve­ra y Jon An­der Gam­boa. Se­rían tres afi­nes a Villar, de acuer­do con la ci­ta­da in­for­ma­ción.

Fló­rez Pla­za pa­só por va­rios pues­tos de re­le­van­cia con Villar. El se­gun­do, Ber­me­jo Ve­ra, sa­lía ayer en una fo­to jun­to al di­ri­gen­te vas­co en un ac­to en la fe­de­ra­ción y ejer­ció co­mo ase­sor ex­terno del pre­si­den­te de la RFEF du­ran­te más de 20 años. Y el ter­ce­ro, Gam­boa, fue se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la fe­de­ra­ción vas­ca, en­ti­dad tra­di­cio­nal­men­te cer­ca­na a Villar. El ar­ti­cu­la­do del có­di­go éti­co ha­bla de in­de­pen­den­cia, pe­ro los tres tie­nen víncu­los con el pre­si­den­te de la es­pa­ño­la.

Sin em­bar­go, al pa­re­cer, la com­po­si­ción del co­mi­té de éti­ca no es la que in­di­ca la web fe­de­ra­ti­va, por­que Ber­me­jo nun­ca per­te­ne­ció a él, se­gún su re­la­to y el de Fló­rez. El pre­si­den­te del co­mi­té des­co­no­ce la iden­ti­dad del res­to de miem­bros: «Es­tán un abo­ga­do vas­co y una ter­ce­ra per­so­na que no sé quién es».

NULA AC­TI­VI­DAD Ni una reunión

Fló­rez so­lo vio a los otros in­te­gran­tes del co­mi­té cuan­do se cons­ti­tu­yó. Nun­ca más vol­vie­ron a ci­tar­se. Ni una vez. Ase­gu­ra que no se reunie­ron más por­que na­die pre­sen­tó una de­nun­cia que lo mo­ti­va­se. «No­so­tros no in­ter­ve­ni­mos de ofi­cio, no tra­ta­mos he­chos que no es­tén de­nun­cia­dos an­te no­so­tros».

EL AR­TI­CU­LA­DO El apar­ta­do de «ini­cia­ción» per­mi­te abrir un ex­pe­dien­te a ini­cia­ti­va del co­mi­té

Pe­se a la te­sis de Fló­rez, el có­di­go éti­co de la RFEF sí per­mi­te que abra di­li­gen­cias por ini­cia­ti­va pro­pia. Tal co­mo in­di­ca en el ar­tícu­lo 39 de ini­cia­ción de pro­ce­di­mien­tos: «La in­coa­ción de ofi­cio se po­drá producir por ini­cia­ti­va del pro­pio ór­gano o en vir­tud de de­nun­cia mo­ti­va­da». La tri­ple impu­tación de Villar en el ca­so Hai­tí se­ría un ca­so cla­mo­ro­so pa­ra que es­tu­dia­se la ac­ti­va­ción del ór­gano ins­truc­tor. «[El có­di­go] se apli­ca­rá a aque­llas con­duc­tas que pue­dan per­ju­di­car la repu­tación e in­te­gri­dad del fút­bol, par­ti­cu­lar­men­te cuan­do se tra­ta de un com­por­ta­mien­to ile­gal, in­mo­ral o ca­ren­te de prin­ci­pios éti­cos», in­di­ca el ar­tícu­lo pri­me­ro.

ES­CA­SA IN­DE­PEN­DEN­CIA «Ni me lo he plan­tea­do»

Fló­rez no va­lo­ra si la pro­xi­mi­dad a Villar du­ran­te dos dé­ca­das le res­ta in­de­pen­den­cia. «Ni me lo he plan­tea­do. No pue­do ha­cer con­je­tu­ras de un te­ma que no se me ha pues­to so­bre la me­sa. No sé ni so­bre qué le pue­den de­nun­ciar», in­di­ca. Y ad­mi­te que en su día ya fue re­cu­sa­do en la «co­mi­sión elec­to­ral».

El pre­si­den­te del or­ga­nis­mo des­co­no­ce la iden­ti­dad de los otros dos in­te­gran­tes La FIFA ac­tuó con­tra Blat­ter y Pla­ti­ni por sus irre­gu­la­ri­da­des sin es­pe­rar por una sentencia

BE­NI­TO ORDÓÑEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.