Pi­den cua­tro años por rom­per­le dos dien­tes a un fut­bo­lis­ta ri­val

El jui­cio se ce­le­bra­rá el pró­xi­mo mar­tes en la Au­dien­cia de Pon­te­ve­dra

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - L. PENIDE, P. PENEDO

Lan­ce for­tui­to del jue­go o agre­sión en to­da re­gla. El 1 de mar­zo del 2015, con oca­sión de un en­cuen­tro de la se­gun­da di­vi­sión au­to­nó­mi­ca que en­fren­ta­ba al San Mar­tín C. F. con el Fi­guei­ri­do C. F. en el cam­po de los pri­me­ros, uno de los ju­ga­do­res de es­te se­gun­do con­jun­to ter­mi­nó con dos dien­tes frac­tu­ra­dos.

El fis­cal en­tien­de que Ós­car Ma­cei­ras, quien hoy mi­li­ta en el Ju­ven­tud Cam­ba­dos, fue víctima de una agre­sión. De es­te mo­do, I. D. S. se sen­ta­rá el pró­xi­mo mar­tes en el ban­qui­llo de la Au­dien­cia ha­cien­do fren­te a una pe­ti­ción de pe­na de cua­tro años por un de­li­to de le­sio­nes. Ca­be la po­si­bi­li­dad, se­gún ade­lan­ta­ron dis­tin­tas fuen­tes, que la acu­sa­ción y la de­fen­sa ha­yan lle­ga­do a un acuer­do que im­pli­que un re­duc­ción de es­ta pe­na a cam­bio de la con­fe­sión de los he­chos.

En es­te sen­ti­do, el fis­cal man­tie­ne que, co­mo con­se­cuen­cia de un en­con­tro­na­zo en­tre va­rios ju­ga­do­res en la dispu­ta de un ba­lón, Ós­car Ma­cei­ras se di­ri­gió al hoy acu­sa­do di­cién­do­le «a ti ha­bía que re­ven­tar­te». Sus pa­la­bras tu­vie­ron pron­ta res­pues­ta, siem­pre se­gún la acu­sa­ción: «A ver quién re­vien­ta pri­me­ro».

Los da­ños

Ins­tan­tes des­pués, cuan­do el ba­lón se ha­lla­ba en el área con­tra­ria y el ár­bi­tro da­ba la es­pal­da a am­bos fut­bo­lis­tas, I. D. S., «con el áni­mo de aten­tar con­tra la in­te­gri­dad fí­si­ca de Ós­car Ma­cei­ras, se gi­ró ha­cía él y le dio un fuer­te pu­ñe­ta­zo en la ca­ra ti­rán­do­lo al sue­lo». Aña­de el fis­cal que, co­mo con­se­cuen­cia de es­te gol­pe, la víctima su­frió la frac­tu­ra del in­ci­si­vo cen­tral de­re­cho y del su­pe­rior iz­quier­do.

«Des­con­cer­ta­do»

Con­tac­ta­do por La Voz, I. D. S., quien se re­ti­ró al tér­mino de la mis­ma tem­po­ra­da por una le­sión en un to­bi­llo, ne­gó ha­ber agre­di­do al de­nun­cian­te, del que di­ce: «Me ten to­tal­men­te des­con­cer­ta­do». Sos­tu­vo que to­do fue fru­to de «un cho­que for­tuí­to nun ba­lón di­vi­di­do», de tal mo­do que «un com­pa­ñei­ro meu, el e mais eu fó­mo­nos ao chan. Non re­cor­do se nun sa­que de fal­ta ou la­te­ral».

Aña­de que, na­da más le­van­tar­se del sue­lo, es­cu­chó co­mo al­guien a su la­do gri­ta­ba: «Cui­da­do, cui­da­do». Y acu­sa al ri­val de dar­le un pu­ñe­ta­zo y una pa­ta­da. Re­mar­ca que su ver­sión de lo ocu­rri­do es­tá ra­ti­fi­ca­da por el he­cho de que «o ár­bi­tro o ex­pul­sa a el».

«Nin tem­po pa­ra des­cul­par­me»

I. D. S. no niega que Ma­cei­ras per­die­se un dien­te, pe­ro lo acha­ca a una ac­ción for­tui­ta en el trans­cur­so del par­ti­do ce­le­bra­do en Vi­la­xoán. «Que­da­mos alu­ci­na­dos, nin tem­po ti­ven de des­cul­par­me. A min par­tí­ron­me o na­riz nun­ha oca­sión, fun ope­ra­do, e non se me oco­rreu de­nun­ciar. Pa­ra to­do is­to hai un­ha mu­tua­li­da­de de­por­ti­va», ar­gu­men­ta el ju­ga­dor del Fi­guei­ri­do.

El fis­cal sos­tie­ne que I. D. S, gol­peó a la víctima cuan­do el ár­bi­tro les da­ba la es­pal­da a am­bos El acu­sa­do re­co­no­ce los da­ños del con­trin­can­te, pe­ro los acha­ca a un cho­que for­tui­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.