Ofen­si­va en los mu­ni­ci­pios cos­te­ros pa­ra re­du­cir la pla­ga de la ve­lu­ti­na

Con­ce­llos co­mo el de San­xen­xo, Vi­la­boa, Ma­rín o Bueu co­lo­can tram­pas pa­ra cap­tu­rar a las rei­nas y con­tro­lar, así, la pla­ga

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra -

Qui­co Cos­ta Con­ce­jal de Vi­la­boa «Nos im­pli­ca­mos to­dos los mu­ni­ci­pios de la co­mar­ca y eso da buen re­sul­ta­do An­to­nio Fol­ga­da Emer­xen­cias San­xen­xo «Ade­más de los ce­bos, va­mos a ha­cer una campaña de in­for­ma­ción» Mar­cos Ote­ro Api­cul­tor «É im­por­tan­te que a Ad­mi­nis­tra­ción to­me me­di­das; é un pro­ble­ma moi se­rio»

R. ES­TÉ­VEZ, M. GA­GO VILAGARCÍA, PON­TE­VE­DRA / LA VOZ

El 2016 fue el año de la re­ve­la­ción: la avis­pa asiá­ti­ca es un gra­ve pro­ble­ma am­bien­tal, una pla­ga que, o se con­tro­la, o aca­ba­rá co­bran­do di­men­sio­nes gi­gan­tes­cas. Pa­ra in­ten­tar evi­tar­lo, va­rios con­ce­llos de las Rías Bai­xas han pues­to ma­nos a la obra y es­tán adop­tan­do me­di­das «de pre­ven­ción», a fin de evi­tar que la in­va­sión de la ve­lu­ti­na si­ga cre­cien­do de for­ma ex­po­nen­cial.

Los con­ce­llos de O Mo­rra­zo par­ten con ven­ta­ja en el con­jun­to pro­vin­cial a la ho­ra de de­fi­nir una ac­tua­ción coor­di­na­da. El año pa­sa­do Ma­rín, Can­gas, Bueu, Moa­ña y Vi­la­boa rea­li­za­ron es­te ejer­ci­cio de pre­ven­ción y los re­sul­ta­dos pa­re­cen ha­ber si­do sa­tis­fac­to­rios. Tan­to, que la ex­pe­rien­cia se va a ex­ten­der en es­ta oca­sión a nue­vas lo­ca­li­da­des co­mo O Gro­ve, San­xen­xo, Mea­ño, Pon­te­ve­dra, Ba­rro y Por­tas, se­gún ex­pli­ca Jo­sé Ma­ría Be­llo, de­le­ga­do de la Aso­cia­ción Ga­lle­ga de Api­cul­to­res. Otros po­drían su­mar­se pron­to, co­mo Vilagarcía, don­de el con­ce­jal Lino Mou­ri­ño ex­pli­có que aún se es­tá es­tu­dian­do qué ha­cer.

En O Mo­rra­zo la enor­me ex­ten­sión de la pla­ga, que ame­na­za cien­tos de col­me­nas, se con­vir­tió en un pro­ble­ma que for­zó a los afec­ta­dos a to­mar­se la ofen­si­va en se­rio. Ase­so­ra­dos por los pro­pios api­cul­to­res, los go­bier­nos lo­ca­les pu­sie­ron en mar­cha di­ver­sas me­did­sa ten­den­tes a re­du­cir el im­pac­to de es­ta es­pe­cie in­va­so­ra y, so­bre to­do, vo­raz, que aca­ba ex­ter­mi­nan­do las col­me­nas de abe­ja. «Las ve­lu­ti­nas tie­nen un ci­clo anual», pre­ci­só Be­llo. En es­tos mo­men­tos, las avis­pas rei­na es­tán cons­tru­yen­do los ni­dos pri­ma­rios, «del ta­ma­ño de una pelota de te­nis». Si se lo­gran re­ti­rar aho­ra, se evi­ta­rán los pro­ble­mas del ve­rano, o al me­nos se ami­no­ra­rán. Es­te es el ob­je­ti­vo.

En la ban­da nor­te de la ría de Pon­te­ve­dra, en San­xen­xo, por ejem­plo, se apli­ca­rán los sis­te­mas pro­ba­dos en O Mo­rra­zo co­mo la co­lo­ca­ción de tram­pas pa­ra cap­tu­rar a las rei­nas de las ve­lu­ti­nas. Bus­can­do el ase­so­ra­mien­to de los api­cul­tor­se de es­te con­ce­llo, que se es­tán or­ga­ni­zan­do al igual que lo ha­cen sus veic­nos me­cos, se lle­va­rán a ca­bo una se­rie de char­las in­for­ma­ti­vas. Es­ta­rán di­ri­gi­das tan­to a api­cul­to­res co­mo a ciu­da­da­nos preo­cu­pa­dos por la in­ci­den­cia de la pla­ga en las col­me­nas de O Sal­nés. Hay mu­cho en jue­go. Los ni­dos de ve­lu­ti­na, gran­des y apa­ra­to­sos en el ve­rano y que se pue­den en­con­trar en cual­quier par­te, asus­tan a mu­chos ve­ci­nos. Sin em­bar­go, su im­pac­to en los fru­ta­les por la mor­tan­dad de abe­jas in­quie­ta, y mu­cho, a los agri­cul­to­res. El año pa­sa­do, los mu­ni­ci­pios de O Mo­rra­zo se die­ron cuen­ta de que la ve­lu­ti­na iba a con­ver­tir­se en un enemi­go fe­no­me­nal, y de­ci­die­ron unir fuer­zas con los api­cul­to­res pa­ra ha­cer­les fren­te. «No se tra­ta de in­ten­tar aca­bar con es­ta es­pe­cie, por­que no íba­mos a ser ca­pa­ces. De lo que se tra­ta es de con­te­ner su avan­ce». El he­cho de que la ac­ción fue­se con­jun­ta, ex­pli­ca Cos­ta, ha si­do muy po­si­ti­vo. «Nos im­pli­ca­mos to­dos los mu­ni­ci­pios y eso ha da­do un buen re­sul­ta­do», ar­gu­men­ta el con­ce­jal de Vi­la­boa, don­de es­te año vuel­ven a rea­li­zar tram­peos de pri­ma­ve­ra. El res­pon­sa­ble del ser­vi­cio de emer­gen­cias de San­xen­xo, An­to­nio Fol­ga­da, es­tá muy sa­tis­fe­cho de la co­la­bo­ra­ción em­pren­di­da con la Aso­cia­ción ga­lle­ga de api­cul­tu­ra. Con­ven­ci­dos de que la pre­ven­ción va a re­sul­tar fun­da­men­tal en la lu­cha con­tra la ve­lu­ti­na, en la lo­ca­li­dad más tu­rís­ti­ca de Ga­li­cia han apos­ta­do por co­lo­car tram­pas pa­ra las rei­nas. «Te­ne­mos un ma­pa de los lu­ga­res en los que apa­re­cie­ron ni­dos y va­mos a ir es­tu­dian­do dón­de co­lo­ca­mos las tram­pas pa­ra que sean lo más efec­ti­vas po­si­bles», re­la­ta. Ade­más, «va­mos a ha­cer una campaña de in­for­ma­ción». Mar­cos Ote­ro tie­ne col­me­na­res re­par­ti­dos por las co­mar­cas de O Sal­nés y Pon­te­ve­dra. El año pa­sa­do, la ve­lu­ti­na aca­bó con al­re­de­dor de se­sen­ta col­me­nas. Así que es­te año, Mar­cos es­tá ela­bo­ran­do tram­pas pa­ra in­ten­tar ca­zar rei­nas y, de esa for­ma, po­ner su gra­ni­to de are­na pa­ra que el ve­rano sea más tran­qui­lo. «Co­ñe­zo a xen­te que xa o fi­xo o ano pa­sa­do e que lle foi ben, así que vou pro­bar». Que los Con­ce­llos es­tén ac­tuan­do es una bue­na no­ti­cia. «É im­por­tan­te que a Ad­mi­nis­tra­ció to­me me­di­das; é un pro­ble­ma moi se­rio e pa­re­cía que non o vían», di­ce.

RA­MÓN LEIRO

Vi­la­boa, en la fo­to, fue uno de los pri­me­ros con­ce­llos en coor­di­nar la lu­cha con­tra la ve­lu­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.