SEIS ES­PE­CIA­LIS­TAS

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Reportaje - CARMEN GAR­CÍA DE BUR­GOS

¿Sa­be lo que es el neu­ro­bio­feed­back? No se asus­te, por­que tras ese nom­bre tan com­ple­jo se es­con­de una téc­ni­ca que be­ne­fi­cia­ría al 90 % de la po­bla­ción. Se tra­ta de un en­tre­na­mien­to di­rec­to de la men­te que tie­ne por ob­je­ti­vo re­edu­car al ce­re­bro en los com­por­ta­mien­tos que es­te de­be te­ner an­te una de­ter­mi­na­da si­tua­ción en la que no se es­tá eje­cu­tan­do co­rrec­ta­men­te. Lo ex­pli­can las pro­pie­ta­rias de Tec­ni­dae, y en­tre sus ob­je­ti­vos se en­cuen­tran cues­tio­nes tan co­ti­dia­nas y úti­les co­mo me­jo­rar el ren­di­mien­to y la me­mo­ria, au­men­tar la ve­lo­ci­dad de pro­ce­sa­mien­to y la re­sis­ten­cia al es­trés, o la crea­ti­vi­dad. Es de­cir, que po­dría lle­gar a ser me­jor en ca­si to­do.

Al me­nos, si es eso lo que ne­ce­si­ta. Se­rá el equi­po mul­ti­dis­ci­pli­nar for­ma­do por seis es­pe­cia­lis­tas —una op­to­me­tris­ta, una lo­go­pe­da, una psi­có­lo­ga, una pe­da­go­ga, una psiquiatra y la res­pon­sa­ble del neu­ro­bio­feed­back— el que de­ci­da, a ins­tan­cias de cual­quie­ra de sus miem­bros, dón­de ra­di­ca el pro­ble­mas y cuál es el tra­ta­mien­to a apli­car en ca­da uno de los ca­sos de ma­ne­ra in­di­vi­dua­li­za­da.

«Ás ve­ces non se sa­be nun pri­mei­ro mo­men­to se foi pri­mei­ro Martina Ares, Pa­tri­cia La­ge, Co­ral Gui­llén, Án­ge­la Pi­ñei­ro, Amalia Mo­rat­to y Gra­cie­la Ca­bo son seis es­pe­cia­lis­tas en di­fe­ren­tes cam­pos que, tras años de ex­pe­rien­cia, de­ci­die­ron for­mar­se en téc­ni­cas no­ve­do­sas pa­ra ofre­cer di­fe­ren­tes pun­tos de vis­ta a dis­tin­tos pro­ble­mas. o ovo ou a ga­li­ña: un­ha ano­ma­lía vi­sual po­de xe­rar un­ha si­tua­ción de es­trés e es­te pro­vo­ca una fun­cio­na­men­to in­co­rrec­to de cer­tas ap­ti­tu­des, e co­me­za un bu­cle que hai que pa­rar», ex­pli­ca Pa­tri­cia La­ge, op­to­me­tris­ta. Es so­lo uno de los ejem­plos de la im­por­tan­cia de con­tar con un gru­po cohe­sio­na­do de ex­per­tos que sean ca­pa­ces de lo­ca­li­zar la ver­da­de­ra cau­sa de di­fe­ren­tes si­tua­cio­nes que con fre­cuen­cia no per­mi­ten sa­car to­do el ren­di­mien­to po­si­ble a cual­quier ac­ción.

Los do­lo­res de ca­be­za que pue­den cau­sar los pro­ble­mas ocu­la­res en los adul­tos, y la ba­ja­da de au­to­es­ti­ma que crean, en oca­sio­nes, en los pe­que­ños son otros. Po­ner­les fin es tan sen­ci­llo co­mo acu­dir a la con­sul­ta de un cen­tro en el que co­noz­can exac­ta­men­te las ne­ce­si­da­des de ca­da pa­cien­te, y de­jar­se tra­tar por sus es­pe­cia­lis­tas.

FO­TO R. LEIRO

Par­te del equi­po de es­pe­cia­lis­tas de Tec­ni­dae.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.