Tur­quía abre una cri­sis con Ho­lan­da por el ve­to a su mi­nis­tro

Er­do­gan acu­sa al país de «fas­cis­ta» y «ves­ti­gio del na­zis­mo» por ne­gar la en­tra­da pa­ra un mi­tin al ti­tu­lar de Ex­te­rio­res

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - PA­TRI­CIA ALON­SO AFP

La cri­sis di­plo­má­ti­ca ha es­ta­lla­do en­tre Tur­quía y Ho­lan­da, des­pués de que La Ha­ya de­ci­die­se can­ce­lar ayer el per­mi­so de ate­rri­za­je en Ró­ter­dam pa­ra el avión del mi­nis­tro de Asun­tos Ex­te­rio­res tur­co, Me­vlut Ca­vu­so­glu. Ho­lan­da es uno de los paí­ses, que, jun­to a Ale­ma­nia y Aus­tria, ha mos­tra­do su dis­con­for­mi­dad con la in­ten­ción del Go­bierno de An­ka­ra de ha­cer cam­pa­ña den­tro de sus te­rri­to­rios a fa­vor del re­fe­ren­do pa­ra la im­plan­ta­ción de un sis­te­ma que da­ría más po­der al pre­si­den­te Re­cep Tay­yip Er­do­gan.

Tras co­no­cer la de­ci­sión de Ho­lan­da, el pre­si­den­te tur­co se mos­tró muy du­ro con­tra el Go­bierno de Mark Rut­te, y ase­gu­ró: «No sa­ben de po­lí­ti­ca ni de di­plo­ma­cia in­ter­na­cio­nal. Es­tos son los ves­ti­gios del na­zis­mo, son unos fas­cis­tas». Er­do­gan ame­na­zó con im­pe­dir la en­tra­da de di­plo­má­ti­cos ho­lan­de­ses en Tur­quía. «¿Có­mo van a ate­rri­zar aquí aho­ra vues­tros vue­los [di­plo­má­ti­cos]», di­jo du­ran­te un mi­tin en Estambul.

El pri­mer mi­nis­tro ho­lan­dés la­men­tó la reac­ción de Tur­quía, que ca­li­fi­có de «sa­li­da de tono» y lo­cu­ra ad­vir­tió que Ho­lan­da «no ce­de­rá a los chan­ta­jes», an­tes de lla­mar a con­sul­tas al em­ba­ja­dor tur­co en los Paí­ses Ba­jos.

Po­co des­pués de con­fir­mar­se la ne­ga­ti­va de Ho­lan­da a re­ci­bir a Ca­vu­so­glu, Tur­quía anun­ció que la mi­nis­tra de Fa­mi­lia, Fat­ma Ka­ya, via­ja­ría por tie­rra des­de Ale­ma­nia a Ró­ter­dam co­mo res­pues­ta a la ac­ti­tud de las au­to­ri­da­des ho­lan­de­sas. Pe­ro el con­voy en el que via­ja­ba fue de­te­ni­do por la po­li­cía Cen­te­na­res de tur­cos pro­tes­ta­ron an­te su con­su­la­do en Ró­ter­dam, des­pués de que la po­li­cía im­pi­die­ra la en­tra­da al edi­fi­cio de la mi­nis­tra tur­ca de Fa­mi­lia y Po­lí­ti­ca So­cial, Fat­ma Ka­ya.

ho­lan­de­sa cuan­do se di­ri­gía al con­su­la­do tur­co en es­ta ciu­dad, des­pués de que el al­cal­de, Ah­med Abou­ta­leb, or­de­na­se ce­rrar el ac­ce­so to­tal a la zo­na.

El Mi­nis­te­rio de Ex­te­rio­res ho­lan­dés ase­gu­ra que no es­tá en con­tra de que se in­for­me a los re­si­den­tes tur­cos so­bre el re­fe­ren­do del 16 de abril, pe­ro que no per­mi­ti­rá que se creen ten­sio­nes. Ade­más, re­cor­dó que en el mo­men­to en el que se hi­cie­ron las ame­na­zas am­bos Go­bier­nos es­ta­ban en con­ver­sa­cio­nes pa­ra bus­car una

lo­ca­li­za­ción al even­to. La dispu­ta con Tur­quía se ha con­ver­ti­do en Ho­lan­da en un te­ma de cam­pa­ña. Ca­si na­die tie­ne du­das de que el «no» de Mark Rut­te es­tá in­flui­do por las elec­cio­nes del miér­co­les. El pri­mer mi­nis­tro no que­ría dar nin­gu­na opor­tu­ni­dad al po­pu­lis­ta Geert Wil­ders, que la se­ma­na pa­sa­da mos­tró an­te la em­ba­ja­da tur­ca de La Ha­ya una pan­car­ta que de­cía: «¡Qué­de­se fue­ra! ¡Es­te es nues­tro país!».

Ano­che, el Go­bierno tur­co ce­rró las mi­sio­nes di­plo­má­ti­cas ho­lan-

de­sas en Estambul y An­ka­ra, por «ra­zo­nes de se­gu­ri­dad».

La es­tra­te­gia de Tur­quía de ha­cer cam­pa­ña en la diás­po­ra ha le­van­ta­do mu­chas am­po­llas en Eu­ro­pa, con even­tos can­ce­la­dos tam­bién en Ale­ma­nia y Aus­tria. Has­ta aho­ra la UE ha evi­ta­do un en­fren­ta­mien­to di­rec­to con An­ka­ra, pe­ro el co­mi­sa­rio eu­ro­peo de Po­lí­ti­cas de Ve­cin­dad y Am­plia­ción, Johan­nes Hahn, de­cla­ró que la com­pa­ra­ción con los na­zis es inacep­ta­ble y la­men­tó que Tur­quía se ale­je ca­da vez más de Eu­ro­pa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.