«Exis­te más con­cien­cia fis­cal por­que hay más in­for­ma­ción»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Economía -

Vin­cu­la­da a la es­ca­la de fi­nan­zas de la Xun­ta des­de el año 2001, Vic­to­ria Gon­zá­lez Váz­quez fue el re­le­vo de Ul­piano Vi­lla­nue­va al fren­te de la Axen­cia Tri­bu­ta­ria Ga­le­ga (Atri­ga) en el ve­rano del 2015. —Es­te mo­de­lo de agen­cia lle­va en vi­gor cua­tro años. ¿En qué ha cam­bia­do la ad­mi­nis­tra­ción tri­bu­ta­ria de la co­mu­ni­dad des­de en­ton­ces? —He­mos apos­ta­do por po­ten­ciar mu­cho más la in­for­ma­ción y la asis­ten­cia, por lo­grar el cum­pli­mien­to es­pon­tá­neo por par­te de los con­tri­bu­yen­tes de sus obli­ga­cio­nes fis­ca­les, y eso se ha con­se­gui­do. Se cen­tra­li­zó tam­bién la lu­cha con­tra el frau­de en una uni­dad más es­pe­cí­fi­ca, di­ri­gi­da des­de ser­vi­cios cen­tra­les. Es­ta es me­nos vi­si­ble y trans­pa­ren­te pa­ra el ciu­da­dano, pe­ro mu­cho más efi­cien­te a ni­vel in­terno. La Atri­ga tam­bién tie­ne más com­pe­ten­cias que las que po­seía la di­rec­ción xe­ral, co­mo la ges­tión del ca­non o las atri­bu­cio­nes de las ofi­ci­nas li­qui­da­do­ras. —¿Con­si­de­ra que exis­te po­ca cul­tu­ra fis­cal en el con­tri­bu­yen­te? —A ni­vel eu­ro­peo e in­ter­na­cio­nal nues­tra cul­tu­ra no es de las más al­tas, co­mo sí ocu­rre por ejem­plo en los paí­ses nór­di­cos, con más arrai­go del cum­pli­mien­to de las obli­ga­cio­nes tri­bu­ta­rias, a di­fe­ren­cia de lo que su­ce­de en el sur de Eu­ro­pa. Ca­da vez hay más con­cien­cia fis­cal por­que hay más in­for­ma­ción y más he­rra­mien­tas en ma­nos de los con­tri­bu­yen­tes. Se tra­ta de que los ciu­da­da­nos en­tien­dan que de­ben re­for­zar­se los in­gre­sos pa­ra sos­te­ner el gas­to pú­bli­co. En es­to sí se ha avan­za­do. —¿Y cuá­les son los re­sul­ta­dos? —Han au­men­ta­do cua­tro pun­tos las au­to­li­qui­da­cio­nes com­pro­ba­das que da­mos con­for­mes. Es de­cir, que ca­da vez más el con­tri­bu­yen­te de­cla­ra co­rrec­ta­men­te los im­pues­tos que tie­ne con no­so­tros. Se ha pa­sa­do del 88 al 92 %. —¿Por qué hay tan­tas re­cla­ma­cio­nes an­te los tri­bu­na­les eco­nó­mi­cos y ad­mi­nis­tra­ti­vos? —El nú­me­ro es es­ta­ble, no ha cre­ci­do. Es im­por­tan­te dis­tin­guir en­tre un ciu­da­dano que ocul­ta de otro que pre­sen­ta su li­qui­da­ción, aun­que no­so­tros po­de­mos en­ten­der que no sea co­rrec­ta por una dis­cre­pan­cia en la in­ter­pre­ta­ción de las nor­mas. Ob­via­men­te, to­do ac­to ad­mi­nis­tra­ti­vo pue­de ser re­cu­rri­do, pri­me­ro en re­po­si­ción y lue­go an­te el tri­bu­nal eco­nó­mi­co-ad­mi­nis­tra­ti­vo. Nues­tro por­cen­ta­je de re­cur­sos es­tá en­tre el 10 y el 12 %. —¿Cuá­les son los re­sul­ta­dos de la lu­cha con­tra el frau­de? —Lo pri­me­ro es acla­rar que una co­sa son las dis­cre­pan­cias con el con­tri­bu­yen­te y otra los he­chos im­po­ni­bles no de­cla­ra­dos, al­go que con­lle­va una san­ción. En el plan de lu­cha con­tra el frau­de, co­mo ha­ce la AEAT, in­clui­mos to­das las ac­tua­cio­nes. Lle­va tres lí­neas; in­for­ma­ción, asis­ten­cia y con­trol pre­ven­ti­vo; el con­trol ex­ten­si­vo e in­ten­si­vo, es de­cir, la ges­tión pa­ra los de­cla­ran­tes y la ins­pec­ción pa­ra no de­cla­ran­tes, y lue­go el con­trol de la fa­se re­cau­da­to­ria. Por eso da­mos el da­to glo­bal de deu­da de­tec­ta­da. Y la de ges­tión res­pec­to a la de ins­pec­ción, la pro­por­ción, sue­le ser dos ter­cios fren­te a un ter­cio. La Atri­ga ha he­cho aflo­rar más de 600 mi­llo­nes, y so­lo el año pa­sa­do fue­ron 150. Es­te ejer­ci­cio que­re­mos de­tec­tar deu­da por 20 mi­llo­nes más. —¿Dón­de es­tán los ma­yo­res fo­cos de ocul­ta­ción? —Nues­tros prin­ci­pa­les im­pues­tos son el de pa­tri­mo­nio, el de trans­mi­sio­nes pa­tri­mo­nia­les y su­ce­sio­nes. Es­ta­mos ha­blan­do de gen­te que ex­ce­de el lí­mi­te en pa­tri­mo­nio y no de­cla­ra, o que ocul­ta he­ren­cias. —¿En qué me­di­da cree que la cri­sis ha em­pu­ja­do a la gen­te a de­frau­dar? —Que ha­ya una re­ce­sión eco­nó­mi­ca, en ge­ne­ral, no sig­ni­fi­ca que los con­tri­bu­yen­tes quie­ran ocul­tar, sino que tie­nen ma­yo­res di­fi­cul­ta­des pa­ra pa­gar. En su mo­men­to, sí se no­tó un in­cre­men­to muy im­por­tan­te en la so­li­ci­tud de apla­za­mien­tos y eso es al­go que aho­ra ha em­pe­za­do a ba­jar. —¿Qué con­di­cio­nes hay pa­ra apla­zar? —No hay nin­gún ti­po de es­tan­da­ri­za­ción, co­mo sí ocu­rre en otras Ad­mi­nis­tra­cio­nes: ha­ce­mos un es­tu­dio in­di­vi­dua­li­za­do en fun­ción de la si­tua­ción de li­qui­dez y de las cir­cuns­tan­cias de ca­da uno pa­ra que pue­da pa­gar. Vic­to­ria Gon­zá­lez di­ri­ge la Atri­ga des­de agos­to del 2015.

—¿No cree que de­be­ría ten­der­se a una ar­mo­ni­za­ción? —Es­ta asun­to se tra­tó en la Con­fe­ren­cia de Pre­si­den­tes. Ac­tual­men­te, el sis­te­ma de fi­nan­cia­ción le da a ca­da co­mu­ni­dad una se­rie de com­pe­ten­cias nor­ma­ti­vas que pue­de ejer­cer en al­gu­nos im­pues­tos. Y ca­da au­to­no­mía lo que ha­ce, den­tro de sus po­si­bi­li­da­des, es ejer­cer­las pa­ra que sus in­gre­sos sos­ten­gan los gas­tos. Aho­ra mis­mo, el sis­te­ma es­ta así. Y es­to per­mi­te tam­bién ade­cuar el sis­te­ma fis­cal a las ne­ce­si­da­des y a la

XOÁN A. SOLER

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.