120 po­li­cías pro­te­gen a 1.300 mu­je­res ga­lle­gas mal­tra­ta­das

Una víc­ti­ma: «Sen­tí un do­lor enor­me cuan­do pu­se la de­nun­cia. Tan gran­de co­mo el sen­ti­mien­to de cul­pa y el mie­do»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Portada - M. S.

La crea­ción de uni­da­des es­pe­cia­les de­di­ca­das a la pro­tec­ción de las víc­ti­mas y a la in­ves­ti­ga­ción de los de­li­tos re­la­cio­na­dos con la vio­len­cia do­més­ti­ca es una de las me­di­das que se han pues­to en mar­cha en los úl­ti­mos años pa­ra lu­char con­tra es­ta la­cra que en los 70 días trans­cu­rri­dos de es­te año se ha co­bra­do la vi­da de vein­te mu­je­res en Es­pa­ña, dos de ellas en Ga­li­cia. Los juzgados dic­ta­ron el año pa­sa­do 1.134 me­di­das y ór­de­nes de pro­tec­ción de cu­yo cum­pli­mien­to se en­car­gan los cuer­pos de se­gu­ri­dad del Es­ta­do.

En la co­mu­ni­dad, al­go más de 120 agen­tes de la Guar­dia Ci­vil y de las po­li­cías Na­cio­nal, Au­to­nó­mi­ca y Lo­cal in­te­gran es­tos equi­pos de­di­ca­dos de for­ma ex­clu­si­va y du­ran­te las 24 ho­ras del día los 365 días del año a la pro­tec­ción de las víc­ti­mas de vio­len­cia ma­chis­ta. Es­to no sig­ni­fi­ca, en nin­gún ca­so, que los de­más agen­tes de las fuer­zas de se­gu­ri­dad no in­ter­ven­gan en ca­sos de agre­sio­nes ma­chis­tas. Al con­tra­rio, cual­quier po­li­cía o guar­dia ci­vil pue­de ac­tuar an­te un de­li­to de es­te ti­po, y no so­lo eso, sino que en oca­sio­nes apo­yan a los equi­pos con­tra la vio­len­cia ma­chis­ta, fun­da­men­tal­men­te en la­bo­res de pro­tec­ción de las víc­ti­mas.

En la Guar­dia Ci­vil son los Equi­pos Mu­jer-Me­nor (Emu­me) los de­di­ca­dos es­pe­cí­fi­ca­men­te a es­te ám­bi­to. En Ga­li­cia hay un gru­po en ca­da co­man­dan­cia y cua­tro pro­fe­sio­na­les en ca­da uno de ellos, se­gún fuen­tes del cuer­po. Die­ci­séis per­so­nas en to­tal, a las que se su­ma­rían una o dos per­so­nas en ca­da pues­to pa­ra ha­cer se­gui­mien­to a las víc­ti­mas.

En la Po­li­cía Na­cio­nal fun­cio­nan las Uni­da­des de Fa­mi­lia y Mu­jer (UFAM), de las que for­man par­te en Ga­li­cia al­go más de 70 agen­tes. De ellos, al­re­de­dor de 40 se de­di­can a in­ves­ti­ga­ción, y los otros 30, a pro­tec­ción. Ha­ce al­gu­nos días, el Sin­di­ca­to Uni­fi­ca­do de Po­li­cía (SUP) de­nun­cia­ba el ca­so de Pon­te­ve­dra, don­de la uni­dad es­tá in­te­gra­da por seis fun­cio­na­rios y so­lo uno se en­car­ga de la pro­tec­ción de víc­ti­mas, de ma­ne­ra, di­ce el sin­di­ca­to, que tie­ne a su car­go a 37 mu­je­res de ries­go me­dio o al­to y a otras 35 que han de­nun­cia­do ha­ber si­do víc­ti­mas de agre­sión por par­te de sus pa­re­jas o ex­pa­re­jas. Pa­ra el SUP, ha­rían fal­ta más me­dios per­so­na­les y ma­te­ria­les.

Ade­más de Guar­dia Ci­vil y Po­li­cía Na­cio­nal, la Po­li­cía Au­to­nó­mi­ca tam­bién pu­so en mar­cha ha­ce al­gu­nos me­ses una uni­dad es­pe­cí­fi­ca de vio­len­cia ma­chis­ta, de­di­ca­da a la­bo­res de pro­tec­ción y de la que for­man par­te do­ce agen­tes. De mo­men­to tie­nen pre­sen­cia en las cua­tro ca­pi­ta­les de pro­vin­cia ga­lle­gas, ade­más de en Vigo y San­tia­go.

Por úl­ti­mo, al­gu­nas po­li­cías lo­ca­les au­xi­lian en la pro­tec­ción de las víc­ti­mas de vio­len­cia. En Vigo, por ejem­plo, hay seis agen­tes de­di­ca­dos a ello, que atien­den en es­te mo­men­to a 170 mu­je­res. En Ou­ren­se son dos los po­li­cías que lle­van el con­trol de apro­xi­ma­da­men­te 58 víc­ti­mas. Tam­bién en Pon­te­ve­dra se des­ti­nan a es­te ser­vi­cio dos fun­cio­na­rios de la Po­li­cía Lo­cal que pro­te­gen a una me­dia de 30 mu­je­res.

En Ga­li­cia se pre­sen­ta­ron el año pa­sa­do 5.683 de­nun­cias por vio­len­cia do­més­ti­ca, se­gún los da­tos que es­ta mis­ma se­ma­na hi­zo pú­bli­cos el Con­se­jo Ge­ne­ral del Po­der Ju­di­cial. Son un 9 % más que el año an­te­rior. Pe­se a ello, Ga­li­cia es, se­gún esos da­tos, una de las co­mu­ni­da­des con la ta­sa de vio­len­cia do­més­ti­ca más ba­ja, 36,23 de ca­da 10.000 mu­je­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.