Mc­Cain desafía a Trump y le pi­de prue­bas con­tra Oba­ma

El se­na­dor re­pu­bli­cano exi­ge al pre­si­den­te que jus­ti­fi­que la acu­sa­ción de que su an­te­ce­sor pin­chó los te­lé­fo­nos del mag­na­te

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - ADRIA­NA REY

«No ten­go nin­gu­na ra­zón pa­ra creer que la acu­sa­ción sea ver­da­de­ra», di­jo John Mc­Cain. Desafian­te, el in­flu­yen­te se­na­dor re­pu­bli­cano vol­vió a re­tar al pre­si­den­te de EE. UU., es­ta vez a cuen­ta de las úl­ti­mas acu­sa­cio­nes que Do­nald Trump lan­zó con­tra Ba­rack Oba­ma. Fue el pa­sa­do 4 de mar­zo, cuan­do el neo­yor­quino vol­vió a ha­cer ga­la de su in­con­ti­nen­cia ver­bal y cul­pó de es­pio­na­je a su an­te­ce­sor, pa­ra escándalo de bue­na par­te de Ca­pi­tol Hill. Ayer, Mc­Cain pu­so voz a esa con­mo­ción ge­ne­ra­li­za­da y co­lo­có a Trump en­tre la es­pa­da y la pa­red: o se re­trac­ta o presenta prue­bas de su acu­sa­ción. El ul­ti­má­tum ha­bía to­ma­do for­ma ho­ras an­tes, cuan­do el Co­mi­té de In­te­li­gen­cia de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes pi­dió ofi­cial­men­te a la Ca­sa Blan­ca que pre­sen­ta­se cual­quier ti­po de do­cu­men­ta­ción que pro­ba­se que Oba­ma ha­bía pin­cha­do las lí­neas te­le­fó­ni­cas de la to­rre Trump.

No es la pri­me­ra vez que el mag­na­te con­ver­ti­do en po­lí­ti­co lan­za una acu­sa­ción sin pre­sen­tar nin­gu­na evi­den­cia. Ahí es­tán las de­nun­cias so­bre frau­de elec­to­ral, pa­ra jus­ti­fi­car su pér- di­da de vo­to po­pu­lar con­tra Hi­llary Clin­ton.

Víncu­los in­quie­tan­tes

Sea co­mo fue­re, la cen­su­ra al pre­si­den­te se ha in­cre­men­ta­do en las úl­ti­mas ho­ras y no so­lo en cuan­to a es­pio­na­je se re­fie­re. En las fi­las re­pu­bli­ca­nas, va­rias han si­do las fi­gu­ras que no han vis­to con bue­nos ojos la for­ma abrup­ta de des­pe­dir ful­mi­nan­te­men­te a los 46 fis­ca­les he­re­de­ros de la an­te­rior Ad­mi­nis­tra­ción. Preet Bha­ra­ra, fis­cal de Man­hat­tan, ha si­do el que más aten­ción ha aca­pa­ra­do tras re­be­lar­se con­tra Trump y for­zar a que fue­se el pro­pio pre­si­den­te el que le echa­se. Así fue fi­nal­men­te, pe­ro no sin an­tes pro­vo­car una olea­da de reac­cio­nes de pro­tes­ta en­ca­be­za­das, eso sí, por el Par­ti­do De­mó­cra­ta.

Uno de los más ac­ti­vos ha si­do el re­pre­sen­tan­te por Mary­land, Eli­jah Cum­mings, quien ha des­li­za­do una nue­va e in­quie­tan­te teo­ría que vin­cu­la el des­pi­do del fis­cal Bha­ra­ra con las in­ves­ti­ga­cio­nes de las que el ac­tual Mc­Cain cree que la acu­sa­ción de Trump es fal­sa.

pre­si­den­te es­ta­ría sien­do ob­je­to.

Du­ran­te una en­tre­vis­ta en ABC News, el le­gis­la­dor de más al­to ran­go en el Co­mi­té de Vi­gi­lan­cia y Re­for­ma del Go­bierno sos­tu­vo que Trump es­ta­ba preo­cu­pa­do por có­mo la ju­ris­dic­ción del fis­cal po­dría afec­tar a su fu­tu­ro. Es

MARK WIL­SON AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.