El ex­ce­so de afo­ro cau­sa al me­nos dos muer­tes en un con­cier­to en Ar­gen­ti­na

Ha­bía 400.000 per­so­nas en un re­cin­to ap­to pa­ra 200.000 cuan­do su­ce­dió la ava­lan­cha

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - AFP

Las imá­ge­nes aé­reas ob­te­ni­das con dro­nes no de­jan lu­gar a du­das. El ex­ce­so de afo­ro pro­vo­có la ava­lan­cha en la que mu­rie­ron dos per­so­nas y al me­nos una de­ce­na re­sul­ta­ron he­ri­das gra­ves por aplas­ta­mien­to, mien­tras asis­tían a un con­cier­to en la ciu­dad de Ola­va­rría (a 355 ki­ló­me­tros de Bue­nos Ai­res), en la fin­ca ru­ral La Col­me­na, du­ran­te la ma­dru­ga­da del sá­ba­do.

Ocu­rrió du­ran­te el ma­cro­rre­ci­tal del mú­si­co Car­los Al­ber­to

So­la­ri, una ac­tua­ción mul­ti­tu­di­na­ria en la que la afluen­cia ma­si­va pu­do ha­ber te­ni­do con­se­cuen­cias to­da­vía más dra­má­ti­cas, se­gún la fis­cal del ca­so, Su­sa­na Alon­so, quien se­ña­ló que, aun­que la in­ves­ti­ga­ción se en­cuen­tra en una fa­se muy pre­li­mi­nar, el lu­gar «es­ta­ba pre­pa­ra­do pa­ra me­nos can­ti­dad de gen­te».

Olea­da de gen­te

En de­cla­ra­cio­nes a Ra­dio Con Vos re­co­gi­das por Efe, la fis­cal ex­pli­có que, aun­que el re­cin­to es­ta­ba en con­di­cio­nes de al­ber­gar, a lo su­mo, 200.000 per­so­nas, las imá­ge­nes áreas re­ve­lan la asis­ten­cia de 400.000. «No sé si to­dos te­nían en­tra­das ni cuán­tas se ven­die­ron. Pe­ro sí, por lo que me di­cen los pe­ri­tos, vien­do las imá­ge­nes, una de las cau­sas pu­do ha­ber si­do esa», de­cla­ró.

En la mis­ma lí­nea se pro­nun­ció la au­to­ri­dad mu­ni­ci­pal de Ola­va­rría, Eze­quiel Ga­lli. «Las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad es­ta­ban pre­vis­tas pa­ra 170.000 per­so­nas, la mi­tad de la gen­te de la que ha­bía, no se es­pe­ra­ba tan­ta», ase­gu­ró.

Ga­lli con­fir­mó que los dos hom­bres de 40 años fa­lle­cie­ron en el re­cin­to de La Col­me­na, por un paro car­dio­rres­pi­ra­to­rio pro­vo­ca­do por la ava­lan­cha. De en­tre los he­ri­dos, hay una mu­jer en si­tua­ción crí­ti­ca con pro­ble­mas car­dio­rres­pi­ra­to­rios. Al­gu­nos de los asis­ten­tes re­la­ta­ron que el re­cin­to es­ta­ba des­bor­da­do por el pú­bli­co cuan­do, en el ter­cer te­ma del re­ci­tal, en­tró una olea­da de gen­te que so­bre­pa­só a los en­car­ga­dos de se­gu­ri­dad, lo que pro­vo­có una ava­lan­cha que pre­sio­nó a los asis­ten­tes que ya es­ta­ban en sus si­tios.

El pro­pio can­tan­te lla­mó la aten­ción des­de el es­ce­na­rio del gra­ve ries­go que co­rrían las per­so­nas si­tua­das en pri­me­ra lí­nea, y pi­dió al pú­bli­co que se mo­vie­ran ha­cia atrás pa­ra evi­tar aplas­ta­mien­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.