El Ma­drid re­cu­pe­ra el li­de­ra­to con un triun­fo agó­ni­co

Otra vez Ser­gio Ra­mos de ca­be­za en la rec­ta fi­nal sal­vó a su equi­po an­te el Be­tis Key­lor Na­vas, en Cris­tiano Ser­gio Ra­mos. Ma­teu Lahoz (co­le­gio va­len­ciano). Amo­nes­tó a Mar­ce­lo por el Real Ma­drid. Ex­pul­só a Pic­ci­ni por do­ble ama­ri­lla (min 78) por el Be­tis.

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - Go­les: AMA­DOR GÓ­MEZ

Adán, Pic­ci­ni, Man­di (Ra­fa Na­va­rro, min 83), Pez­ze­lla, Tos­ca, Dur­mi­si, Bra­sa­nac (Alex Ale­gría, min 86), Rubén Par­do, Ce­ba­llos, Sa­na­bria y Rubén Cas­tro (Pe­tros, min 64)

0-1, min 25, 1-1, min 40, 2-1, min 81, Ya se ha con­ver­ti­do en una cos­tum­bre que el Real Ma­drid re­mon­te en los úl­ti­mos mi­nu­tos con un ca­be­za­zo de Ser­gio Ra­mos tras un cór­ner lan­za­do por To­ni Kroos. Fren­te al Be­tis vol­vió a ocu­rrir, por­que cuan­do al equi­po blan­co no le lle­ga con el fút­bol y es­tá com­ple­ta­men­te atas­ca­do, víc­ti­ma de su de­sor­den y su an­sie­dad, ca­si siem­pre apa­re­ce la ca­be­za de su ca­pi­tán pa­ra dar a su equi­po la vic­to­ria, en es­te ca­so, sal­pi­ca­da de nue­vo de po­lé­mi- ca y tras­cen­den­tal pa­ra re­cu­pe­rar el li­de­ra­to y las má­xi­mas es­pe­ran­zas en la lu­cha por la Li­ga.

En es­ta oca­sión no hu­bo que es­pe­rar al tiem­po aña­di­do, por­que el Be­tis ju­ga­ba con diez des­de tres mi­nu­tos an­tes del 2-1 por la ex­pul­sión de Pic­ci­ni, que se ga­nó con me­re­ci­mien­to la se­gun­da ama­ri­lla por un aga­rrón a Lu­cas Váz­quez.

Tam­bién ha­bría si­do jus­to que Key­lor Na­vas hu­bie­se si­do ex­pul­sa­do en el mi­nu­to 21 y de­ja­se en in­fe­rio­ri­dad al Real Ma­drid, pe­ro en ese ca­so Ma­teu Lahoz per­do­nó la ro­ja di­rec­ta al guar­da­me­ta cos­ta­rri­cen­se, tris­te pro­ta­go­nis­ta al prin­ci­pio por el gol que re­ga­ló al Be­tis, con un gra­ví­si­mo error al me­ter el ba­lón en su por­te­ría, pe­ro tam­bién sal­va­dor al fi­nal. Por­que en el mi­nu­to 92, Key­lor Na­vas vo­ló pa­ra, con una es­pec­ta­cu­lar y de­ci­si­va pa­ra­da, im­pe­dir el em­pa­te de Sa­na­bria. En­ton­ces el Ber­na­béu se ol­vi­dó de los pi­tos al cos­ta­rri­cen­se y ova­cio­nó a su guar­da­me­ta, que pa­só de vi­llano a hé­roe.

El Be­tis no so­lo con­si­guió aguan­tar el em­pu­je ini­cial de los blan­cos, sino que em­pe­zó a avi­sar al con­tra­ata­que y, en uno de los des­ajus­tes de los cen­tra­les, Bra­sa­nac se plan­tó so­lo fren­te a Key­lor Na­vas pa­ra que el cos­ta­rri­cen­se le arro­lla­se fue­ra del área ga­nán­do­se la ro­ja di­rec­ta. Sin em­bar­go, Ma­teu Lahoz ni si- Ser­gio Ra­mos vol­vió a ser de­ci­si­vo pa­ra el Real Ma­drid ano­tan­do el 2-1.

quie­ra se­ña­ló fal­ta, re­cri­mi­nan­do al fut­bo­lis­ta del Be­tis ha­ber fin­gi­do el cla­rí­si­mo de­rri­bo. Co­rría el mi­nu­to 21 y el Ma­drid se sal­vó de que­dar­se con diez, pe­ro so­lo cua­tro mi­nu­tos des­pués Key­lor Na­vas co­me­tía un gra­ví­si­mo error, in­tro­du­cién­do­se en su pro­pia por­te­ría un dis­pa­ro de Sa­na­bria. El guar­da­me­ta blan­co, des­pués de de­te­ner el re­ma­te, me­tió el ba­lón con su mano de­re­cha y tar­dó en sa­car la iz­quier­da, pa­ra ade­lan­tar al Be­tis.

El Ma­drid no so­lo es­ta­ba ren­quean­te en la por­te­ría y en la za­ga, sino tam­bién en un cen­tro del

cam­po sin flui­dez y en la de­lan­te­ra, con Cris­tiano Ro­nal­do sin ape­nas par­ti­ci­par al ha­ber per­di­do el por­tu­gués la ve­lo­ci­dad que ex­hi­bía y no con­se­guir des­bor­dar co­mo acos­tum­bra­ba.

Mar­ce­lo a Cris­tiano y 1-1

Sin em­bar­go, po­co des­pués de que Ma­teu ig­no­ra­se un po­si­ble pe­nal­ti de Car­va­jal a Sa­na­bria lle­gó la tí­pi­ca in­ter­na­da y asis­ten­cia de Mar­ce­lo pa­ra que, una vez que Mo­ra­ta se lle­vó con­si­go a los cen­tra­les del Be­tis, Cris­tiano que­da­se li­bre de mar­ca y, des­de la po­si­ción de de­lan­te­ro cen­tro pu­ro, el lu­so co­nec­ta­se su ca­be­za pa­ra em­pa­tar en un mo­men­to cla­ve. El Ma­drid no ha­bía ju­ga­do y ha­bía su­fri­do, pe­ro el de ca­si siem­pre se en­car­gó de cal­mar los áni­mos, aun­que el Be­tis ya ha­bía de­mos­tra­do que no le cos­ta­ba de­ma­sia­do plan­tar­se en las in­me­dia­cio­nes del área local y ge­ne­rar cier­to pe­li­gro. Mu­cho te­nía que me­jo­rar el Ma­drid pa­ra evi­tar un dis­gus­to en el se­gun­do tiem­po, pe­ro a pe­sar de la de­sidia de su de­fen­sa y a arries­gar de­ma­sia­do, sa­lió triun­fan­te gra­cias a Ra­mos y, quién lo iba a pro­nos­ti­car, tam­bién a Na­vas.

GE­RARD JU­LIEN AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.