La mi­gra­ción de la xar­da ha­cia el nor­te ame­na­za con de­jar a Es­pa­ña sin cuo­ta

Ga­li­cia ve en esas pre­dic­cio­nes ar­gu­men­tos pa­ra des­ga­jar la ges­tión del Can­tá­bri­co

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Marítima - E. ABUÍN

De pron­to un día se des­cu­brió que se po­día pes­car mer­lu­za en No­rue­ga ca­si co­mo en Gran Sol; que la an­choa na­da­ba por Di­na­mar­ca co­mo acos­tum­bra­ba a ha­cer­lo en el País Vas­co, y que la xar­da iba ca­mino de com­ple­men­tar al ba­ca­lao co­mo ali­men­to de las fo­cas del Ár­ti­co. Po­dría ser que esa ex­pan­sión has­ta la­ti­tu­des tan sep­ten­trio­na­les fue­se por la su­per­po­bla­ción de esas es­pe­cies, pe­ro no. No ha­bía tal ra­zón idí­li­ca. Al con­tra­rio. No es ex­pan­sión, sino más bien des­pla­za­mien­to. Una mi­gra­ción del stock ha­cia el nor­te en bus­ca de aguas más frías. En de­fi­ni­ti­va, de nue­vo el cam­bio cli­má­ti­co, el ca­len­ta­mien­to glo­bal, la al­te­ra­ción de co­rrien­tes, la aci­di­fi­ca­ción del océano, la subida del ni­vel del mar...

«To­das esas con­se­cuen­cias tie­nen efec­tos so­bre la vi­da ma­ri­na y cos­te­ra y podrían cons­ti­tuir ries­gos po­ten­cia­les pa­ra aque­llas es­pe­cies a las que les cues­ta adap­tar­se a los cam­bios», ex­pli­ca el bió­lo­go ho­lan­dés Bau­ke de Vries, au­tor de un es­tu­dio so­bre el im­pac­to del cam­bio cli­má­ti­co en las pes­que­rías pe­lá­gi­cas rea­li­za­do a ins­tan­cias del Con­se­jo Con­sul­ti­vo (ob­via­men­te) de Pe­lá­gi­cos. Y re­sul­ta que de to­dos esos fe­nó­me­nos, el que más afec­ta a es­te ti­po de po­bla­cio­nes pes­que­ras es el au­men­to de la tem­pe­ra­tu­ra del océano. Las es­pe­cies co­mer­cial­men­te más im­por­tan­tes es­tán emi­gran­do ha­cia el nor­te. Cla­ro que con ellas tam­bién se des­pla­zan los pa­tó­ge­nos, las es­pe­cies in­va­so­ras y las al­gas, lo que po­dría desem­bo­car en «una pér­di­da de di­ver­si­dad» y unas ca­da vez más fre­cuen­tes ma­reas ro­jas.

Más di­fí­cil de pre­de­cir es el

efec­to que esa subida de tem­pe­ra­tu­ra ten­drá en el desove y, en con­se­cuen­cia, có­mo in­flui­rá eso en los con­se­jos cien­tí­fi­cos.

Lo que es­tá más que cla­ro es que «las es­pe­cies es­tán tras­la­dan­do su cen­tro de dis­tri­bu­ción al nor­te y, por tan­to, el TAC (to­tal ad­mi­si­ble de cap­tu­ras) pa­ra las di­fe­ren­tes zo­nas de­be­ría cam­biar. Por­que al va­riar su dis­tri­bu­ción, «al­gu­nos paí­ses» in­clu­so «podrían per­der el de­re­cho a pes­car un stock» ya sea por su drás­ti­ca re­duc­ción en sus ca­la­de­ros o por su des­apa­ri­ción de un área de pes­ca so­me­ti­da a TAC, ad­vier­te De Vries.

Ni que de­cir tie­ne que la cos­ta ga­lle­ga en­ca­ja a la per­fec­ción con una de esas zo­nas pa­ra las que los au­gu­rios son más pe­si­mis­tas. Es­tá cla­ro que si a la xar­da le ha da­do por las aguas del Ár­ti­co, las de Fis­te­rra se le ha­brán que­da­do

va­rios gra­dos por en­ci­ma de mor­nas. Y qui­zá en un fu­tu­ro, no se sa­be cuán­to de le­jano, dar con una xar­da en Ga­li­cia sea al­go tan inusual co­mo lo es hoy to­par­se con una ba­rra­cu­da.

Al mal tiem­po...

La pes­ca ga­lle­ga ha pues­to bue­na ca­ra a esas ma­las pre­vi­sio­nes y ha si­do ca­paz de ex­traer una lec­tu­ra po­si­ti­va de ese éxo­do al nor­te que pre­co­ni­zan pa­ra la xar­da. Y es que si la pre­sen­cia de la es­pe­cie es ca­da vez más re­si­dual, el im­pac­to de la actividad ex­trac­ti­va so­bre el stock va a ser mí­ni­ma, me­nos in­clu­so de lo que lo es aho­ra (la ma­yor par­te de las cuo­tas las aca­pa­ra el Reino Uni­do). Así que, «da­do que os ren­de­men­tos eco­nó­mi­cos por bu­que van ser me­no­res por­que hai me­nos, ha­be­ría que re­vi­sar o TAC á

al­za pa­ra que no pe­río­do de im­plo­sión des­ta pes­quei­ra se poi­da apro­vei­tar ao má­xi­mo», ex­pli­ca Tor­cua­to Tei­xei­ra, se­cre­ta­rio xe­ral de Pesca­gali­cia.

El re­pre­sen­tan­te del arras­tre de li­to­ral co­ru­ñés ve in­clu­so una puer­ta abier­ta a con­se­guir esa uni­dad fun­cio­nal di­fe­ren­cia­da del nor­te que re­cla­man pa­ra la xar­da y el ju­rel del Can­tá­bri­co. O, in­clu­so, da­do que el mis­mo in­for­me alu­de a una po­si­ble re­vi­sión de las áreas que en­glo­ban los stocks pe­lá­gi­cos, bo­rrar la fron­te­ra ima­gi­na­ria que se­pa­ra la zo­na VIIIc (de Fis­te­rra al gol­fo de Viz­ca­ya) de la IXa (de Fis­te­rra al gol­fo de Cá­diz).

Por­que, eso sí, el ex­per­to que ha he­cho el in­for­me ad­vier­te de que ha­brá que afron­tar esas mo­di­fi­ca­cio­nes y cam­biar el sis­te­ma de ges­tión y re­co­men­da­ción so­bre los stocks.

PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

El cam­bio cli­má­ti­co es­tá obli­gan­do a al­gu­nas es­pe­cias a mi­grar en bus­ca de aguas más frías.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.