Da po­si­ti­vo, le in­mo­vi­li­zan el co­che y tra­ta de lle­vár­se­lo igual­men­te

El con­duc­tor, un hom­bre de 57 años, in­clu­so in­ten­tó agre­dir a los agen­tes de Trá­fi­co

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - La Voz De Pontevedra - S.B.

Un ve­cino de Re­don­de­la, de 57 años de edad, pro­ta­go­ni­zó en la ma­dru­ga­da del do­min­go un su­ce­so de trá­fi­co en la pa­rro­quia pon­te­ve­dre­sa de Alba que ter­mi­nó con su tras­la­do a la Co­man­dan­cia de la Guar­dia Ci­vil, su pos­te­rior pues­ta en li­ber­tad y ci­ta­ción pa­ra com­pa­re­cer an­te el juz­ga­do de ins­truc­ción nú­me­ro 3 de Pon­te­ve­dra ma­ña­na, mar­tes,

El in­ci­den­te tu­vo lu­gar a las 4.25 ho­ras del do­min­go, en el ki­ló­me­tros 115 de la ca­rre­te­ra N-550, en el lu­gar de Alba. Agen­tes de la Guar­dia Ci­vil de Trá­fi­co die­ron el al­to a un Peu­geot 306 que era con­du­ci­do por un hom­bre de 57 años e ini­cia­les J.F.C. Los agen­tes hi­cie­ron pa­sar al con­duc­tor un test de al­coho­le­mia, arro­jan­do una ta­sa de 0,88 mi­li­gra­mos de al­cohol por li­tro de ai­re es­pi­ra­do, una ci­fra que es más del do­ble del má­xi­mo que per­mi­te la ley (0,25).

Los agen­tes prac­ti­ca­ron un se­gun­do con­trol al con­duc­tor y de nue­vo dio una ta­sa muy ele­va­da: 0,86. A la vis­ta del re­sul­ta­do, el equi­po de ates­ta­dos ins­tru­yó di­li­gen­cias y ci­tó al con­duc­tor pa­ra el mar­tes en el juz­ga­do, con el fin de que so­me­ter­lo a un jui­cio rá­pi­do.

Al mis­mo, tiem­po, an­te la ele­va­da ta­sa de al­cohol del con­duc­tor, los agen­tes co­lo­ca­ron en el vehícu­lo un sis­te­ma in­mo­vi­li­za­dor que blo­quea el vo­lan­te con el freno.

En di­rec­ción a Pon­te­ve­dra

Una vez com­ple­ta­das es­tas cues­tio­nes, el equi­po de Trá­fi­co aban­do­nó el lu­gar pa­ra re­gre­sar a los po­cos mi­nu­tos con otro co­me­ti­do. La sor­pre­sa de los agen­tes fue com­pro­bar que el vehícu­lo que ha­bían in­mo­vi­li­za­do po­co an­tes cir­cu­la­ba en di­rec­ción Pon­te­ve­dra, y que a su man­do iba el con­duc­tor que ha­bía pre­sen­ta­do ele­va­dos ni­ve­les de al­cohol.

Al pa­rar de nue­vo al vehícu­lo, com­pro­ba­ron que el hom­bre con­du­cía con el in­mo­vi­li­za­dor co­lo­ca­do, por lo que ape­nas po­día mo­ver el vo­lan­te ni fre­nar.

Se­gún la ver­sión ofre­ci­da por los agen­tes, al ser re­que­ri­do el con­duc­tor pa­ra que sa­lie­ra del co­che, es­te pre­ten­dió con­ti­nuar la mar­cha ha­cia su re­si­den­cia en Re­don­de­la. El con­duc­tor, re­co­ge el ates­ta­do, se re­sis­tió a los re­que­ri­mien­tos de los agen­tes y en al­gún mo­men­to in­clu­so tra­tó de agre­dir­les.

An­te la gra­ve­dad que iban to­man­do los he­chos, se re­sol­vió de­te­ner al hom­bre y tras­la­dar­lo a la Co­man­dan­cia de Pon­te­ve­dra.

Allí se con­fir­ma­ron sus da­tos y se pu­do com­pro­bar que cuen­ta con di­ver­sos an­te­ce­den­tes po­li­cia­les.

El hom­bre pa­só la no­che y par­te de la ma­ña­na en el ca­la­bo­zo y fue pues­to en li­ber­tad a me­dio­día, aun­que se man­tie­ne la ci­ta­ción pa­ra que com­pa­rez­ca ma­ña­na an­te el juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 3 de Pon­te­ve­dra. Los car­gos se­rán más gra­ves que los de la ci­ta­ción ini­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.