Efi­ca­cia gra­na­te pa­ra que­dar­se arri­ba

Los dos go­les de Ke­vin en el pri­mer tiem­po sen­ten­cia­ron el due­lo con­tra el Va­lla­do­lid

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - La Voz De Pontevedra -

Con un ju­ga­dor me­nos, dos go­les en la pri­me­ra par­te y un Mario Bar­co le­sio­na­do se lle­vó ayer el Pon­te­ve­dra un par­ti­do con­tra el Va­lla­do­lid en el que po­dría ha­ber­se lu­ci­do más, pe­ro no ser más efi­caz.

Tu­vo al­go de suer­te, sí, pe­ro me­re­ci­da, el cua­dro gra­na­te du­ran­te los pri­me­ros mi­nu­tos. El tan­to que mar­có Ke­vin Pre­sa me­dia­do el ocho de en­cuen­tro fue so­lo una con­se­cuen­cia ló­gi­ca del jue­go que es­ta­ban ha­cien­do am­bos equi­pos. Los pu­ce­la­nos sa­lie­ron al cam­po in­ten­tan­do ob­viar qué ri­val te­nían en­fren­te. No pu­sie­ron ni in­ten­si­dad ni car­ne en el asa­dor de Pa­sa­rón, y la plan­ti­lla local asu­mió am­bas fun­cio­nes. Dio el ba­lón en las pier­nas del de­fen­sa cas­te­lla­no­leo­nés, pe­ro la in­ten­ción del ti­ro del cen­tro­cam­pis­ta gra­na­te es­ta­ba cla­ra y la atri­bu­ción del tan­to, tam­bién.

El cua­dro vi­si­tan­te no tu­vo una reac­ción rá­pi­da, y tres mi­nu­tos des­pués era Añón el que cen­tra­ba el ba­lón a Lou­rei­ro pa­ra ver si po­día re­ma­tar­lo con un gol. La de­fen­sa pu­ce­la­na ata­jó el ata­que y co­men­zó a in­ten­tar dar­le la vuel­ta al par­ti­do. Dos oca­sio­nes se­gui­das lo cer­ti­fi­ca­ron. La pri­me­ra, en el mi­nu­to 25, y aun­que lle­gó a las ma­nos de Edu, el es­fé­ri­co se res­ba­ló y dio un buen sus­to a la afi­ción. El pri­mer dis­pa­ro se­rio a puer­ta lle­ga­ba, sin em­bar­go, seis des­pués de las bo-

tas de Zam­brano. No fue a más la co­sa, y el Pon­te­ve­dra res­pi­ró. Pe­ro pa­re­ció que­dar to­ca­do, y co­men­zó un re­plie­gue gra­dual, de­jan­do a Ma­teu arri­ba, que se ha­bía que­da­do so­lo in­ten­tan­do lle­gar a to­do lo que se apro­xi­ma­ba. No lo con­se­guía.

Po­dría ha­ber te­ni­do res­pues­ta el gol del Pon­te­ve­dra en su pro­pia por­te­ría en el mi­nu­to 39 tras un dis­pa­ro de Arro­yo, pe­ro Edu cor­tó las as­pi­ra­cio­nes pu­ce­la­nas con una pa­ra­da a tiem­po. Po­co lu­ci­da, eso sí, com­pa­ra­da con la que ape­nas un mi­nu­to des­pués evi­ta­ba un ti­ro fran­co de Dani Ve­ga. Y, sin dar­le tre­gua, otros dos más tar­de un error de­fen­si­vo de Por­te­la de­jó al guar­da­me­ta pon­te­ve­drés so­lo an­te un ata­que fron­tal que po­dría ha­ber­le cos­ta­do el em­pa­te al cua­dro local.

Pe­ro el par­ti­do no era del Va­lla­do­lid. Ni si­quie­ra del Pon­te­ve­dra, que ha­bía ido de­jan­do es­ca­par el do­mi­nio del jue­go. Era de Ke­vin. Al me­nos lo fue du­ran-

te los mo­men­tos cla­ve del en­cuen­tro. A so­lo unos se­gun­dos del des­can­so el cen­tro­cam­pis­ta vol­vió a ha­cer­lo, pe­ro es­ta vez qui­tán­do­se la es­pi­ni­ta de la efec­ti­vi­dad y dán­do­le a su apro­xi­ma­ción a la por­te­ría mo­ra­da y al gol que me­tió en ella una ele­gan­cia que pu­so en pie a to­da la afi­ción. Sa­lió co­rrien­do ha­cia el ban­qui­llo, don­de San­ti Ca­ne­da le ha­bía vis­to las in­ten­cio­nes y lo es­pe­ra­ba pa­ra ce­le­brar con un abra­zo la ha­za­ña. El 2-0 de­jó prác­ti­ca­men­te sen­ten­cia­do un en­fren­ta­mien­to del que to­da­vía que­da­ba la mi­tad.

Nue­ve mi­nu­tos me­nos

Lo que na­die es­pe­ra­ba es que tres cuar­tas par­tes del se­gun­do tiem­po fue­se a trans­cu­rrir con un ju­ga­dor me­nos pa­ra el Pon­te­ve­dra. Una po­lé­mi­ca tar­je­ta ro­ja sa­có del cés­ped tras una pa­ta­da a Bruno, a quien la afi­ción aplau­dió cuan­do aban­do­nó el cés­ped, y Lui­si­to no tar­dó en re­co­lo­car

a la plan­ti­lla pa­ra for­mar un 4-4, sa­car a Ma­teu y me­ter a Mario Bar­co. Du­ró exac­ta­men­te nue­ve mi­nu­tos an­tes de que una le­sión mus­cu­lar en el mus­lo iz­quier­do le obli­ga­ra a ter­mi­nar su par­ti­do a vein­tiuno del fi­nal. En su lu­gar, Álex Gon­zá­lez tra­tó de de­vol­ver la es­ta­bi­li­dad al Pon­te­ve­dra, que se de­di­ca­ba por en­ton­ces a bus­car ba­lo­nes a la con­tra pa­ra ma­tar el en­cuen­tro.

Apro­ve­chó su ven­ta­ja nu­mé­ri­ca el Va­lla­do­lid pa­ra qui­tar a un de­fen­sa y ade­lan­tar el jue­go. No te­nía na­da que per­der. O eso pa­re­cía has­ta que Álex Gon­zá­lez ti­ró el ba­lón di­rec­to a la por­te­ría mo­ra­da en un lan­za­mien­to que so­lo una pa­ra­da co­mo la que fir­mó Ta­nis po­día evi­tar que se con­vir­tie­se en el ter­ce­ro. A Edu tam­bién le to­có de­fen­der su red en, al me­nos, dos oca­sio­nes más an­tes del fi­nal del par­ti­do, que ter­mi­nó con me­dio cua­dro gra­na­te ex­haus­to, sus­pi­ran­do por el pi­ti­do fi­nal.

CAPOTILLO

El cua­dro gra­na­te po­dría ha­ber sa­ca­do más ré­di­to a una pri­me­ra par­te en la que mar­có dos go­les y sen­ten­ció el par­ti­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.