La ventana

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Opinión - MARIO BERAMENDI

Hay ma­yo­res a los que so­lo les acom­pa­ña el cris­tal de su ventana. En al­gu­nos mo­men­tos del día se acer­can a ella y apo­yan su fren­te, man­sa­men­te, co­mo quien bus­ca co­bi­jo o tal vez com­pren­sión. Ahí pasan los mi­nu­tos, qui­zás las ho­ras; ven el mo­vi­mien­to de la ca­lle, se­res anó­ni­mos que les evo­can a su fa­mi­lia o sus alle­ga­dos, y por un mo­men­to ima­gi­nan que se en­cuen­tran en com­pa­ñía de al­guien. Es una for­ma de en­tre­te­ni­mien­to co­mo otra cual­quie­ra. En San­tia­go, igual que en mu­chas otras ciu­da­des, ca­da vez hay más per­so­nas que vi­ven so­las. En la ca­lle don­de re­si­den mis sue­gros, du­ran­te mu­cho tiem­po, veía siem­pre una se­ño­ra muy ma­yor apos­ta­da en la ventana de un edi­fi­cio de la ace­ra de en­fren­te. Da­ba igual la ho­ra. Ella siem­pre es­ta­ba allí, en el pri­me­ro. Sin co­no­cer­nos, sin sa­ber su nom­bre, en­ta­bla­mos una suer­te de amis­tad con la vis­ta. Ja­más ha­bla­mos, pe­ro siem­pre la sa­lu­da­ba an­tes de su­bir­me al co­che, y ella me res­pon­día con una son­ri­sa. Ha­ce mu­cho que no he vuel­to a ver­la, así que su­pon­go que ha­brá fa­lle­ci­do. Pa­ra mu­chos de no­so­tros, la ventana no es más que una fron­te­ra que se­pa­ra un es­pa­cio ce­rra­do de otro abier­to, lo ín­ti­mo de lo des­co­no­ci­do.

Sin em­bar­go, hay fa­ses de la vi­da en la que esos cristales se con­vier­ten en reali­dad en el úl­ti­mo mi­ra­dor. En cier­ta ma­ne­ra, es una for­ma de des­pe­di­da, un adiós anó­ni­mo e in­sig­ni­fi­can­te, que es co­mo trans­cu­rren las tris­te­zas en los ba­rrios. Así son nues­tros co­ti­dia­nos y vul­ga­res epí­lo­gos. Por eso, con los an­cia­nos, me acuer­do de Bau­de­lai­re, que es­cri­bió de las ven­ta­nas, un lu­gar don­de la vi­da sue­ña, su­fre y vi­ve.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.