El juez impu­ta al ex­je­fe de se­gu­ri­dad del ADIF por las 80 muer­tes del Al­via

El ma­gis­tra­do sos­tie­ne que co­no­cía el ries­go de la cur­va y no ac­tuó El cam­bio en el pro­ce­so se de­be a nue­vos in­for­mes pe­ri­cia­les

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Portada - 2y 3

Más de tres años y me­dio des­pués de que se ini­cia­ra la in­ves­ti­ga­ción del ac­ci­den­te de An­grois y seis me­ses des­pués de que la Au­dien­cia Pro­vin­cial de A Co­ru­ña se ne­ga­ra a dar car­pe­ta­zo a la ins­truc­ción, el mis­mo juez que la ha­bía ce­rra­do pro­vi­sio­nal­men­te el año pa­sa­do lla­ma­rá a de­cla­rar co­mo in­ves­ti­ga­do a An­drés Ma­ría Cor­ta­bi­tar­te Ló­pez, el que era di­rec­tor de Se­gu­ri­dad en la Cir­cu­la­ción del ADIF en el mo­men­to de la pues­ta en ser­vi­cio de la lí­nea Ou­ren­se-San­tia­go, por no ha­ber rea­li­za­do una eva­lua­ción de ries­gos in­te­gral que era pre­cep­ti­va nor­ma­ti­va y téc­ni­ca­men­te pa­ra re­du­cir a ni­ve­les to­le­ra­bles el ries­go en la cur­va de An­grois.

En esa cur­va en la que el ADIF des­pre­ció el ries­go evi­den­te del ex­ce­so de ve­lo­ci­dad per­die­ron la vi­da 80 per­so­nas y 144 re­sul­ta­ron he­ri­das. Aho­ra el juez atri­bu­ye a Cor­ta­bi­tar­te 80 de­li­tos de ho­mi­ci­dio y le­sio­nes por im­pru­den­cia gra­ve, al mis­mo ni­vel de res­pon­sa­bi­li­dad que el ma­qui­nis­ta, Fran­cis­co Jo­sé Gar­zón Amo, impu­tado des­de el minuto uno. Pa­ra el juez An­drés La­go Lou­ro, ti­tu­lar del Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 3 de San­tia­go, hay por tan­to dos agen­tes que in­ter­vie­nen en los de­li­tos pro­vo­ca­dos el 24 de ju­lio del 2013: el con­duc­tor del Al­via, «que no ade­cúa la ve­lo­ci­dad del tren, por dis­trac­ción, a las exi­gen­cias de la se­ña­li­za­ción» y, por otro la­do, el res­pon­sa­ble de se­gu­ri­dad del ADIF, que, «te­nien­do co­no­ci­mien­to de la si­tua­ción de ries­go exis­ten­te en la cur­va, in­cum­ple pre­sun­ta­men­te su de­ber de mi­ti­gar di­cho ries­go». Cor­ta­bi­tar­te, que aho­ra rea­li­za otras fun­cio­nes pa­ra el ADIF —es sub­di­rec­tor de In­no­va­ción y Desa­rro­llo Tec­no­ló­gi­co—, de­be­rá de­cla­rar co­mo in­ves­ti­ga­do el pró­xi­mo día 23 (aun­que en otra par­te del au­to se ha­bla del día 22).

En el au­to de 15 pá­gi­nas que ayer sa­lió del juz­ga­do, no se en­cuen­tra nin­gu­na res­pon­sa­bi­li­dad en el equi­po de la unión tem­po­ral de em­pre­sas que eva­luó los ries­gos en el ám­bi­to de los sub­sis­te­mas de se­gu­ri­dad y se­ña­li­za­ción. Es más, se asu­me que avi­sa­ron al ADIF de que exis­tían pe­li­gros que su sis­te­ma no cu­bría y que se ex­por­ta­ban al ma­qui­nis­ta, co­mo era la po­si­bi­li­dad de un ex­ce­so de ve­lo­ci­dad en la cur­va de An­grois, don­de un tren co­mo el Al­via de­bía re­du­cir de 200 a 80 por ho­ra sin que exis­tie­se un con­trol au­to­ma­ti­za­do de la ve­lo­ci­dad (ERTMS) que sí es­ta­ba pre­sen­te en los 84 ki­ló­me­tros an­te­rio­res del re­co­rri­do en­tre Ou­ren­se y San­tia­go, pa­ra­dó­ji­ca­men­te sin una so­la cur­va. Don­de era más ne­ce­sa­rio es­te sis­te­ma no se des­ple­gó, pues se mo­di­fi­có el pro­yec­to ori­gi­nal que lle­va­ba el ERTMS has­ta la es­ta­ción de San­tia­go pa­ra ex­plo­tar la lí­nea en an­cho ibé­ri­co y no ins­ta­lar cam­bia­do­res de an­cho.

In­for­mes pe­ri­cia­les

El juez se ba­sa en los in­for­mes de los pe­ri­tos pa­ra atri­buir a Cor­ta­bi­tar­te una omi­sión de las más ele­men­ta­les nor­mas de cui­da­do, aun­que el in­for­me que ci­ta más a me­nu­do pa­ra sos­te­ner su impu­tación es el del in­ge­nie­ro de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes Cé­sar Ma­ri­ñas Dá­vi­la, el úni­co ele­gi­do por sor­teo y que no es fun­cio­na­rio de la Xun­ta. Es­te ex­per­to cree que la eva­lua­ción de ries­gos era nor­ma­ti­va y téc­ni­ca­men­te ne­ce­sa­ria, y to­dos los pe­ri­tos, tam­bién los de par­te, coin­ci­den en que no se reali­zó. Es de­cir, se pre­ci­sa­ba una eva­lua­ción glo­bal del ries­go en la lí­nea y en par­ti­cu­lar en la cur­va. Cuan­do las em­pre­sas re­mi­ten al ADIF su re­gis­tro de ries­gos —el ha­zard log— y los ele­men­tos que no cu­bre su sis­te­ma, es­tán avi­san­do al ad­mi­nis­tra­dor fe­rro­via­rio de que de­be mi­ti­gar esas ame­na­zas, y no cons­ta que ni si­quie­ra las ha­yan es­tu­dia­do en un in­for­me in­te­gral de ries­gos de la lí­nea. Al otro pe­ri­to que es­tu­dió en pro­fun­di­dad es­te ca­so, el in­ge­nie­ro de ca­mi­nos Juan Car­los Car­ba­llei­ra, le re­cri­mi­na que no ana­li­za­ra si téc­ni­ca­men­te era ne­ce­sa­ria la eva­lua­ción glo­bal.

La­go Lou­ro con­si­de­ra que exis­ten in­di­cios su­fi­cien­tes de que en el ADIF «no se hi­zo to­do lo po­si­ble pa­ra mi­ti­gar el ries­go que fi­nal­men­te desem­bo­có en el re­sul­ta­do fi­nal­men­te pro­du­ci­do». «Lo que des­de lue­go no po­de­mos dis­cu­tir —aña­de— es que la cur­va re­pre­sen­ta­ba un ries­go en sí mis­ma, que ese ries­go ha­bía si­do de­tec­ta­do por la pro­pia UTE y por Ine­co, que ha­bía si­do co­mu­ni­ca­do al ADIF ex­pli­ci­tan­do las li­mi­ta­cio­nes del sub­sis­te­ma su­mi­nis­tra­do pa­ra mi­ti­gar o con­ju­rar di­cho ries­go y que, fi­nal­men­te, por par­te del ADIF, na­da se hi­zo pa­ra eva­luar y re­du­cir di­cho ries­go a pa­rá­me­tros de to­le­ran­cia con­for­me a las exi­gen­cias de las nor­mas».

De acuer­do con la jurisprudencia de los de­li­tos de im­pru­den­cia gra­ve, exis­tía una si­tua­ción de ries­go «evi­den­te» que fue de­tec­ta­do y co­mu­ni­ca­do por las em­pre­sas y por la or­ga­ni­za­ción pú­bli­ca que au­di­tó los sis­te­mas de se­gu­ri­dad (Ine­co). El ADIF te­nía la obli­ga­ción téc­ni­ca y nor­ma­ti­va de ges­tio­nar es­te pe­li­gro has­ta ha­cer­lo to­le­ra­ble, pe­ro no cum­plió con di­cho de­ber, «ha­bien­do to­le­ra­do la ex­por­ta­ción de di­cho ries­go al ma­qui­nis­ta sin efec­tuar una pre­via va­lo­ra­ción in­te­gral de la lí­nea que pro­te­gie­se a los usua­rios fren­te al po­si­ble fa­llo hu­mano, lo que, en tér­mi­nos de con­tri­bu­ción cau­sal al re­sul­ta­do fi­nal­men­te pro­du­ci­do, equi­pa­ra di­cho in­cum­pli­mien­to a la im­pru­den­cia del ma­qui­nis­ta que te­nía el de­ber de con­ju­rar y/o mi­ti­gar».

Es la se­gun­da vez que An­drés Cor­ta­bi­tar­te es impu­tado en es­ta cau­sa. En la pri­me­ra oca­sión fue desimpu­tado por la Au­dien­cia de A Co­ru­ña y se ne­gó a de­cla­rar, co­mo el res­to de los miem­bros del con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción del ADIF, a la es­pe­ra de que se aten­die­ra el re­cur­so.

MÓ­NI­CA FERREIRÓS

Ho­me­na­je de los ve­ci­nos de An­grois a las víc­ti­mas del ac­ci­den­te del Al­via una se­ma­na des­pués de que se pro­du­je­ra el des­ca­rri­la­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.