«El con­duc­tor del co­che no fre­nó»

Los ci­clis­tas atro­pe­lla­dos en Gondomar ase­gu­ran que no pa­ró has­ta que oyó los gri­tos

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - CAR­LOS PON­CE

Los ci­clis­tas atro­pe­lla­dos el do­min­go en Gondomar por un con­duc­tor de 69 años ape­nas tie­nen re­cuer­dos de lo ocu­rri­do. To­do su­ce­dió muy rá­pi­do. Pe­ro de lo que sí se acuer­da al­guno de ellos es de que el hom­bre que con­du­cía el vehícu­lo «no fre­nó» has­ta que oyó los gri­tos de uno de ellos di­cién­do­le que pa­ra­ra. «Arro­lló por de­trás a mis com­pa­ñe­ros y no fre­nó. Yo era el que iba más a la de­re­cha y ti­ré in­me­dia­ta­men­te la bi­ci­cle­ta», re­cuer­da Jo­sé Ma­nuel Mar­tí­nez Pé­rez, de 15 años y el úni­co de to­do el gru­po que se li­bró de ser arro­lla­do en el ac­ci­den­te, ocu­rri­do en la ca­rre­te­ra PO-331.

Jo­nat­han Ca­se­llas, de 18 años, ve­cino de la pa­rro­quia de Chaín, era el úni­co del gru­po que no iba en bi­ci­cle­ta. Que­dó in­cons­cien­te tras ser gol­pea­do por el co­che y ayer se­guía un po­co des­orien­ta­do a pe­sar de ha­ber re­ci­bi­do

ya el al­ta hos­pi­ta­la­ria. «Non me acor­do de na­da. O úni­co que re­cor­do é abrir os ollos e des­per­tar­me no hos­pi­tal», di­jo.

Se­gún se­ña­ló la Po­li­cía Lo­cal de Gondomar tras el ac­ci­den­te, los tes­ti­mo­nios re­co­gi­dos en el lu­gar de los he­chos di­fie­ren so­bre la ubi­ca­ción de los jó­ve­nes. Unos tes­ti­gos in­di­can que iban por el ar­cén de tie­rra, mien­tras que otros se­ña­la­ron que al­guno de ellos ocu­pa­ba el la­te­ral de la ca­rre­te­ra en el mo­men­to del im­pac­to. Las víc­ti­mas ase­gu­ran que iban por el ar­cén y que en nin­gún mo­men­to in­va­die­ron la cal­za­da. La Guar­dia Ci­vil in­ves­ti­ga aho­ra el ca­so pa­ra de­ter­mi­nar la ve­ra­ci­dad de las di­ver­sas ver­sio­nes sur­gi­das a raíz del ac­ci­den­te.

En­ri­que Gon­zá­lez, otro de los jó­ve­nes im­pli­ca­dos, se pro­nun­ció en la lí­nea de sus com­pa­ñe­ros al ase­gu­rar que ape­nas re­cor­da­ba na­da. El jo­ven gon­do­ma­re­ño su­frió una lu­xa­ción en la es­pal­da y di­ver­sas que­ma­du­ras des­pués de que el con­duc­tor del co­che se lo lle­va­ra por de­lan­te.

To­dos los he­ri­dos se en­cuen­tran ya en ca­sa des­pués de ha­ber si­do in­gre­sa­dos en los hos­pi­ta­les de Fá­ti­ma y Ál­va­ro Cun­quei­ro. El ac­ci­den­te se pro­du­jo a la sa­li­da de una cur­va sua­ve. El gru­po fue al­can­za­do con el la­te­ral de­re­cho del vehícu­lo, que im­pac­tó con­tra el jo­ven que su­frió las he­ri­das más gra­ves y con­tra su her­mano. En la prue­ba de al­cohol, el con­duc­tor no al­can­zó la ta­sa má­xi­ma per­mi­ti­da.

Nin­guno de los ci­clis­tas es­ta­ba fe­de­ra­do ni for­ma­ba par­te de nin­gún equi­po. Jo­sé Ma­nuel Mar­tí­nez se di­ri­gía a la pa­rro­quia vi­gue­sa de Za­máns pa­ra par­ti­ci­par en unas prue­bas de­por­ti­vas.

Al lu­gar del atro­pe­llo se tras­la­da­ron tres am­bu­lan­cias del 061, una de ellas me­di­ca­li­za­da pro­ce­den­te de Mos, efec­ti­vos de la Guar­dia Ci­vil de Trá­fi­co y agen­tes de la Po­li­cía Lo­cal de Gondomar.

Es­te ac­ci­den­te se pro­du­jo jus­to el día en que se cum­plía un año del atro­pe­llo múl­ti­ple a un gru­po de ci­clis­tas en A Guar­da en el que mu­rie­ron dos de los miem­bros del pe­lo­tón, mien­tras va­rios com­pa­ñe­ros su­frie­ron he­ri­das de gra­ve­dad.

X. C. GIL

Jo­sé Ma­nuel Mar­tí­nez iba con los ci­clis­tas atro­pe­lla­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.