«Na­die es­tá al mar­gen de la ley», di­ce el Go­bierno tras la con­de­na a Mas

PP, PSOE y C’s, sa­tis­fe­chos con el fa­llo, mien­tras que Po­de­mos lo con­si­de­ra un error

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - M. E. ALON­SO

«Na­die es­tá al mar­gen de la ley». Es la lec­ción que ex­tra­jo el ti­tu­lar de Jus­ti­cia, Ra­fael Ca­ta­lá, de la sen­ten­cia con­tra Ar­tur Mas, Joa­na Or­te­ga e Ire­ne Ri­gau por des­obe­de­cer al Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal en la con­sul­ta del 9N. El mi­nis­tro con­si­de­ró que el fa­llo con­tra el ex­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat y sus dos ex­con­se­je­ras de­mues­tra que es­ta es la prin­ci­pal con­clu­sión «cuan­do un pro­ce­so ju­di­cial se lle­va a ca­bo con to­das las ga­ran­tías». Fue la úni­ca voz del Go­bierno de Ma­riano Ra­joy que se pro­nun­ció ayer al res­pec­to. Y lo hi­zo, pa­ra sor­pre­sa, in­clu­so an­tes de que se co­no­cie­ran los dos años de in­ha­bi­li­ta­ción pa­ra Mas.

Des­de la Mon­cloa se li­mi­ta­ron a mos­trar su má­xi­mo res­pe­to por la in­de­pen­den­cia de la Jus­ti­cia y por el Es­ta­do de de­re­cho. Ni una pa­la­bra so­bre la ope­ra­ción diá­lo­go ca­pi­ta­nea­da por la vi­ce­pre­si­den­ta. Quien sí mos­tró su sa­tis­fac­ción por la con­de­na fue el PP. Su vi­ce­se­cre­ta­rio de Co­mu­ni­ca­ción, Pa­blo Ca­sa­do, in­sis­tió en que «na­die pu­de in­ten­tar que­brar la con­vi­ven­cia de los ca­ta­la­nes» sin que des­pués «el Es­ta- Villegas, de C’s, afir­mó que las le­yes es­tán pa­ra cum­plir­se, no pa­ra sal­tár­se­las

do de de­re­cho fun­cio­ne». Y así lo re­pi­tió una y otra vez el di­ri­gen­te po­pu­lar evi­tan­do en to­do mo­men­to ele­var el tono en de­ma­sía. Tam­po­co qui­so ha­cer una va­lo­ra­ción crí­ti­ca su so­cio de in­ves­ti­du­ra. El se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Ciu­da­da­nos, Jo­sé Ma­nuel Villegas, se ci­ñó a re­cal­car que los po­lí­ti­cos no es­tán por en­ci­ma de la ley. «Es­ta­mos pa­ra cum­plir­la, pe­ro no pa­ra sal­tár­nos­la», di­jo.

Más crí­ti­cos se mos­tra­ron des­de el PSOE so­bre una sen­ten­cia que con­si­de­ra­ron «be­né­vo­la» a la vis­ta de que el fis­cal so­li­ci­ta­ba una in­ha­bi­li­ta­ción de diez años que fi­nal­men­te se que­dó en dos. En cual­quier ca­so, en opi­nión del por­ta­voz par­la­men­ta­rio, An­to­nio Her­nan­do, del PSOE, di­jo que el fa­llo es la con­se­cuen­cia de des­obe­de­cer la ley Her­nan­do, el fa­llo es la «con­se­cuen­cia ló­gi­ca» de la desobe­dien­cia al Cons­ti­tu­cio­nal.

«Una ver­güen­za»

Una vi­sión que no com­par­te el lí­der de Po­de­mos, Pa­blo Igle­sias, pa­ra quien la con­de­na al ex­pre­si­den­te ca­ta­lán por «po­ner ur­nas» es «una ver­güen­za». Aun­que la for­ma­ción mo­ra­da la­men­tó el fa­llo del Tri­bu­nal de Ca­ta­lu­ña, pu­so el acen­to en los ca­sos de co­rrup­ción que afec­tan a Con­ver­gèn­cia. «El pro­ble­ma de Ar­tur Mas y de Con­ver­gèn­cia es el 3 %, no po­ner ur­nas pa­ra que la ciu­da­da­nía se ex­pre­se», re­pro­bó Ire­ne Mon­te­ro, por­ta­voz de Po­de­mos en el Con­gre­so.

Pa­ra la CUP, la sen­ten­cia del 9N es el de­to­nan­te pa­ra ace­le­rar el re­fe­ren­do. Así lo ex­pre­só la pre­si­den­ta del gru­po par­la­men­ta­rio de la CUP, Mi­reia Bo­ya, que en­tien­de que con ella se es­tá «in­ha­bi­li­tan­do» a los 2,3 mi­llo­nes de par­ti­ci­pan­tes en la con­sul­ta, y por eso abo­gó por desaca­tar el fa­llo. En la mis­ma lí­nea, el por­ta­voz de Es­que­rra, Ser­gi Sa­brià, va­lo­ró la de­ci­sión co­mo «in­dig­na y an­ti­de­mo­crá­ti­ca» y la atri­bu­yó a la vo­lun­tad del Es­ta­do de «usar los juz­ga­dos pa­ra in­ten­tar pa­rar un pro­ce­so po­lí­ti­co». Le­jos de ami­la­nar­se, el in­de­pen­den­tis­ta lan­zó una ad­ver­ten­cia al Go­bierno cen­tral: «Lle­ga­re­mos has­ta el fi­nal y pon­dre­mos las ur­nas». Un com­pro­mi­so que man­tie­ne el Go­bierno ca­ta­lán, ya que, se­gún su vi­ce­pre­si­den­te, Oriol Jun­que­ras, lo que ha­ce la sen­ten­cia es «re­afir­mar la vo­lun­tad de cum­plir­lo».

El lí­der del PP en Ca­ta­lu­ña, Xa­vier Gar­cía Al­biol, ce­le­bró el fa­llo que, en su opi­nión, de­be leer­se co­mo una ad­ver­ten­cia a los ac­tua­les di­ri­gen­tes so­be­ra­nis­tas: «Quien la ha­ce la pa­ga». Por su par­te, Sal­va­dor Illa, se­cre­ta­rio de Or­ga­ni­za­ción del PSC, ce­le­bró que la pe­na sea la mí­ni­ma pre­vis­ta con po­si­bi­li­dad de re­cur­so an­te el Tri­bu­nal Su­pre­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.