El jue­go de alian­zas en Ga­li­cia se abre tras el anun­cio

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - DO­MIN­GOS SAM­PE­DRO

Aun­que ha­bía al­gún que otro man­do in­ter­me­dio en el PS­deG-PSOE, si­tua­do en la ór­bi­ta del san­chis­mo, que se en­tre­te­nía ha­cien­do apues­tas a que Su­sa­na Díaz no se atre­ve­ría a dar el pa­so por te­mer a per­der la ba­ta­lla an­te Pe­dro Sán­chez, lo cier­to es que los di­ri­gen­tes so­cia­lis­tas que sí dis­po­nían de in­for­ma­ción co­rrec­ta da­ban por des­con­ta­do que la pre­si­den­ta an­da­lu­za sal­ta­ría a la are­na, lo que abri­rá mu­cho más el jue­go de alian­zas en Ga­li­cia.

La pri­me­ras reacciones al pe­cu­liar preanun­cio de la can­di­da­tu­ra de la an­da­lu­za, que pug­na­rá con Pat­xi Ló­pez y Pe­dro Sán­chez por la se­cre­ta­ría ge­ne­ral del PSOE, lle­ga­ron por bo­ca de su prin­ci­pal apo­yo en Ga­li­cia, Abel Ca­ba­lle­ro, al­cal­de de Vi­go y pre­si­den­te de la FEMP, que ayer se des­hi­zo en elo­gios ha­cia Díaz, des­ta­can­do su «ca­pa­ci­dad de ga­nar elec­cio­nes», de «co­nec­tar» con la ciu­da­da­nía y de ha­cer los aná­li­sis co­rrec­tos pa­ra me­jo­rar la vi­da de las per­so­nas.

Otros di­ri­gen­tes op­ta­ron por ser más mo­de­ra­dos en su va­lo­ra­ción, cons­cien­tes de que la com­pe­ti­ción a tres que en el PSOE pue­de aca­bar de­san­gran­do al par­ti­do no se en­fo­ca de la for­ma co­rrec­ta. Qui­zás por ello el por­ta­voz del PS­deG en el Par­la­men­to ga­lle­go, Xoa­quín Fer­nán­dez Lei­cea­ga, con­fe­só ayer que «a mi­ña as­pi­ra­ción» pa­sa por «man­ter a neu­tra­li­da­de» en to­do es­te pro­ce­so, pa­ra no con­di­cio­nar a los dipu­tados en O Hó­rreo ni la la­bor ins­ti­tu­cio­nal del gru­po. Eso sí, ex­pre­só su de­seo de que la com­pe­ti­ción en las pri­ma­rias sea sa­na y de­mo­crá­ti­ca, y que el par­ti­do sal­ga uni­do y re­for­za­do.

Más tem­pla­da se mos­tró aún Lara Mén­dez, al­cal­de­sa de Lu­go, quien in­ter­pre­tó que el sal­to de Díaz es la cons­ta­ta­ción de que «te­mos un par­ti­do moi vi­vo», con ga­nas de re­sol­ver los pro­ble­mas de la ciu­da­da­nía.

Con el nom­bre de Su­sa­na Díaz ya en cir­cu­la­ción, el jue­go de alian­zas se abre de for­ma no­ta­ble en Ga­li­cia res­pec­to a las pri­ma­rias ga­lle­gas del pa­sa­do abril, po­la­ri­za­das en­tre Lei­cea­ga y Mén­dez Ro­meu. Aho­ra se tra­ta de un jue­go a tres, en el que ha­brá al­gu­nas re­co­lo­ca­cio­nes en los apo­yos.

A prio­ri, el sec­tor que res­pal­dó a Mén­dez Ro­meu, y que se al­zó con el 44 % de los vo­tos de la mi­li­tan­cia en Ga­li­cia, es­tá ali­nea­do con Su­sa­na Díaz, mien­tras que el que apo­yó a Lei­cea­ga, ca­si to­dos ellos san­chis­tas, es­tá aho­ra más frag­men­ta­do, to­da vez que una par­te sig­ni­fi­ca­ti­va de la pro­vin­cia de Lu­go es­tá bas­cu­lan­do en fa­vor de Pat­xi Ló­pez. De ahí que el ex­len­da­ka­ri eli­gie­ra la ciu­dad de la mu­ra­lla pa­ra me­ter la ca­be­za el pró­xi­mo sá­ba­do en Ga­li­cia, des­pués de que Sán­chez lo ha­ga ma­ña­na en Ou­ren­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.