Se­gu­ra y Res­toy des­car­gan en el Ban­co de Es­pa­ña la res­pon­sa­bi­li­dad de Ban­kia

Los ex­car­gos de la CNMV impu­tados en la Au­dien­cia se­ña­lan al supervisor y al au­di­tor

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Economía - ANA BAL­SEI­RO

Ju­lio Se­gu­ra y Fer­nan­do Res­toy, pre­si­den­te y vi­ce­pre­si­den­te de la Co­mi­sión Na­cio­nal del Mer­ca­do de Va­lo­res (CNMV) cuan­do Ban­kia sa­lió a bol­sa, de­cla­ra­ron ayer en la Au­dien­cia Na­cio­nal, des­pués de que la Sec­ción Ter­ce­ra de la Sa­la de lo Pe­nal obli­ga­ra al juez ins­truc­tor, Fer­nan­do An­dreu, a to­mar­les de­cla­ra­ción co­mo in­ves­ti­ga­dos —fi­gu­ra que sus­ti­tu­ye a la an­ti­gua de impu­tados— en el ca­so, al en­ten­der que ha­bía «in­di­cios, múl­ti­ples, bas­tan­tes y con­cu­rren­tes de cri­mi­na­li­dad». Sin em­bar­go, du­ran­te los in­te­rro­ga­to­rios, que en con­jun­to du­ra­ron al­go me­nos de tres ho­ras, am­bos ne­ga­ron cual­quier res­pon­sa­bi­li­dad de la CNMV en la sa­li­da al par­qué de Ban­kia con las cuen­tas pre­sun­ta­men­te fal­sea­das y la des­car­ga­ron en el Ban­co de Es­pa­ña y el au­di­tor, De­loit­te, que eran quie­nes de­bían co­no­cer­las.

Se­gún se­ña­la­ron fuen­tes pre­sen­tes en sus de­cla­ra­cio­nes, am­bos res­pon­die­ron a to­das las pre­gun­tas que les for­mu­ló el le­tra­do de la Con­fe­de­ra­ción In­ter­sin­di­cal de Cré­di­to (CIC), An­drés Her­zog, co­mo acu­sa­ción po­pu­lar «echan­do ba­lo­nes fue­ra». Ni el juez, ni la Fis­ca­lía, ni el FROB —pre­sen­te co­mo acu­sa­ción par­ti­cu­lar— hi­cie­ron pre­gun­tas. Ca­be re­cor­dar que siem­pre se opu­sie­ron a la impu­tación en el ca­so de los ex­res­pon­sa­bles de la CNMV y del Ban­co de Es­pa­ña, que so­lo se ha ma­te­ria­li­za­do por im­po­si­ción de la Sa­la de lo Pe­nal tras las reite­ra­das pe­ti­cio­nes de la CIC.

Se­gu­ra man­tu­vo la mis­ma lí­nea de ex­pli­ca­cio­nes se­gui­da en fe­bre­ro del 2013, cuan­do com­pa­re- Res­toy y Se­gu­ra echa­ron ba­lo­nes fue­ra du­ran­te su de­cla­ra­ción ayer co­mo impu­tados.

ció en el ca­so en ca­li­dad de tes­ti­go, y Res­toy com­par­tió sus ar­gu­men­tos. Así, sub­ra­ya­ron que la CNMV no te­nía res­pon­sa­bi­li­dad en la sa­li­da a bol­sa de Ban­kia, ya que su con­trol era «for­mal» y se li­mi­ta­ba a apro­bar el fo­lle­to de emi­sión de la OPS (ofer­ta pú­bli­ca de sus­crip­ción), que in­cluía las cuen­tas au­di­ta­das y to­da la in­for­ma­ción pre­ci­sa so­bre los ries­gos. In­sis­tie­ron en que no era su co­me­ti­do com­pro­bar la ve­ra­ci­dad de di­chas cuen­tas y que con­fia­ron en la su­per­vi­sión del Ban­co de Es­pa­ña, en los in­for­mes

del au­di­tor y en los de ex­per­tos in­de­pen­dien­tes co­mo AFI y BDO.

No co­no­cían los co­rreos

Ex­pli­ca­ron tam­bién que nun­ca ha­bían te­ni­do co­no­ci­mien­to de los cua­tro co­rreos elec­tró­ni­cos que el ins­pec­tor del Ban­co de Es­pa­ña Jo­sé An­to­nio Ca­saus ha­bía re­mi­ti­do —en­tre abril y ma­yo del 2011— aler­tan­do de la in­via­bi­li­dad del gru­po BFA-Ban­kia.

Res­toy, que fue sub­go­ber­na­dor del Ban­co de Es­pa­ña has­ta el pa­sa­do di­ciem­bre, aún es­ta­ba en

la CNMV cuan­do Ca­saus en­vió los co­rreos en los que la Sa­la de lo Pe­nal se ba­sa pa­ra impu­tar a los an­ti­guos res­pon­sa­bles de los su­per­vi­so­res.

En esos do­cu­men­tos, el ins­pec­tor aler­ta­ba de que la sa­li­da a bol­sa de la en­ti­dad no era la so­lu­ción ade­cua­da —él de­fen­día su ven­ta, pre­fe­ri­ble­men­te a un gru­po ex­tran­je­ro— y ad­ver­tía que aca­ba­ría cau­san­do un gra­ve per­jui­cio eco­nó­mi­co, co­mo fi­nal­men­te ocu­rrió, ya que su res­ca­te re­qui­rió más de 22.000 mi­llo­nes de eu­ros de di­ne­ro pú­bli­co.

JA­VIER LI­ZÓN EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.