El Tu­cu apu­ra el pa­so pa­ra Ru­sia

Her­nán­dez en­tre­nó con to­do el gru­po y Be­riz­zo cuen­ta con él pa­ra la vuel­ta

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes -

To­das las mi­ra­das del Cel­ta es­tán cen­tra­das en el par­ti­do del jue­ves en Kras­no­dar. Los vi­gue­ses ne­ce­si­tan pa­sar pá­gi­na des­pués del cuar­to re­vés con­se­cu­ti­vo en Li­ga y tie­nen an­te sí la opor­tu­ni­dad de ac­ce­der a unos cuar­tos de fi­nal de la Eu­ro­pa Lea­gue por cuar­ta vez en su his­to­ria. Y pa­ra con­se­guir­lo, la par­ti­ci­pa­ción del Tu­cu Her­nán­dez se an­to­ja ca­pi­tal.

El me­dio­cen­tro chi­leno de adop­ción se re­in­cor­po­ró al gru­po en la vuel­ta al tra­ba­jo en la ma­ña­na de ayer y si la evo­lu­ción de su mi­cro­rro­tu­ra fi­bri­lar en el só­leo de­re­cho es óp­ti­ma es­ta­rá en dis­po­si­ción de ju­gar en Kras­no­dar. Be­riz­zo es op­ti­mis­ta: «Es­ta­rá en con­di­cio­nes», di­jo ayer en A Co­ru­ña en un ac­to con mo­ti­vo del der­bi del pró­xi­mo do­min­go.

Her­nán­dez es­tá pa­ra­do des­de el par­ti­do con el Spor­ting, cuan­do ha­bía par­ti­ci­pa­do en la rec­ta fi­nal. Era el si­guien­te en­cuen­tro des­pués del pa­li­zón de Jár­kov pa­ra eli­mi­nar al Shakh­tar. Des­de en­ton­ces, han pa­sa­do tres par­ti­dos y el Cel­ta so­lo ha po­di­do su­mar un pun­to en su au­sen­cia. Ade­más de ga­nar al equi­po ru­so en el par­ti­do de ida.

Por­que su con­tri­bu­ción al jue­go del Cel­ta re­sul­ta más ca­pi­tal de lo que di­cen los nú­me­ros. En Li­ga el equi­po per­dió en tres con­tien­das sin el Tu­cu (las dos ci­tas con el Vi­lla­rreal y la vi­si­ta al Camp Nou). Por con­tra, sa­có ade­lan­te cua­tro par­ti­dos más el em­pa­te con el Es­pan­yol. En Eu­ro­pa no ju­gó en el Áms­ter­dam Are­na con de­rro­ta, pe­ro tam­po­co es­tu­vo en la vic­to­ria del pa­sa­do jue­ves en Ba­laí­dos.

Nú­me­ros al mar­gen, su pre­sen­cia en el cam­po da po­de­río aé­reo al equi­po, sa­li­da de ba­lón y lle­ga­da des­de la se­gun­da lí­nea, ade­más de un tra­ba­jo de­fen­si­vo im­por­tan­te, as­pec­tos que le han con­ver­ti­do en un ju­ga­dor ca­si in­dis­pen­sa­ble pa­ra Be­riz­zo.

Si se re­cu­pe­ra a tiem­po, y te­nien­do en cuen­ta que lle­va tres se­ma­nas pa­ra­do, apor­ta­ría un pun­to de fres­cu­ra a un cen­tro del cam­po vi­gués que acu­mu­la mi­les de mi­nu­tos en las pier­nas de los Wass y Ra­do­ja, que se pre­su­men co­mo com­pa­ñe­ros de via­je pa­ra una ci­ta tan de­ter­mi­nan­te en la que el Cel­ta ten­drá que com­bi­nar mo­men­tos de

Una re­so­nan­cia de­be dic­ta­mi­nar si Mar­ce­lo es­tá en con­di­cio­nes pa­ra ju­gar es­ta se­ma­na

su­fri­mien­to con otros de ata­que pa­ra de­fen­der el gol de ven­ta­ja.

Di­fe­ren­te es la si­tua­ción de Mar­ce­lo Díaz, que aun­que aca­bó el par­ti­do pe­se a la du­ra en­tra­da de Ro­ber­to Sol­da­do an­te el Vi­lla­rreal, ayer se so­me­tió a una re­so­nan­cia mag­né­ti­ca pa­ra co­no­cer el al­can­ce real tras su­frir una tor­sión del to­bi­llo de­re­cho. Hoy se sa­brá el re­sul­ta­do pa­ra co­no­cer si pue­de dispu­tar al­guno o los dos par­ti­dos de es­ta se­ma­na o tie­ne que des­can­sar has­ta des­pués del pa­rón. El chi­leno, pe­se al gol­pe, cua­jó uno de sus me­jo­res par­ti­dos del cur­so el do­min­go aun­que era el se­gun­do con­se­cu­ti­vo en cua­tro días.

Quien es­tá des­car­ta­do por com­ple­to es el por­te­ro Ru­bén Blan­co, que to­da­vía tie­ne pa­ra una se­ma­na más y no es­ta­rá dis­po­ni­ble has­ta des­pués del pa­rón de mar­zo.

ÓS­CAR VÁZ­QUEZ

Tu­cu Her­nán­dez se ha per­di­do los cua­tro úl­ti­mos par­ti­dos del con­jun­to vi­gués.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.