Un der­bi «pa­ra dar ejem­plo»

Be­riz­zo, Mel, Álex Ber­gan­ti­ños y Ru­bén Blan­co re­cuer­dan el buen am­bien­te que se res­pi­ra aho­ra en los der­bis y ape­lan a que se con­ti­núe por el mis­mo ca­mino

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - IVÁN AN­TE­LO

Aban­ca, uno de los pa­tro­ci­na­do­res prin­ci­pa­les de De­por­ti­vo y Cel­ta, reunió ayer a los en­tre­na­do­res de los dos gran­des del fút­bol ga­lle­go, Pe­pe Mel y Eduar­do Be­riz­zo, así co­mo a los ju­ga­do­res Álex Ber­gan­ti­ños y Ru­bén Blan­co, pa­ra al­zar el te­lón en la se­ma­na del der­bi. El ac­to fue con­du­ci­do por Ga­briel Gon­zá­lez Ei­roa, di­rec­tor co­mer­cial de la en­ti­dad fi­nan­cie­ra, que apro­ve­chó pa­ra desear que rei­na­ra la cor­dia­li­dad en el par­ti­do del do­min­go.

«Hoy por hoy po­de­mos ha­blar de un clá­si­co ga­lle­go vi­vi­do en una at­mós­fe­ra de to­tal cor­dia­li­dad, en el que la vio­len­cia ha si­do to­tal­men­te des­te­rra­da. Más allá de cual­quier re­sul­ta­do de­por­ti­va­men­te ha­blan­do, el ver­da­de­ro re­sul­ta­do es dis­fru­tar y vol­ver a ca­sa to­dos con­ten­tos por ha­ber­nos en­fren­ta­do», ex­pre­só Be­riz­zo. «Aho­ra se­gui­mos in­ten­tan­do ven­cer a nues­tro ri­val, pe­ro las ma­ne­ras, el có­mo, tam­bién im­por­tan. To­dos te­ne­mos que ser un ejem­plo, des­de la di­rec­ti­va, que creo que lo ha­ce des­de ha­ce unos años, a los en­tre­na­do­res y los fut­bo­lis­tas en el cam­po, so­bre to­do los que son ga­lle­gos por­que son la ima­gen que

«Aho­ra se­gui­mos in­ten­tan­do ven­cer a nues­tro ri­val, pe­ro las ma­ne­ras, el có­mo, tam­bién im­por­tan»

se ex­por­ta fue­ra. Un par­ti­do tan im­por­tan­te co­mo el que se jue­ga es­te fin de se­ma­na de­be ser­lo por­que los dos equi­pos más im­por­tan­tes de Ga­li­cia den un ejem­plo de sa­ber es­tar», agre­gó Mel.

Los ju­ga­do­res se unen a es­ta cor­dia­li­dad. «Yo tam­bién ten­go fa­mi­lia en Vi­go. Al fi­nal, es­ta­mos mu­cho más uni­dos de lo que nos pa­re­cía y es­to ayu­da a nor­ma­li­zar. En los úl­ti­mos años se ha avan­za­do mu­cho, to­dos he­mos en­ten­di­do que te­nía que ser un der­bi que de­mos­tra­ra a to­do el mun­do lo que es vi­vir una fies­ta en las gra­das», ex­pre­sa Ber­gan­ti­ños. «Es im­por­tan­te dis­fru­tar de es­te ti­po de par­ti­dos. Hay que vi­vir­los con ri­va­li­dad pe­ro sin nin­gún ti­po de ges­tos que pue­dan de­jar al fút­bol en mal lu­gar», in­ci­de Blan­co.

El buen ro­llo fue la tó­ni­ca ha­bi­tual del ac­to, con con­ti­nuos chas­ca­rri­llos vo­lan­do de nor­te a sur, y vi­ce­ver­sa. «Po­de­mos ha­cer un tra­to con Eduar­do [Be­riz­zo]. Si él me di­ce si jue­ga Ia­go [As­pas], yo le di­go si pon­go Álex [Ber­gan­ti­ños]», ex­pre­sa­ba Mel, mi­nu­tos des­pués de es­cu­char có­mo le pre­gun­ta­ban a Be­riz­zo si se le po­día ex­pli­car de al­gu­na ma­ne­ra a As­pas que no ju­ga­ría el der­bi pa­ra des­can­sar del par­ti­do de Li­ga Eu­ro­pa. «No te­nía pen­sa­do de­cír­se­lo», di­jo el téc­ni­co del Cel­ta en­tre ri­sas.

Be­riz­zo tam­bién res­pon­dió con hu­mor so­bre dón­de se vi­ve me­jor un der­bi, si co­mo ju­ga­dor o en­tre­na­dor. «En el te­rreno de jue­go. Por lo me­nos te des­qui­tas a pa­ta­das... [ri­sas]. Sien­do en­tre­na­dor, la ten­sión acu­mu­la­da te la ter­mi­nas lle­van­do a la tri­pa».

Ber­gan­ti­ños re­cor­dó la de­rro­ta por 4-1 en la ida: «Siem­pre se quie­re ga­nar al ri­val y más aún es­te año que te­ne­mos el re­cuer­do ne­ga­ti­vo de lo que su­ce­dió en Vi­go». Y Blan­co la­men­tó per­der­se uno de los gran­des en­cuen­tros del año: «Cuan­do es­tás fue­ra se vi­ve con más ner­vios. Me gus­ta­ría po­der ju­gar, pe­ro no es­toy dis­po­ni­ble. Al ser ga­lle­go, y del Cel­ta de to­da la vi­da, es un par­ti­do que me gus­ta­ría ju­gar».

El ac­to fi­na­li­zó con una so­no­ra car­ca­ja­da y un abra­zo. «Por cier­to, el do­min­go tam­bién es San Jo­sé. Lo di­go por si Eduar­do quie­re re­ga­lar­me al­go...», di­jo Mel, co­mo guin­da.

«Al fi­nal, es­ta­mos mu­cho más uni­dos de lo que nos pa­re­cía y ac­tos co­mo es­te ayu­dan a nor­ma­li­zar» «La vio­len­cia ha si­do to­tal­men­te des­te­rra­da y oja­lá po­da­mos vi­vir clá­si­cos co­mo el pa­sa­do o el an­te­rior» «Hay que dis­fru­tar de la ri­va­li­dad, pe­ro sin nin­gún ti­po de ges­tos que pue­dan de­jar al fút­bol en mal lu­gar»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.