El Par­la­men­to ca­ta­lán ace­le­ra el pro­ce­so de rup­tu­ra tras la sen­ten­cia del 9N

Da otro pa­so ade­lan­te pa­ra apro­bar sin opo­si­ción ni de­ba­te le­yes de des­co­ne­xión

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - CRISTIAN REINO

Ho­ras des­pués del fa­llo ju­di­cial so­bre el 9N, que in­ha­bi­li­ta a Ar­tur Mas, Joa­na Or­te­ga e Ire­ne Ri­gau, el Go­bierno au­to­nó­mi­co, Junts pel Sí y la CUP lo desafia­ron man­te­nien­do in­tac­ta su ho­ja de ru­ta so­be­ra­nis­ta. Pa­ra que se vi­sua­li­ce es­te men­sa­je ace­le­ra­ron los tra­ba­jos pa­ra apro­bar an­tes del ve­rano la ley de tran­si­to­rie­dad ju­rí­di­ca, la nor­ma cla­ve de la le­gis­la­tu­ra con la que quie­ren sen­tar las ba­ses de un fu­tu­ro Es­ta­do y dar co­ber­tu­ra al re­fe­ren­do ile­gal. La ley es­tá guar­da­da en un ca­jón pa­ra evi­tar que la anu­le el Cons­ti­tu­cio­nal, pe­ro a par­tir de ma­ña­na Junts pel Sí y la CUP se pon­drán ma­nos a la obra pa­ra te­ner­la lis­ta pa­ra el mo­men­to que con­si­de­ren de­ci­si­vo.

Sin em­bar­go, an­tes de lle­var­la al pleno, tie­nen que cum­plir va­rios trá­mi­tes par­la­men­ta­rios. Al­gu­nos de ca­la­do, co­mo re­for­mar el re­gla­men­to de la Cá­ma­ra pa­ra que cual­quier gru­po par­la­men­ta­rio pue­da tra­mi­tar pro­po­si­cio­nes de ley en lec­tu­ra úni­ca. Es­ta mo­di­fi­ca­ción del fun­cio­na­mien­to, que ya es­tá re­gu­la­da en el Con­gre­so y otras Cá­ma­ras au­to­nó­mi­cas, de­be ha­cer­se me­dian­te una po­nen­cia, que la Me­sa de la Cá­ma­ra ca­ta­la­na, con los cua­tro vo­tos de Junts pel Sí que le dan la ma­yo­ría en ese ór­gano, apro­bó ayer.

La po­nen­cia se cons­ti­tui­rá ma­ña­na con la au­sen­cia de to­dos los gru­pos de la opo­si­ción, que rechazan un cam­bio uni­la­te­ral en el re­gla­men­to que pre­ten­de que los in­de­pen­den­tis­tas pue­dan

apro­bar a su an­to­jo en un día, en lec­tu­ra úni­ca y sin po­si­bi­li­dad de pre­sen­tar en­mien­das, la ley más tras­cen­den­tal en cua­ren­ta años de au­to­no­mis­mo en Ca­ta­lu­ña.

Ca­len­da­rio ajus­ta­do

Pa­ra los in­de­pen­den­tis­tas, el tiem­po apre­mia. Los 18 me­ses pre­vis­tos pa­ra la le­gis­la­tu­ra se ago­ta­rán en ju­nio y el se­ce­sio­nis­mo tie­ne mu­chas pro­me­sas que cum­plir en tres me­ses si quie­re man­te­ner su ame­na­za. Por eso Mas ins­tó a los su­yos a «apro­ve­char» la sen­ten­cia del 9N pa­ra for­ta­le­cer el pro­ce­so. Su in­ha­bi­li­ta­ción, sin em­bar­go, no ha cau­sa­do

la in­dig­na­ción y la res­pues­ta so­cial que se­gu­ra­men­te pro­vo­ca­rá, si se pro­du­ce, la con­de­na de For­ca­dell. Po­co des­pués de co­no­cer la su­ya, Mas pi­dió al Go­bierno ca­ta­lán «fir­me­za y de­ter­mi­na­ción» y que sus miem­bros no se de­jen «im­pre­sio­nar» por los tri­bu­na­les.

Unas pa­la­bras que el Eje­cu­ti­vo de Car­les Puig­de­mont hi­zo su­yas pa­ra ad­ver­tir al Go­bierno cen­tral de que «no le tem­bla­rán las pier­nas» pa­ra ce­le­brar el re­fe­ren­do en sep­tiem­bre. Co­mo muy tar­de ese mes, por­que la CUP de­jó cla­ro que, si hay más in­ha­bi­li­ta­cio­nes (so­bre to­do la de la pre­si­den­ta

de la Cá­ma­ra ca­ta­la­na), el ca­len­da­rio de­be­rá acor­tar­se. «Man­te­ne­mos inal­te­ra­da nues­tra vo­lun­tad de ha­cer un re­fe­ren­do», ex­pre­só la con­se­je­ra de la Pre­si­den­cia, Neus Mun­té. Los so­be­ra­nis­tas qui­sie­ron apa­re­cer tan con­tun­den­tes en su de­fen­sa de la con­sul­ta se­ce­sio­nis­ta que tan­to Mas co­mo Mun­té in­clu­so des­car­ta­ron elec­cio­nes pa­ra es­te año con el ob­je­ti­vo de de­jar cla­ro que el úni­co plan es la con­sul­ta.

La Ge­ne­ra­li­tat ca­li­fi­có la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Ca­ta­lu­ña con­tra el 9N de «ma­lé­vo­la» y acu­só al Es­ta­do es­pa­ñol de te­ner «fo­bia a la de­mo­cra­cia».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.