La Jus­ti­cia tie­ne en el pun­to de mi­ra a los tres fa­vo­ri­tos a con­quis­tar el Elí­seo

Fi­llon, impu­tado por los em­pleos fic­ti­cios y Ma­cron, in­ves­ti­ga­do por fa­vo­ri­tis­mo

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - ALEXANDRA F. COEGO

Nun­ca an­tes unas elec­cio­nes pre­si­den­cia­les fran­ce­sas han si­do man­cha­das por tan­tos asun­tos ju­di­cia­les. A cua­ren­ta días de la ci­ta, Fra­nçois Fi­llon fue impu­tado ayer por el ca­so de los em­pleos fic­ti­cios y la fis­ca­lía abrió una in­ves­ti­ga­ción pre­li­mi­nar a Em­ma­nuel Ma­cron por fa­vo­ri­tis­mo en re­la­ción a un even­to de em­pre­sa­rios en Las Ve­gas. Jun­to con Ma­ri­ne Le Pen, acu­sa­da de crear dos tra­ba­jos fal­sos en el Par­la­men­to Eu­ro­peo, los tres can­di­da­tos ma­yo­ri­ta­rios a las elec­cio­nes es­tán ba­jo el pun­to de mi­ra de la Jus­ti­cia. La lí­der del FN sa­le sin du­da ga­na­do­ra en es­ta tor­men­ta de es­cán­da­los, ya que su ba­se le tie­ne po­co en cuen­ta sus flir­teos con la ile­ga­li­dad.

El anun­cio de la impu­tación del can­di­da­to con­ser­va­dor lle­gó un día an­tes de lo pre­vis­to. Los jue­ces de ins­truc­ción, en­ca­be­za­dos por el in­fle­xi­ble Ser­ge Tour­nai­re, ade­lan­ta­ron la de­ci­sión pa­ra que la au­di­ción «se desa­rro­lle en con­di­cio­nes de se­re­ni­dad», se­gún el abo­ga­do del ex pri­mer mi­nis­tro. La reali­dad es que pi­dió el ade­lan­to pa­ra evi­tar la ima­gen de Fi­llon sa­lien­do de los juz­ga­dos. So­bre él pe­san los car­gos de «mal­ver­sa­ción de fon­dos pú­bli­cos» y «com­pli­ci­dad y en­cu­bri­mien­to de abu­sos de bie­nes so­cia­les», con­vir­tién­do­se en el pri­mer can­di­da­to impu­tado en la his­to­ria re­cien­te de Fran­cia.

Un «com­plot»

Fi­llon se ne­gó a res­pon­der a las pre­gun­tas de los jue­ces y so­lo le­yó una de­cla­ra­ción en la que, de nuevo, acu­só a los ma­gis­tra­dos de un com­plot. «Han de­ci­di­do con­vo­car­me de for­ma pre­ci­pi­ta­da por he­chos que se re­mon­tan al­gu­nos a más de vein­te Fi­llon evi­tó ha­blar con la pren­sa tras su de­cla­ra­ción leí­da an­te los jue­ces.

años», acu­só. El can­di­da­to in­sis­tió en que el tra­ba­jo de asis­ten­te par­la­men­ta­rio que rea­li­za­ron su es­po­sa, Pe­ne­lo­pe, y sus hi­jos en­tre 1983 y el 2007 (en in­ter­va­los) es de «una reali­dad in­ne­ga­ble». El pe­rió­di­co sa­tí­ri­co Le Ca­nard En­chaî­né re­ve­ló a fi­na­les de enero

que Pe­ne­lo­pe co­bró más de 900.000 eu­ros bru­tos co­mo asis­ten­te de Fi­llon, pe­ro so­lo es­cri­bió dos no­tas de lec­tu­ra a la pu­bli­ca­ción La Re­vue des Deux Mon­des, cu­yo pro­pie­ta­rio es ami­go del can­di­da­to. Ade­más, sus hi­jos ga­na­ron 84.000 eu­ros bru­tos co­mo

C. HARTMANN REUTERS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.