Mi­la­gros cu­li­na­rios con es­pe­cies pes­que­ras po­co pre­cia­das

Ar­ma­do­res vi­gue­ses pre­sen­tan en el Fó­rum el Vi­go Sea Fest

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Sociedad - E. ABUÍN

Ju­lio. Del 7 al 9. Vi­go. En el en­torno del Náu­ti­co. 23.000 me­tros cua­dra­dos. Es el cuán­do y el dón­de del Vi­go Sea Fest (o Fes­ti­val Ar­vi do Pei­xe), la fies­ta de exal­ta­ción del pes­ca­do que se ce­le­bra­rá en la ciu­dad olí­vi­ca pe­ro que los ar­ma­do­res que la im­pul­san pre­ten­den que sea un pro­yec­to co­lec­ti­vo de to­da Ga­li­cia. Por eso la pre­sen­ta­ción de un fes­ti­val en Vi­go se ha he­cho en A Co­ru­ña. En el Fó­rum Gas­tro­nó­mi­co, por­que la gas­tro­no­mía se­rá, con la mú­si­ca y el de­por­te, pi­lar esen­cial de una pro­gra­ma­ción que, ade­más de pro­mo­cio­nar la mar­ca Ga­li­cia, pre­ten­de dar a co­no­cer la ca­ra hu­ma­na de la pes­ca, de esas 30.000 per­so­nas que so­lo en el en­torno de Vi­go de­pen­den de esa ac­ti­vi­dad y, por su­pues­to, po­ten­ciar el con­su­mo de pes­ca­do.

De to­do el pes­ca­do. Del ro­da­ba­llo, del len­gua­do y del me­ro. Pe­ro tam­bién de la lan­gos­ti­lla, el pe­pino de mar, el are­te o la mer­lu­za de co­la. To­dos ha­bi­tan­tes asi­duos de las bo­de­gas de la flo­ta ga­lle­ga. To- dos gran­des des­co­no­ci­dos. Y to­dos con enor­mes po­si­bi­li­da­des cu­li­na­rias. Es­pe­cial­men­te si caen so­bre los fo­go­nes de ma­nos co­mo las de Mi­guel Mos­tei­ro, chef de Chi­co­lino Restauración, que a la vis­ta de un pu­ña­do de asis­ten­tes al Fó­rum Gas­tro­nó­mi­co obró no el mi­la­gro de los pa­nes y los pe­ces, pe­ro sí el de co­lo­car un pez (ra­pan­te) den­tro de un pan (bao) y en­cum­brar­lo a de­li­cia cu­li­na­ria de pri­mer or­den con so­lo re­bo­zar­lo con tem­pu­ra y acom­pa­ñar­lo de al­ga wa­ka­me, pe­pi­ni­llo agri­dul­ce y ma­yo­ne­sa de sal­sa de so­ja.

Y pa­ra el pro­di­gio no fue ne­ce­sa­rio pes­ca­do del fino. Em­pleó ga­llo pe­que­ño, de ese que la flo­ta ha de­ci­di­do no co­mer­cia­li­zar y que des­ti­na a co­me­do­res so­cia­les —100 to­ne­la­das ha en­tre­ga­do des­de el 2010—, quen­lla, una es­pe­cie de ti­bu­rón aquí me­nos­pre­cia­da y que triun­fa en la co­ci­na an­da­lu­za, y mer­lu­za de co­la, que, pre­ci­sa­men­te, es to­do co­la, pe­ro si se re­bo­zan en pan­co —una es­pe­cie de pan ra­lla­do ja­po­nés— aque­llas par­tes que no son co­la, se fríen y se sir­ven so­bre una ca­ma de ver­du­ras sal­tea­das y una cre­ma de apio na­bo, po­co im­por­ta ya que ha­ya que­da­do más pro­duc­to pa­ra fu­met que pa­ra co­mer. Bueno, fu­met en ma­nos de aque­llos que no lle­gan más allá del allo po­rro co­mo pa­ra sa­ber mis­mo de la exis­ten­cia del bul­bo del apio, por­que en ma­nos de Mi­guel Mos­tei­ro, que con­vier­te en to­rrez­nos sa­la­dos las pie­les del ro­da­ba­llo, quién sa­be en qué pue­de con­ver­tir­se ese apén­di­ce de la mer­lu­za de co­la. Por­que si de apro­ve­char y de sos­te­ni­bi­li­dad pes­que­ra se tra­ta, «na­die tie­ne que ve­nir a dar­nos lec­cio­nes», di­jo Ja­vier Tou­za, pre­si­den­te de Ar­vi (Coo­pe­ra­ti­va de Ar­ma­do­res de Vi­go), an­fi­trio­na del Vi­go Sea Fest, arre­me­tien­do así con­tra los «pseu­do­mo­vi­mien­tos pro­tec­cio­nis­tas» que al cues­tio­nar la pes­ca aten­tan con­tra to­do aque­llo que Ga­li­cia ha con­ver­ti­do en una for­ma de vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.