Ju­bi­la­dos de oro

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - El Tiempo - Ma­ri­luz Fe­rrei­ro

Se acor­da­rán de ellos las ge­ne­ra­cio­nes de ni­ños que se han he­cho ma­yo­res ju­gan­do des­cal­zos al fút­bol en esos cam­pos de Dios, que no son ni de tie­rra, aun­que una tar­de cual­quie­ra pue­dan con­ver­tir­se en el cie­lo im­pro­vi­sa­do. Los re­cor­da­rán las chi­cas, las mu­je­res tra­ta­das co­mo fut­bo­lis­tas de cuar­ta en pleno Mun­dial, y las ni­ñas que vie­ron pa­sar de lar­go la pe­lo­ta, co­mo to­da la vi­da. Les de­di­ca­rán al­gún que otro pen­sa­mien­to los in­ge­nuos que creían que po­drían or­ga­ni­zar un tor­neo in­ter­na­cio­nal sin ven­der una pi­la de al­mas al dia­blo. To­dos ellos los ten­drán en men­te. Aun­que, en reali­dad, cual­quie­ra de­be­ría de­di­car­le por lo me­nos un par de pen­sa­mien­tos fu­ga­ces a los ju­bi­la­dos de oro del fút­bol. No, no se tra­ta de es­tre­llas re­ti­ra­das que vi­ven de sus me­jo­res años. No son en­tre­na­do­res que cam­bia­ron el rumbo del jue­go, maes­tros del ajedrez vi­vien­te que eje­cu­ta­ron más de un ja­que ma­te so­bre el ta­ble­ro ver­de. Aquí hay po­cos lau­re­les. Son los miem­bros del Co­mi­té Eje­cu­ti­vo de la FIFA, per­so­nas que de­ci­die­ron re­ga­lar­se ju­bi­la­cio­nes mi­llo­na­rias, pla­nes de pa­go que po­drían es­can­da­li­zar has­ta a Mi­guel Ángel Fer­nán­dez Or­dó­ñez, que ya es de­cir. Y en ese par­ti­cu­lar cam­peo­na­to del mun­do del re­lleno del bol­si­llo ga­na Ángel Ma­ría Villar. Hay que en­ten­der­lo. Otros es­pa­ño­les dispu­tan con pe­sar la pró­rro­ga que les han en­do­sa­do en su ca­mino ha­cia la pen­sión. En cam­bio, a Villar ju­bi­lar­se le cues­ta un ri­ñón y, por jus­ti­cia, se ad­ju­di­ca par­te del otro pa­ra que la re­ti­ra­da no sea tan amar­ga (bo­ni­ta cuen­ta de ga­nan­cias y pér­di­das). Al­guien di­jo que ju­bi­lar­se es co­mo em­pe­zar unas lar­gas va­ca­cio­nes en Las Ve­gas, la idea es dis­fru­tar­lo al má­xi­mo, pe­ro no has­ta el gra­do de que se aca­be el di­ne­ro. Co­mo pa­ra no acor­dar­se. LON­DRES / E. ES­PE­CIAL

Los gai­te­ros, el Cel­tic y el Cel­ta, pai­sa­jes ver­des, llu­via, un hu­mor pe­cu­liar... Las si­mi­li­tu­des en­tre Es­co­cia y Ga­li­cia ha­cen que con el anun­cio de que Ni­co­la Stur­geon pe­lea­rá por la ce­le­bra­ción de un nuevo re­fe­ren­do in­de­pen­den­tis­ta en ple­na ne­go­cia­ción del bre­xit re­vi­va la ini­cia­ti­va hu­mo­rís­ti­ca lan­za­da en In­ter­net pa­ra que los ga­lle­gos sus­ti­tu­yan a los es­co­ce­ses en el Reino Uni­do (al me­nos, en su co­ra­zon­ci­to bri­tá­ni­co).

«No­so­tros, ga­lle­gos, so­mos cons­cien­tes del he­cho de que Es­co­cia pue­de lle­gar a ser in­de­pen­dien­te [...]. No de­bes pen­sar en una so­lu­ción a es­te desafío, por­que he­mos en­con­tra­do una so­lu­ción in­no­va­do­ra. Una pro­pues­ta que us­ted no po­drá re­cha­zar», es­cri­bía ha­ce tres años el vi­gués An­to­nio For­mo­so Co­res en una pe­ti­ción en la pla­ta­for­ma Chan­ge.org, di­ri­gi­da na­da más y na­da que al pri­mer mi­nis­tro de en­ton­ces, Da­vid Ca­me­ron. En aque­lla oca­sión la pro­pues­ta al pre­mier pa­ra que acep­ta­se a Ga­li­cia co­mo par­te in­te­gran­te del Reino Uni­do le fal­tó po­co pa­ra lle­gar a las 2.500 fir­mas. Pe­ro aho­ra, an­te la po­si­bi­li­dad de que ha­ya una nue­va con­sul­ta in­de­pen­den­tis­ta, au­men­tan las op­cio­nes de que ha­ya una nue­va pro­pues­ta rompe­dora di­ri­gi­da a la pri­me­ra mi­nis­tra con­ser­va­do­ra, The­re­sa May.

Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, en es­te ca­so es más lo que une que lo que se­pa­ra. «El acen­to ga­lle­go en in­glés es más fá­cil de en­ten­der que el acen­to es­co­cés», re­co­no­cen en el plan­tea­mien­to ini­cial. Pe­ro re­cuer­dan que Ga­li­cia es, al igual que Es­co­cia, una na­ción cel­ta y ase­gu­ran a in­gle­ses y ga­le­ses que, con los ga­lle­gos a bor­do, no iba a fal­tar­les de na­da. Pa­ra los se­gui­do­res del Cel­tic de Glas­gow siem­pre que­da­rá el Cel­ta de Vi­go. Los aman­tes de los pai­sa­jes in­creí­bles ali­ña­dos con llu­via y nie­bla tam­bién ten­drán su do­sis. Los co­lo­res que com­par­ten las dos ban­de­ras ablan­dan tam­bién el ca­mino. Si se ha­ce la vis­ta gor­da con el azul pue­de que con un nuevo cor­te sea su­fi­cien­te. San­tia­go de Com­pos­te­la bien re­em­pla­za­ría a Edim­bur­go. Pe­ro es que ade­más, a cam­bio, con ga­lle­gos co­mo par­te del Reino Uni­do, se ob­ten­dría a per­so­nas tra­ba­ja­do­ras, que «si las de­jas en paz, nun­ca te mo­les­ta­rán». Tam­bién hay bue­nos sus­ti­tu­tos au­tóc­to­nos pa­ra el hag­gis, esa es­pe­cie de mor­ci­lla es­co­ce­sa, y el whisky se en­cuen­tran en el co­ci­do (in­clu­so el bo­te­lo, pa­ra ser más exac­tos) y el li­cor ca­fé. Su­man­do a eso el he­cho de ha­blar dos len­guas. El es­pa­ñol, pa­ra ha­blar con los me­xi­ca­nos, se­gún en­fa­ti­zan en el ta­bloi­de Mi­rror. El dia­rio ama­ri­llis­ta, que re­co­gió la ini­cia­ti­va, con­fun­de el ga­lle­go con el por­tu­gués pe­ro, en to­do ca­so, ase­gu­ra que per­mi­ti­ría a mu­chos co­mu­ni­car­se tam­bién con Bra­sil. En fin, un mun­do de po­si­bi­li­da­des y pa­ra la ex­plo­ra­ción al otro la­do del Atlán­ti­co. La pro­pues­ta no pa­re­ce de­jar­se na­da en el tin­te­ro, in­clu­so de­ta­lla que la eco­no­mía bri­tá­ni­ca me­jo­ra­rá gra­cias la in­dus­tria pes­que­ra ga­lle­ga y que la tex­til tam­bién ha­rá lo pro­pio gra­cias a Za­ra y el res­to de tien­das del gru­po In­di­tex. El tu­ris­mo cul­tu­ral ten­drá un re­fe­ren­te en el Ca­mino de San­tia­go. Por no ha­blar del ti­rón de la me­jor pla­ya del mun­do, el are­nal de Ro­das, en las is­las Cíes, re­co­no­ci­da co­mo el nú­me­ro uno por los pro­pios me­dios bri­tá­ni­cos. Es­co­cia es fa­mo­sa por sus ma­ris­cos, pe­ro con Ga­li­cia es­tos no fal­ta­rán en la me­sa. To­do ame­ni­za­do con la re­tran­ca, que no tie­ne na­da que en­vi­diar al hu­mor ne­gro de los otros chi­cos del Nor­te. Ca­me­ron se re­sis­tió a se­me­jan­te ten­ta­ción. Pe­ro, si quie­re, May pue­de te­ner un plan B.

La po­si­bi­li­dad de otro re­fe­ren­do ha­ce re­vi­vir la ini­cia­ti­va hu­mo­rís­ti­ca que plan­tea que los ga­lle­gos sus­ti­tu­yan a los es­co­ce­ses en el Reino Uni­do; el ver­de, la gai­ta, el Cel­tic y el Cel­ta...

ED

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.