Si quie­res tra­ba­jo, sé bueno en equi­po

Las empresas cen­tran ca­da vez más sus pro­ce­sos de se­lec­ción de per­so­nal en las ha­bi­li­da­des so­cia­les de los can­di­da­tos. En par­te, por­que au­men­tan la pro­duc­ti­vi­dad

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - CAR­MEN GAR­CÍA DE BUR­GOS

«Al fi­nal, aca­ba­mos en la pro­duc­ti­vi­dad: pro­du­ci­mos más en equi­po que tra­ba­jan­do ca­da uno por su cuen­ta, y me re­fie­ro a equi­pos pro­fe­sio­na­les». Es­ta es, a jui­cio de Jo­sé Ma­ría Co­ru­jo, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Em­pre­sa­rios de la Pe­que­ña y Me­dia­na Em­pre­sa (Aem­pe) de Pon­te­ve­dra, la razón úl­ti­ma que ex­pli­ca la ten­den­cia que es­tá ex­pe­ri­men­tan­do la se­lec­ción de per­so­nal del mer­ca­do la­bo­ral. Las empresas po­nen ca­da día más aten­ción en las ha­bi­li­da­des so­cia­les de los as­pi­ran­tes a un pues­to de tra­ba­jo, has­ta el pun­to de que es­tas tie­nen hoy en día tan­to o más pe­so que los co­no­ci­mien­tos que uno ten­ga.

No es que la ex­pe­rien­cia la­bo­ral y la for­ma­ción ha­yan per­di­do pe­so, es que se dan por su­pues­tos. «La for­ma­ción, en­tre co­mi­llas, se so­bre­en­tien­de en la ma­yo­ría de ca­sos, so­bre to­do si estamos ha­blan­do de la uni­ver­si­ta­ria o pro­fe­sio­nal», ma­ti­za. Por eso, «las ha­bi­li­da­des so­cia­les es­tá cla­ro que son una he­rra­mien­ta de tra­ba­jo fun­da­men­tal, ya no so­lo a ni­vel co­mer­cial, sino pa­ra cual­quier pro­fe­sio­nal o tra­ba­ja­dor que es­té en con­tac­to con pú­bli­co, y siem­pre vas a es­tar­lo de una for­ma más di­rec­ta o más in­di­rec­ta, con tu clien­te».

Se tra­ta de una evo­lu­ción del mer­ca­do la­bo­ral. «To­do cam­bia a mar­chas muy for­za­das, y lo que an­tes te­nía más car­ga de com­pe­ti­ti­vi­dad den­tro in­clu­so de una pro­pia em­pre­sa, hoy se busca ca­da vez más el tra­ba­jo en equi­po. Más que que es­tén pe­lean­do los tra­ba­ja­do­res de una em­pre­sa por as­cen­der y lo­grar un me­jor pues­to de tra­ba­jo, lo que cual­quier fir­ma con sen­ti­do de la ubi­ca­ción y co­mún quie­re es que la gen­te tra­ba­je en equi­po, y que se pro­mo­cio­ne el equi­po, aun­que no sig­ni­fi­ca ne­ce­sa­ria­men­te que to­do el equi­po se pro­mo­cio­ne. Hoy el tra­ba­jo en equi­po es un va­lor», re­co­no­ce el re­pre­sen­tan­te de las py­mes.

Tan­to la co­mu­ni­ca­ción in­ter­na co­mo la ex­ter­na se han con­ver­ti­do en una pie­za cla­ve pa­ra cual­quier em­pre­sa, que ha ido ga­nan­do te­rreno con el pa­so de los años y las nue­vas for­mas de re­la­ción. «Hoy el te­ma de las re­la­cio­nes es muy im­por­tan­te. Na­die en una se­lec­ción de per­so­nal ha­ce un exa­men pro­fe­sio­nal de esa per­so­na, y el cu­rrícu­lo pue­de te­ner una cre­di­bi­li­dad equis. Lo que sí es­tá cla­ro es que en una se­lec­ción de per­so­nal una de las fa­ce­tas cla­ve va a ser el área psi­co­ló­gi­ca o so­cio­ló­gi­ca. El cu­rrícu­lo es una foto fi­ja», ad­vier­te.

Y, en­tre los avi­sos a na­ve­gan­tes, cue­la uno que pa­ra él es fun­da­men­tal des­de ha­ce unos años: las re­des so­cia­les. «A la gen­te, so­bre to­do, jo­ven, siem­pre les di­go que ojo con las re­des so­cia­les y lo que trans­mi­ti­mos a tra­vés de ellas, por­que es una bol­sa de in­for­ma­ción que cual­quier em­pre­sa de se­lec­ción de per­so­nal tie­ne muy im­por­tan­te. Fo­tos o co­men­ta­rios fue­ra de lu­gar que­dan ahí, de mo­do que de ca­ra a un per­fil pro­fe­sio­nal el día de ma­ña­na pue­de ha­cer la pu­ñe­ta a quien ha­ya he­cho ese co­men­ta­rio o in­ter­ca­la­do una foto a des­tiem­po. Al­go que se ha­ce a los 18 años pue­de te­ner re­per­cu­sión a los 28», in­sis­te Jose Ma­ría Co­ru­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.