La fis­ca­la del ca­so De­ni­se, so­bre el acu­sa­do: «Hay gen­te que ma­ta por­que es ma­la»

El su­pues­to ase­sino se ne­gó a de­cla­rar en la pri­me­ra se­sión del jui­cio

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - RE­DAC­CIÓN / LA VOZ

Su abo­ga­do ha­bía ase­gu­ra­do el lu­nes que Mi­guel Ángel Mu­ñoz Blas, acu­sa­do de ase­si­nar a la pe­re­gri­na De­ni­se Pik­ka Thiem, de­cla­ra­ría ayer du­ran­te la pri­me­ra se­sión del jui­cio que se si­gue en la Au­dien­cia de León por es- te ca­so y que res­pon­de­ría a las pre­gun­tas de su abo­ga­do y de las acu­sa­cio­nes. No fue así. El su­pues­to ase­sino de De­ni­se se aco­gió a su de­re­cho a no de­cla­rar. Se­gún el le­tra­do que se en­car­ga de su de­fen­sa, «psi­co­ló­gi­ca­men­te, hoy [por ayer] es­ta­ba pa­ra que pa­sa­ra cual­quier co­sa si se sien­ta a de­cla­rar».

Pe­se a ello, tan­to la Fis­ca­lía co­mo la acu­sa­ción par­ti­cu­lar con­si­de­ran que las prue­bas con­tra Mu­ñoz son con­clu­yen­tes y que, una vez que fi­na­li­ce el jui­cio el 4 de abril y ha­yan de­cla­ra­do los 80 tes­ti­gos pre­vis­tos, el ju­ra­do no ten­drá nin­gu­na du­da so­bre su cul­pa­bi­li­dad. La fis­ca­la del ca­so, Ma­ría Tor­na­di­jo, ase­gu­ró que el acu­sa­do era cons­cien­te de lo que ha­cía por­que «no tie­ne nin­gún pro­ble­ma men­tal». Es más, a su jui­cio, «no to­das las per­so­nas que ma­tan es­tán lo­cas, hay gen­te que ma­ta por­que es ma­la». Pa­ra la fis­ca­la, Mu­ñoz ac­tuó con­tra De­ni­se «con sa­ña y san­gre fría».

Los abo­ga­dos que re­pre­sen­tan a la fa­mi­lia de la víc­ti­ma re­cor­da­ron que el acu­sa­do ha­bía ex­pli­ca­do en su día que cor­tó las ma­nos al ca­dá­ver de De­ni­se con una sie­rra pa­ra bo­rrar prue­bas en su con­tra por­que se ha­bía pro­du­ci­do un for­ce­jeo con la mu­jer. «Eso es al­go que so­lo po­día sa­ber quién lo hi­zo», re­cal­ca­ron. Tam­bién sub­ra­ya­ron que «so­la­men­te quien la ma­tó po­día sa­ber dón­de es­ta­ban en­te­rra­dos sus res­tos», y apun­ta­ron que «cir­cu­la por las re­des un ví­deo es­tre­me­ce­dor» de la re­cons­truc­ción del cri­men en el que se es­cu­cha con to­tal ni­ti­dez y cla­ri­dad al acu­sa­do con­fe­san­do que ma­tó a De­ni­se y ex­pli­can­do con de­ta­lle có­mo lo hi­zo.

Fis­ca­lía y acu­sa­ción par­ti­cu­lar pi­den 25 y 24 años de pri­sión, res­pec­ti­va­men­te, pa­ra el acu­sa­do, 20 por ase­si­na­to y el res­to por el ro­bo con fuer­za de 1.132 dó­la­res que De­ni­se lle­va­ba en­ci­ma cuan­do su ca­mino se cru­zó, su­pues­ta­men­te, con el de Mi­guel Ángel Mu­ñoz Blas. Tam­bién pi­den una in­dem­ni­za­ción de 100.000 eu­ros pa­ra el her­mano de De­ni­se, y de 150.000 pa­ra sus pa­dres.

Por su par­te, el abo­ga­do en­car­ga­do de la de­fen­sa de Mu­ñoz ar­gu­men­ta que las acu­sa­cio­nes pre­sen­tan co­mo he­chos in­con­tes­ta­bles sim­ples «in­di­cios». El le­tra­do pro­cla­mó la inocen­cia de su clien­te y pi­dió su li­bre ab­so­lu­ción. En ca­so de que la pe­ti­ción sea des­es­ti­ma­da, pi­de la apli­ca­ción de la exi­men­te de al­te­ra­ción psí­qui­ca y de la per­cep­ción de la reali­dad de­bi­do a que vi­vió su in­fan­cia en un en­torno di­fí­cil y deses­truc­tu­ra­do, al mo­rir su ma­dre cuan­do era pe­que­ño.

Hoy con­ti­nua­rá el jui­cio en la Au­dien­cia Pro­vin­cial de León con el tes­ti­mo­nio de va­rios agen­tes de po­li­cía, en­tre ellos al­gu­nos miem­bros de la sec­ción de ins­pec­cio­nes ocu­la­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.