Si­gue rom­pien­do mol­des

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - A Fondo - De­ca­na de Cien­cias Em­pre­sa­ria­les In­ves­ti­ga­do­ra de GEN (Universidad de Vi­go) Ele­na Ri­vo

Inditex es una em­pre­sa sin­gu­lar que rom­pe mol­des y lu­ga­res co­mu­nes, y es ex­tre­ma­da­men­te re­le­van­te pa­ra la eco­no­mía ga­lle­ga. Inditex cons­ti­tu­ye un mag­ní­fi­co ejem­plo de có­mo el ca­rác­ter fa­mi­liar de una em­pre­sa es com­pa­ti­ble con al­can­zar un gran ta­ma­ño, in­ter­na­cio­na­li­zar­se y lo­grar ele­va­das co­tas de pro­fe­sio­na­li­za­ción. En es­te sen­ti­do, la em­pre­sa nom­bró a Pa­blo Isla co­mo pre­si­den­te del con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción, cues­tión muy va­lo­ra­da por dos mo­ti­vos: se eli­mi­na la in­cer­ti­dum­bre res­pec­to del fu­tu­ro ges­tor de la em­pre­sa, y se apues­ta por un pro­fe­sio­nal ex­terno a la fa­mi­lia, cons­ti­tu­yen­do una nue­va al­ter­na­ti­va más a ana­li­zar e imi­tar, en ca­so de ser ne­ce­sa­rio, por otras em­pre­sas fa­mi­lia­res, fa­vo­re­cien­do el trán­si­to ge­ne­ra­cio­nal.

En se­gun­do lu­gar, la em­pre­sa ha adop­ta­do una es­tra­te­gia de di­ver­si­fi­ca­ción de mer­ca­dos que le ha per­mi­ti­do ser in­sen­si­ble al ci­clo de ne­go­cios es­pa­ñol e in­clu­so eu­ro­peo du­ran­te los úl­ti­mos años. Al­go más que una anéc­do­ta: en un re­cien­te tra­ba­jo aca­dé­mi­co que ana­li­za la in­fluen­cia del go­bierno cor­po­ra­ti­vo en los re­sul­ta­dos de las em­pre­sas del Ibex 35 du­ran­te la cri­sis, tu­vi­mos que eli­mi­nar la em­pre­sa Inditex de la mues­tra pues­to que dis­tor­sio­na­ba com­ple­ta­men­te los re­sul­ta­dos.

Inditex tam­bién po­ne en ja­que afir­ma­cio­nes que cues­tio­nan la po­si­bi­li­dad de in­no­va­ción en sec­to­res y pro­duc­tos ma­du­ros. La em­pre­sa no so­lo so­cia­li­zó la mo­da a es­ca­la mun­dial, cam­bió co­lec­cio­nes por in­tro­duc­ción de nue­vos pro­duc­tos se­ma­nal­men­te (con­si­guien­do ma­yo­res vi­si­tas de los clien­tes al año), re­vo­lu­cio­nó el con­cep­to de már­ke­ting (sus­ti­tu­yen­do pu­bli­ci­dad por bue­nas ubi­ca­cio­nes)…, sino que si­guió sien­do pio­ne­ra en la in­tro­duc­ción del co­mer­cio elec­tró­ni­co en el tex­til, has­ta la más re­cien­te in­no­va­ción, re­fe­ri­da al re­ci­cla­je de ro­pa usa­da, re­co­gién­do­la en las tien­das o en los do­mi­ci­lios cuan­do se tra­ta de ven­ta on-li­ne.

En el fu­tu­ro apa­re­cen dos cues­tio­nes abier­tas en la mul­ti­na­cio­nal. La pri­me­ra ata­ñe a la po­lí­ti­ca de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial cor­po­ra­ti­va de la em­pre­sa. En los úl­ti­mos años, es­ta ac­ti­vi­dad se ha am­plia­do, con im­por­tan­tes do­na­cio­nes de la Fun­da­ción Aman­cio Or­te­ga en el ám­bi­to sa­ni­ta­rio y con la con­ce­sión de be­cas pa­ra es­tu­dian­tes ga­lle­gos pa­ra me­jo­rar su do­mi­nio de la len­gua in­gle­sa a tra­vés de es­tan­cias en Ca­na­dá y Es­ta­dos Unidos. Un gi­ro loa­ble, pe­ro sus­cep­ti­ble de ser in­ten­si­fi­ca­do. Fi­nal­men­te, se plan­tea la in­cóg­ni­ta so­bre el fu­tu­ro de la em­pre­sa cuan­do el fun­da­dor sal­ga del es­ce­na­rio. Sin Aman­cio co­mo ba­luar­te, ¿man­ten­drá Inditex su se­de en Ar­tei­xo? La res­pues­ta a es­ta pre­gun­ta no es ba­la­dí; el im­pac­to eco­nó­mi­co a to­dos los ni­ve­les en el área ur­ba­na de A Coruña y en el con­jun­to del PIB ga­lle­go se­ría enor­me. No hay que ol­vi­dar que las ex­por­ta­cio­nes del sec­tor tex­til su­pe­raron a las del sec­tor de la au­to­mo­ción el año pa­sa­do.

Pa­ra Ga­li­cia se­ría muy im­por­tan­te ase­gu­rar el fu­tu­ro de la se­de de Inditex en nues­tra co­mu­ni­dad, del mis­mo mo­do que se ha ase­gu­ra­do la ges­tión a tra­vés de la pro­fe­sio­na­li­za­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.