Sán­chez in­ten­ta re­com­po­ner el apo­yo en Ga­li­cia con un gi­ro ha­cia Po­de­mos

El ex­lí­der del PSOE con­gre­ga a más de 600 per­so­nas en su pri­mer ac­to ga­lle­go, pe­ro con po­co apo­yo ins­ti­tu­cio­nal

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - DO­MIN­GOS SAMPEDRO

El au­la Ma­rie Cu­rie del cam­pus uni­ver­si­ta­rio de Ou­ren­se, que dis­po­ne de un afo­ro pa­ra aco­ger a ca­si 500 per­so­nas sen­ta­das, se que­dó ayer muy pe­que­ña pa­ra re­ci­bir a Pe­dro Sán­chez en la pri­me­ra in­cur­sión que ha­ce en Ga­li­cia des­de que anun­ció su in­ten­ción de com­pe­tir nue­va­men­te por la se­cre­ta­ria ge­ne­ral de PSOE. Los acor­des de La in­ter­na­cio­nal so­na­ron con in­ten­si­dad al tér­mino de un ac­to en el que el di­ri­gen­te so­cia­lis­ta se mos­tró muy com­ba­ti­vo con las po­lí­ti­cas de la de­re­cha y es­ce­ni­fi­có un gi­ro ha­cia po­si­cio­nes más pró­xi­mas a Po­de­mos con el pro­pó­si­to de to­car la fi­bra emo­cio­nal del mi­li­tan­te de ba­se y re­com­po­ner el am­plio apo­yo que en su día tu­vo en la co­mu­ni­dad ga­lle­ga.

Pan­car­tas con el le­ma «No es no», que ca­rac­te­ri­zó el re­cha­zo del san­chis­mo a la in­ves­ti­du­ra de Ma­riano Ra­joy, fue­ron ex­hi­bi­das jun­to a otras que re­za­ban «Sí es sí», el es­lo­gan ele­gi­do aho­ra por Sán­chez pa­ra dispu­tar las pri­ma­rias, por par­te de un pú­bli­co enar­de­ci­do, en­tre el que abun­da­ban mi­li­tan­tes y sim­pa­ti­zan­tes lle­ga­dos de to­da Ga­li­cia y el Bier­zo, tal y co­mo cons­ta­tó Ig­na­cio Gó­mez, al­cal­de de Ri­ba­da­via, que los fue sa­lu­dan­do se­gún su pro­ce­den­cia.

Fal­ta­ron, no obs­tan­te, mu­chos de los car­gos ins­ti­tu­cio­na­les ga­lle­gos que siem­pre es­tu­vie­ron al la­do de Pe­dro Sán­chez du­ran­te los dos años que tu­vo man­do en pla­za en Fe­rraz, co­mo es el ca­so del ex­lí­der del PS­deG Jo­sé Ra­món Gó­mez Bes­tei­ro, el pre­si­den­te de la Dipu­tación de A Coruña, Va­len­tín Gon­zá­lez For­mo­so, así co­mo los sec­to­res de la pro­vin­cia de Pon­te­ve­dra ca­pi­ta­nea­dos por el al­cal­de de Vi­go, Abel Ca­ba­lle­ro, o por el se­na­dor Mo­des­to Po­se.

Con to­do, hu­bo al­gu­nos car­gos re­pre­sen­ta­ti­vos que ex­hi­bie­ron su fi­de­li­dad al as­pi­ran­te a las pri­ma­rias, co­mo nu­me­ro­sos al­cal­des de la pro­vin­cia, en­tre ellos el de O Bar­co y a la vez pre­si­den­te de la Fe­gamp, la par­la­men­ta­ria au­to­nó­mi­ca Noe­la Blan­co y Ro­cío de Fru­tos, dipu­tada en el Con­gre­so que se ha eri­gi­do en El por­ta­voz del PSOE en Ou­ren­se ha­ce una fo­to a Pe­dro Sán­chez con la dipu­tada Ro­cío de Fru­tos.

la prin­ci­pal ca­be­za de lan­za del san­chis­mo en Ga­li­cia, al evo­car que ini­ció to­do es­te mo­vi­mien­to de ac­ti­va­ción de las ba­ses en una reunión en la co­ci­na de la mi­li­tan­te Eva Mal­do­na­do.

«Ki­ló­me­tro ce­ro» del cam­bio

El pro­pio Pe­dro Sán­chez pa­re­cía sa­ber per­fec­ta­men­te quién com­po­nía su pú­bli­co: «Gra­cias a la mi­li­tan­cia de ba­se que ha­béis man­te­ni­do la ban­de­ra al­za­da», pro­cla­mó, tras se­ña­lar que su pro­yec­to pa­ra el PSOE pre­ten­de ser el «ki­ló­me­tro ce­ro» del cam­bio po­lí­ti­co de Es­pa­ña.

Abun­dó en que no que­ría un par­ti­do que es­tu­vie­ra ni de­ba­jo ni al la­do del PP, sino «en­fren­te» y pu­so es­pe­cial em­pe­ño en po­la­ri­zar las pri­ma­rias so­lo en­tre dos op­cio­nes, que se­rían la que él re­pre­sen­ta y la que pro­pug­na «la ges­to­ra» de Fe­rraz que, en su opi­nión, es­ce­ni­fi­ca una gran coa­li­ción «que va en con­tra de nues­tro va­lo­res».

Pe­ro qui­zás la trans­for­ma­ción más re­le­van­te de Pe­dro Sán­chez se pro­du­jo en la for­ma de alu­dir a las de­más fuer­zas de iz­quier­da. Mien­tras que en las in­cur­sio­nes que hi­zo en Ga­li­cia en las

S. M. AMIL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.