Un ex­con­ce­jal as­tu­riano del PP se plan­tea de­nun­ciar a Pi­lar de La­ra por pre­va­ri­ca­ción y mal­ver­sa­ción

Cues­tio­na que no se iden­ti­fi­quen los he­chos in­ves­ti­ga­dos y que se use Adua­nas co­mo po­li­cía ju­di­cial

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - EN­RI­QUE G. SOUTO

En un es­cri­to muy du­ro, la re­pre­sen­ta­ción le­gal del ex­con­ce­jal de Na­va (As­tu­rias) Jo­sé Ma­ría Oso­ro (PP) so­li­ci­ta del juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 1 de Lu­go, del que es ti­tu­lar Pi­lar de La­ra, que anu­le to­das las ac­tua­cio­nes so­bre su pa­tro­ci­na­do en el ca­so Po­ké­mon, en­tre otras co­sas, por­que los he­chos in­ves­ti­ga­dos «pa­re­cen ser los mis­mos res­pec­to de los que ya se ha pro­nun­cia­do el Juz­ga­do nú­me­ro 3 de Avi­lés, acor­dan­do el so­bre­sei­mien­to de la cau­sa por pres­crip­ción», en re­la­ción con Aqua- gest. Pe­ro ade­más re­cla­ma in­for­ma­ción, en una cla­ra de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes, «al efec­to de de­du­cir el tan­to de cul­pa por pre­va­ri­ca­ción y/o mal­ver­sa­ción de cau­da­les pú­bli­cos en que po­dría ha­ber in­cu­rri­do la ma­gis­tra­da».

El abo­ga­do, Gon­za­lo Bo­tas, con­si­de­ra que las ac­tua­cio­nes en re­la­ción con su de­fen­di­do son nu­las por va­rias ra­zo­nes, una de ellas «la fal­ta de co­mu­ni­ca­ción de los he­chos con­cre­tos». Otra es que la ci­ta­ción y la no­ti­fi­ca­ción fue­ron efec­tua­das por el Ser­vi­cio de Vi­gi­lan­cia Adua­ne­ra (SVA). En­tien­de que su­po­ne «un que­bran­to de las for­mas y ga­ran­tías pro­ce­sa­les, ab­so­lu­ta­men­te in­mo­ti­va­da pues es la pri­me­ra no­ti­fi­ca­ción ofi­cial que se tie­ne de es­te pro­ce­di­mien­to, una ab­so­lu­ta irre­gu­la­ri­dad inex­pli­ca­ble, que po­dría in­clu­so su­po­ner una mal­ver­sa­ción de cau­da­les pú­bli­cos al es­tar des­ti­nan­do a fun­cio­na­rios de una ad­mi­nis­tra­ción a fi­nes dis­tin­tos de los pro­pios, con lo que eso su­po­ne de des­aten­ción de sus fun­cio­nes». Aún más: «La reite­ra­ción por el Juz­ga­do en es­ta con­duc­ta de des­aten­ción de las más ele­men­ta­les nor­mas pro­ce­sa­les, po­dría in­clu­so su­po­ner la co­mi­sión de otro ti­po de ilí­ci­to pe­nal al dic­tar a sa­bien­das una re­so­lu­ción in­jus­ta, pues es­ta nor­mas que ri­gen el pro­ce­di­mien­to, no pue­den ser des­co­no­ci­das por el juz­ga­do».

El abo­ga­do con­si­de­ra nu­las igual­men­te las di­li­gen­cias de in­ves­ti­ga­ción, ates­ta­dos y de­más la­bo­res de po­li­cía ju­di­cial rea­li­za­da por el Ser­vi­cio de Vi­gi­lan­cia Adua­ne­ra. El le­tra­do se­ña­la que si los de­li­tos que se pre­ten­de per­se­guir son los de trá­fi­co de in­fluen­cia, cohe­cho y re­ve­la­ción de in­for­ma­ción pri­vi­le­gia­da, el SVA no es com­pe­ten­te, por­que, se­gún su in­ter­pre­ta­ción, so­lo lo es en re­la­ción con de­li­tos de con­tra­ban­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.