El pre­sun­to ce­re­bro de la red Pre­to­ria con­fir­ma mor­di­das del 4 % en el en­torno más pró­xi­mo a Pu­jol

Lui­gi di­ce que Pre­na­fe­ta y Ala­ve­dra tam­bién co­bra­ron co­mi­sio­nes

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - MELCHOR SAIZ-PAR­DO

El 4 % vuel­ve a apa­re­cer en un jui­cio so­bre co­rrup­ción en Ca­ta­lu­ña. El ex­dipu­tado del PSC y pre­sun­to ce­re­bro de la tra­ma Pre­to­ria Luis An­drés Gar­cía, más co­no­ci­do co­mo Lui­gi, apun­tó ayer en la Au­dien­cia Na­cio­nal con­tra el en­torno más cer­cano del ex­pre­si­den­te Jor­di Pu­jol. Lui­gi, que en to­do mo­men­to ne­gó ser el con­se­gui­dor y co­mi­sio­nis­ta de la red co­rrup­ta, sí que con­fe­só que el ex­se­cre­ta­rio de Pre­si­den­cia Lluís Pre­na­fe­ta y el ex­con­se­je­ro de Eco­no­mía Ma­cià Ala­ve­dra lle­ga­ron a co­brar una mor­di­da del 4 % por in­ter­me­diar en dos ope­ra­cio­nes ur­ba­nís­ti­cas. De acuer­do con la con­fe­sión de es­te impu­tado, que se en­fren­ta a una pe­ti­ción de 8 años de cár­cel y a una mul­ta de 22,6 mi­llo­nes de eu­ros, los que fue­ron mano de­re­cha del ex­pre­si­den­te Pu­jol se hi­cie­ron con esas coimas en con­cep­to de «in­ter­me­dia­ción pri­va- da». Ellos, re­la­tó Lui­gi, fue­ron los que le pre­sen­ta­ron a la per­so­na que le com­pró unos te­rre­nos de su pro­pie­dad en los mu­ni­ci­pios bar­ce­lo­ne­ses de Ba­da­lo­na y San An­drés de Lla­va­ne­ras. Esa ope­ra­ción su­pu­so un be­ne­fi­cio cer­cano a los 800.000 eu­ros, se­gún las es­ti­ma­cio­nes del fis­cal. Ese por­cen­ta­je del 4 % coin­ci­de con el que, se­gún los impu­tados del ca­so Pa­lau, tam­bién pa­ga­ron al­gu­nas de las em­pre­sas be­ne­fi­cia­das por los con­cur­sos pú­bli­cos de la Ge­ne­ra­li­tat de Ca­ta­lu­ña.

Ba­lo­nes fue­ra

Has­ta es­ta con­fe­sión, Lui­gi, acu­sa­do de tres de­li­tos de trá­fi­co de in­fluen­cias y de blan­queo de ca­pi­ta­les, se de­di­có a lan­zar ba­lo­nes fue­ra. Ne­gó la prin­ci­pal de las acu­sa­cio­nes de la Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción: la de ha­ber re­ci­bi­do in­for­ma­ción pri­vi­le­gia­da del Ayun­ta­mien­to de Santa Co­lo­ma de Gra­ma­net y lue­go ne­go­ciar con ella. «Nun­ca he te­ni­do nin­gún po­der en el ayun­ta­mien­to ni he me­dia­do en nin­gún con­cur­so», ase­gu­ró el impu­tado, quien in­sis­tió en que «ja­más» ha­bía vis­to un plie­go del con­sis­to­rio, a pe­sar de que en la sa­la se es­cu­cha­ron las gra­ba­cio­nes en las que él mis­mo apa­re­ce tra­tan­do de las alu­di­das ad­ju­di­ca­cio­nes.

Más allá de Lui­gi, la otra con­fe­sión que mar­có la ter­ce­ra jor­na­da del jui­cio a la tra­ma Pre­to­ria fue la del em­pre­sa­rio Manuel Ca­rri­llo, pro­pie­ta­rio de la so­cie­dad Li­ma­sa. Tras lle­gar a un acuer­do con la Fis­ca­lía pa­ra acep­tar una con­de­na de seis me­ses de cár­cel y una mul­ta de po­co más de 12.000 eu­ros, des­ve­ló que pa­gó 7.200 eu­ros al exal­cal­de so­cia­lis­ta de Santa Co­lo­ma de Gra­ma­net Bar­to­meu Mu­ñoz pa­ra con­se­guir la ad­ju­di­ca­ción del con­tra­to de lim­pie­za de edi­fi­cios y co­le­gios del mu­ni­ci­pio. Ade­más, ha re­co­no­ci­do la ve­ra­ci­dad de una es­cu­cha te­le­fó­ni­ca re­pro­du­ci­da por la Sa­la en la que él y Mu­ñoz tra­ta­ban so­bre el pro­ce­so de ad­ju­di­ca­ción del con­tra­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.