«Se­gui­re­mos sien­do un des­tino atrac­ti­vo pa­ra es­tu­diar, in­ver­tir o via­jar tras la sa­li­da de la UE»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional -

Si­mon Man­ley (Lon­dres, 1967) es el em­ba­ja­dor del Reino Uni­do en Es­pa­ña des­de oc­tu­bre del 2013. An­tes tra­ba­jó en di­fe­ren­tes de­par­ta­men­tos de la ad­mi­nis­tra­ción en Lon­dres, don­de se en­car­gó, en­tre otras áreas, de la coor­di­na­ción con los ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia es­pa­ño­les. Se­gui­dor del Ar­se­nal, se de­fi­ne co­mo «un hom­bre de The­re­sa May, co­mo an­tes lo fui al ser­vi­cio de Da­vid Ca­me­ron». Ha pa­sa­do las dos úl­ti­mas se­ma­nas al fren­te de un au­to­bús con el que ha re­co­rri­do to­do el nor­te de Es­pa­ña, des­de Za­ra­go­za a A Coruña, pa­ra ex­pli­car las bon­da­des de su país y las opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio pa­ra las em­pre­sas es­pa­ño­las. De paso, le ha to­ca­do di­si­par al­gu­nas du­das so­bre la ne­bu­lo­sa del bre­xit. «Lo que hay son mu­chos ru­mo­res que se han ex­pan­di­do sin mo­ti­vo», re­la­ta Man­ley. —¿Qué es lo que más mie­do le da a los es­pa­ño­les del —Se nos ha acer­ca­do mu­cha gen­te a pre­gun­tar, por­que hay mu­cha in­cer­ti­dum­bre. El Go­bierno bri­tá­ni­co, co­mo el es­pa­ñol, es­tá in­ten­tan­do eli­mi­nar pre­jui­cios e in­for­ma­cio­nes erró­neas y una ini­cia­ti­va co­mo es­ta de re­co­rrer el país en bus nos pa­re­ce muy po­si­ti­va en es­tos mo­men­tos. —Pe­ro la nue­va si­tua­ción ya ame­na­za con ge­ne­rar agra­vios en­tre los ciu­da­da­nos co­mu­ni­ta­rios y los bri­tá­ni­cos. —Lo pri­me­ro que sue­lo de­cir es que no­so­tros nos va­mos de

—¿Us­ted es­tá a fa­vor del —Yo es­toy a fa­vor de lo que diga el Go­bierno. —Pe­ro den­tro de los con­ser­va­do­res, el par­ti­do de May, hay opi­nio­nes pa­ra to­dos los gus­tos. John Ma­jor aca­ba de pe­dir que se fre­ne la sa­li­da. —In­sis­to en que la de­ci­sión es­tá to­ma­da. So­mos una gran de­mo­cra­cia y hay que res­pe­tar la vo­lun­tad po­pu­lar. La ma­yo­ría de­ci­dió bre­xit. Y el tra­ba­jo de nues­tro Go­bierno, co­mo el de Es­pa­ña y el res­to de paí­ses eu­ro­peos, es al­can­zar el me­jor acuer­do po­si­ble pa­ra cons­truir un es­pa­cio de re­la­ción en po­si­ti­vo, con es­tre­chos víncu­los y ca­paz de ga­ran­ti­zar el pro­gre­so de to­dos. —Hay vo­ces re­cla­man­do un se­gun­do re­fe­ren­do. —Yo creo que no ha­brá se­gun­do re­fe­ren­do. In­sis­to en que so­mos una de­mo­cra­cia y hay que res­pe­tar lo vo­ta­do. —Ir­lan­da del Nor­te o Es­co­cia ame­na­zan con ace­le­rar sus pro­ce­sos in­de­pen­den­tis­tas si se con­so­li­da Man­ley, al pie del bus con el que pro­mo­cio­na su país.

la sa­li­da de la Unión Eu­ro­pea. —So­lo pue­do de­cir­le que el Reino Uni­do vo­tó el pa­sa­do mes de ju­nio co­mo un país uni­do y que ne­go­cia­re­mos el bre­xit co­mo un país uni­do. Cla­ro que es­ta­mos ha­blan­do y ha­bla­re­mos con Edim­bur­go, Bel­fast o Car­diff pa­ra ade­cuar sus de­man­das a nues­tras ne­go­cia­cio­nes, pe­ro no creo que se ace­le­re nin­gún pro­ce­so in­de­pen­den­tis­ta

por cum­plir con la de­ci­sión del pue­blo bri­tá­ni­co. —Mu­chos ciu­da­da­nos co­mu­ni­ta­rios te­men la pér­di­da de de­re­chos de sus re­si­den­tes en el Reino Uni­do por las po­si­bles res­tric­cio­nes del —Ha­blá­ba­mos an­tes de los ru­mo­res que ge­ne­ra­ban in­cer­ti­dum­bre y es­te es un ejem­plo más de esas in­for­ma­cio­nes erró­neas. Nues­tro Go­bierno ga­ran­ti­za­rá la igual­dad de to­dos los re­si­den­tes de la UE en el Reino Uni­do por­que ese es el ca­mino pa­ra re­cla­mar un tra­to idén­ti­co pa­ra los mi­les de nues­tros com­pa­trio­tas que re­si­den en Eu­ro­pa, en­tre ellos los 11.000 que vi­ven en Ga­li­cia o los 300.000 que hay en Es­pa­ña. Si­mon Man­ley con­si­de­ra que Ga­li­cia pue­de ser una de las áreas más be­ne­fi­cia­das tras el bre­xit por su cer­ca­nía al Reino Uni­do y por las opor­tu­ni­da­des pa­ra ha­cer ne­go­cios. «Se­gui­re­mos sien­do un des­tino atrac­ti­vo pa­ra es­tu­diar, in­ver­tir o via­jar tras la sa­li­da de la UE», ex­pli­ca mien­tras re­cuer­da la hue­lla de su país en la Co­mu­ni­dad, des­de la tra­ge­dia del Ser­pent a los dos pe­da­zos de te­rreno de so­be­ra­nía bri­tá­ni­ca en A Coruña, la tum­ba de sir John Moo­re y el ce­men­te­rio in­glés. —¿Qué busca el Reino Uni­do en Ga­li­cia? —Ta­len­to y atraer in­ver­sio­nes. Te­ne­mos cua­tro de las diez me­jo­res uni­ver­si­da­des del mun­do y hay mi­les de es­tu­dian­tes que ca­da año vienen a nues­tro país. Y que­re­mos atraer in­ver­sio­nes, cla­ro. No so­lo de las gran­des em­pre­sas co­mo Inditex, sino tam­bién de las py­mes que ten­gan va­lor aña­di­do. —¿Qué opor­tu­ni­da­des ve a me­dio y lar­go pla­zo? —Di­ría que se dis­tri­bu­yen en tres gran­des áreas. La pri­me­ra es la cons­truc­ción de fe­rro­ca­rril de al­ta ve­lo­ci­dad, pues te­ne­mos un am­bi­cio­so plan pa­ra in­ver­tir 75.000 mi­llo­nes de eu­ros en una lí­nea en­tre Lon­dres, Bir­ming­ham y Man­ches­ter. Y Es­pa­ña tie­ne mu­chos in­ge­nie­ros ex­per­tos. El se­gun­do sec­tor cla­ve es el de las ener­gías re­no­va­bles, so­mos pun­te­ros en eó­li­ca ma­ri­na y pre­ten­de­mos se­guir cre­cien­do. El ter­cer gran po­lo de atrac­ción se­rá el de la au­to­mo­ción en lo que se re­fie­re a la in­dus­tria au­xi­liar de las gran­des mar­cas, que ca­da año mue­ve unos mil mi­llo­nes de eu­ros de fac­tu­ra­ción. En to­dos esos cam­pos Es­pa­ña tie­ne mu­cho que ofre­cer. Las gran­des em­pre­sas son trans­na­cio­na­les y ha­ce mu­cho tiem­po que han su­pe­ra­do las fron­te­ras. El Reino Uni­do cree en el po­der li­be­ra­dor del li­bre mer­ca­do y de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca co­mo fac­tor de unión y pro­gre­so.

CÉ­SAR QUIAN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.