Por el bien de la co­me­dia, no

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - MI­GUEL AN­XO FER­NÁN­DEZ

La co­me­dia es­pa­ño­la, gé­ne­ro que en to­do el si­glo XX pa­só por pi­cos y va­lles (pa­ra pi­cos los años 50 y par­te de la dé­ca­da si­guien­te, con una li­ge­ra re­mon­ta­da en los 70…), erre que erre si­gue a lo su­yo, en­tre­ga­da hoy a los mo­dos, ma­ne­ras y pea­jes de la sit­com te­le­vi­si­va. Co­mo en Es por tu bien. Ma­no­sea gags y si­tua­cio­nes; ig­no­ra la ca­den­cia rít­mi­ca del buen gé­ne­ro (con­fun­den la ve­lo­ci­dad con el to­cino…); sus per­so­na­jes son ca­ri­ca­tu­ras, ade­más de mo­ver­se ace­le­ra­dos y co­to­rrear co­mo en la te­le. Es ver­dad que, gra­cias al bom­bar­deo pro­mo­cio­nal de la ca­de­na im­pli­ca­da (en es­te ca­so, Te­le­cin­co Ci­ne­ma), la ta­qui­lla cuen­ta con su sim­pa­tía, con­fir­man­do que al pú­bli­co no le im­por­ta cam­biar du­ran­te un par de ho­ras el so­fá de su sa­lón por la bu­ta­ca de un ci­ne. De paso, ti­ran­do de eu­fe­mis­mo, to­dos con­ten­tos: los pro­duc­to­res re­cu­pe­ran la pas­ta y los ex­hi­bi­do­res en­gor­dan su cuen­ta de be­ne­fi­cios. Es­tu­pen­do, en­ton­ces, aun­que no pa­rez­ca muy ho­nes­to co­brar al es­pec­ta­dor por lo que pue­de ver gra­tis en ca­sa. Pe­li­llos a la mar.

Tam­po­co cai­ga­mos en la tram­pa de pe­dir pe­ras al ol­mo. The­rón tie­ne en­tre sus cré­di­tos te­le­vi­si­vos epi­so­dios de se­ries co­mo El bar­co, Ch­rin­gui­to de Pe­pe y Ol­mos y Ro­bles, mien­tras que en los ci­ne­ma­to­grá­fi­cos, Fu­ga de ce­re­bros 2 e Im­pá­vi­do. Va­mos, ca­ne­la en ra­ma… Sus guio­nis­tas, ta­les bai­lan. Aun ad­mi­tien­do que ni pre­ten­den ha­cer arte ni al­ta co­me­dia, un pe­lín de me­su­ra en las si­tua­cio­nes, un to­que de fres­cu­ra a los diá­lo­gos y un res­pe­to ha­cia el gé­ne­ro, por po­co que fue­se, ha­bría de­ri­va­do en un pro­duc­to igual­men­te re­sul­tón en ta­qui­lla y al mis­mo tiem­po re­afir­ma­ría que el ci­ne es­pa­ñol ya es ma­yor­ci­to en lo de pro­vo­car car­ca­ja­das y reír­se de la vi­da. Tres pa­dra­zos preo­cu­pa­dos por los no­vios que han ele­gi­do sus hi­jas... Sue­na bien de en­tra­da, pe­ro in­tui­mos que en el desen­la­ce lle­ga­rá el trá­ga­la, co­mo no po­dría ser de otra ma­ne­ra. ¿Que si en­tre­tie­ne? Igual que un epi­so­dio de cual­quier sit­com cas­ti­za. Pe­ro se­ño­res, cuan­do ha­gan ci­ne, que sea ci­ne, de la mis­ma ma­ne­ra que ha­cer poe­sía no es com­po­ner ri­pios… Sin du­da, pre­di­ca­mos en el de­sier­to, así que si­ga­mos pe­can­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.